Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Tormenta
Los científicos dicen que la megatormenta se pudo evitar el siglo pasado, pero en este es difícil decir lo mismo. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

estados unidos

California, EE. UU., estaría amenazada por una megatormenta, según la ciencia, ¿por qué?

En términos científicos, a esta gran tormenta se le conoce como ríos atmosféricos y el estado pondría a prueba las represas que tiene.

El estado de California, por su ubicación geográfica, tiende a registrar probables catástrofes ambientales como terremotos o sequías. Usualmente, sus habitantes suelen estar preparados para experimentar algún cambio en el entorno, sin embargo, un grupo de investigadores han alertado sobre la llegada de una posible tormenta a este territorio, la cual podría ser un fenómeno devastador.

Según la historia, hace más de 150 años ocurrió algo similar, pues Los Ángeles aguantó la lluvia por un mes y esto trajo consigo consecuencias fatales.

Es por ello que un estudio publicado en Science Advances consigna que el aval científico no descarta la idea de que en los próximos días se efectúe una tormenta sobre el Pacífico, cerca de Hawái. A pesar de que no se tiene el dato exacto del día o la hora, las nubes se ubican cerca a la costa oeste.

En el proceso de la formación de la lluvia, las nubes tienen columnas de vapor que están acompañadas de vientos. En el caso de que se dé dicha tormenta, estos tendrían cientos de kilómetros de ancho y casi 2.000 kilómetros de largo. Lo que quiere decir que el agua predominará y podría ser 26 veces mayor que la desembocadura del río Misisipi en el golfo de México.

En consecuencia, si la tormenta llegara a California, habría un choque con las montañas de la zona empujándose hacia arriba, por lo que los investigadores predicen que se enfriaría la carga útil de vapor y se podrían dar semanas con altas precipitaciones e incluso nevados.

Asimismo, en la publicación se estima que si llegara a pasar el fenómeno, millones de desplazamientos saldrían a la vista, las autopistas interestatales se verían truncadas y habría inundaciones en centros interestatales como Stockton, Fresno y partes de Los Ángeles.

En términos científicos, a esta gran tormenta se le conoce como ríos atmosféricos. Así que para California sería una prueba de las represas que tiene. Las capas de precipitación de las megatormentas son inmensas y los planes de este estado para controlar el fenómeno podrían ser inestables, aseguran los expertos.

Cielo verde / Tormenta
Fenómeno natural que tiñe el cielo de color verde esmeralda. Foto de referencia, Getty Images. - Foto: Getty Images

Sumado a esto, el calentamiento global también toma relevancia en este caso, puesto que el grupo de científicos estima que por el impacto humano con la quema de fósiles, las posibilidades de megatormenta en California aumenta de 1 a 50.

Así las cosas, para los investigadores, este tipo de tormentas son extremas, pero no se estarían alejando de la realidad. Antes no se contemplaba una posibilidad de estas, pero hoy en día este promedio estaría creciendo y los riesgos son muchos.

Daniel L. Swain, científico climático de la Universidad de California en Los Ángeles, quien preparó el nuevo estudio con Xingying Huang del Centro Nacional de Investigación Atmosférica en Boulder, en Colorado, explica que el fenómeno se pudo evitar durante el siglo pasado, pero le “sorprendería mucho que se evite en el 21″.

La detección de estos ríos atmosféricos se hace con cinco o una semana antes de anticipación, aunque no se garantiza por completo en dónde o con qué chocarán. Incluso, la última vez que se estudió esta situación fue hace más de una década.

Para Michael Anderson, climatólogo del estado de California, “la madre naturaleza no tiene la obligación de esperarnos”.

En vista de lo anterior, el estudio indica que las zonas que podrían tener mayor alcance de destrucción serían el Valle Central de California, incluyendo Sacramento, Fresno y Bakersfield. Por su parte, el Servicio Geológico de Estados Unidos alerta que en estos lugares se produce una cuarta parte del suministro de alimentos para el país norteamericano.

Para finalizar, en materia económica, la publicación detalla que el fenómeno climático supondría un costo de cinco veces superior al del huracán Katrina, la catástrofe natural con más gasto en Estados Unidos.

“Una inundación de este tipo en la California moderna superaría probablemente los daños de un terremoto de gran magnitud por un margen considerable”, resume la investigación.