Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/22/2009 12:00:00 AM

Los cuentos del “chino” Fujimori no convencieron

En el segundo juicio por corrupción el presidente peruano dijo que dio 15 millones a Montesinos para evitar un golpe de Estado. Su argumento falló y fue hallado culpable.

Los cuentos del “chino” Fujimori no convencieron El ex presidente peruano Alberto Fujimori entrando a la sala de juicio en Lima, días antes de su condena por corrupción. Foto: AP Foto/Karel Navarro
En su alegato del pasado viernes en el juicio sobre el pago ilegal de 15 millones de dólares a Montesinos, Fujimori intentó reescribir la historia de los últimos meses de su mandato. En el “contexto inusual y extraordinario” del 2000, había decidido postular y entregar la presidencia al primer vicepresidente, Francisco Tudela, lo que garantizaría la estabilidad del país, explicó.

Esta decisión “fue una bomba para Montesinos, su cúpula militar y su propio proyecto político”, quien al verse alejado del poder comenzó a planificar un golpe de Estado. “Estando todo un país en juego, había que recurrir a una medida extrema”, y aceptar la entrega del dinero que exigía a cambio de su salida del país, que luego se recuperaría. Según el ex Presidente, pasada la medianoche del día de finales de octubre en que tuvo el último contacto con su ex asesor y “luego de horas de intensa búsqueda se logró recuperar 15 millones de dólares”, en las instalaciones del Servicio de Inteligencia del ejército.

Con esta versión simplificada e imprecisa, Fujimori pretendió exculparse por un hecho de corrupción cometido mediante la expedición abusiva de un decreto extraordinario, que autorizó la transferencia presupuestal a Montesinos que no fue aprobado en el Consejo de Ministros, no se le dio cuenta al Congreso ni fue publicado. El tribunal que lo juzgó en un juicio de apenas cuatro sesiones, no atendió los argumentos políticos que esgrimió el ex presidente. Tampoco encontró atenuantes por la devolución del dinero.

Sin embargo, como se esperaba una sentencia condenatoria, el ex Presidente dio de nuevo un espaldarazo a las ambiciones presidenciales de su hija, quien se mantuvo alejada de este proceso y no asistió a la sede judicial donde se emitió el fallo. “Se pretende no tener a Fujimori libre porque cambiaría el escenario político”, afirmó el pasado viernes, aludiendo a la posición de Keiko Fujimori que encabeza las encuestas de las elecciones de 2011.

A este le sigue otro juicio por varias causas reunidas: el soborno a congresistas para que apoyaran su reelección de 2000, la compra de un canal de Noticias por cable con fondos públicos y las chuzadas telefónicas a políticos, empresarios, periodistas y funcionarios, programado para el próximo mes de agosto.











VIDEOS MÁS VISTOS

  • Tejedora de la memoria

    Tejedora de la memoria

    close
  • Aumento del salario mínimo: tire y afloje entre el 4 y el 12%

    Aumento del salario mínimo: tire y afloje entre el 4 y el 12%

    close
  • El joven de Buenaventura que cena con la reina Isabel II

    El joven de Buenaventura que cena con la reina Isabel II

    close
  •  Las lecciones de mis 50 años

    Las lecciones de mis 50 años

    close
  • Una utopía para la paz

    Una utopía para la paz

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1910

PORTADA

Duque: ¿Llegó el momento de dar un timonazo?

¿Es hora de que el presidente Duque introduzca ajustes en su gobierno? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1910

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.