Home

Mundo

Artículo

Pedro Castillo Perú Peru
Pedro Castillo intentó salir de Perú y refugiarse en México tras la crisis desatada en Lima. - Foto: AP

mundo

Pedro Castillo pidió asilo político a México y argumentó que es víctima de persecución política en su país. El canciller de AMLO confirmó el hecho

El líder de izquierda ahora está detenido por las autoridades peruanas.

Aunque ya se había confirmado la intención de pedir asilo en México para el expresidente Pedro Castillo, justo antes de que se ejecutara la orden de detención por parte de la Fiscalía peruana, incluso, tanto el canciller mexicano como el presidente Andrés Manuel López Obrador lo corroboraron, este jueves 8 de diciembre se reveló un documento que estaría ratificando la petición oficialmente para Castillo.

El documento, que tiene fecha de este miércoles 7 de diciembre, está dirigido al presidente mexicano y fue firmado por el abogado Víctor Gilbert Pérez Liendo, quien pide que se conceda asilo político al exmandatario peruano por una presunta “persecución infundada”, claramente, por parte del Congreso de la República y otras instituciones que articuladamente actuaron para frenar las intenciones de Castillo.

Castillo ha ratificado la solicitud de asilo recibida en la Embajada de México esta madrugada (2 am) misma que les anexo para conocimiento de la opinión pública”, indicó el Canciller mexicano Marcelo Ebrard, confirmando que desde este momento las autoridades mexicanas estarán procurando la liberación de Castillo y su traslado hacia el país azteca.

“Solicito se sirva considerar otorgar asilo al ciudadano Pedro José Castillo Terrones (...) Ello frente a la persecución infundada de órganos de justicia que han tomado un carácter político en sus actuaciones respecto a esa persona, a tal extremo que pretenden procesarlo por meros anuncios de voluntad o intención que no configuran ningún ilícito penal”, se lee en la misiva revelada.

El Canciller mexicano aprovechó para informar que el embajador del país azteca en Perú, Pablo Monroy, estuvo visitando este jueves a Castillo en el centro penitenciario en el que reside, al parecer, el encuentro tipo entrevista fue sobre la 1 de la tarde hora Lima, donde el diplomático habría encontrado al expresidente peruano “bien físicamente y en compañía de su abogado”,

Y agregó: “Hemos procedido a iniciar consultas ante las autoridades peruanas. Les mantendré informados”, recalcando que México ya se están accionando los procesos para poder dar asilo a Castillo, haciendo un acercamiento con los organismos pertinentes en Perú para lograr su cometido.

Es de recordar que, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó que ayer miércoles mantuvo comunicaciones con Castillo, quien le avisó que se dirigía a la Embajada de México en Lima para pedir asilo.

Iba a solicitar el asilo y que si le abrían la puerta de la Embajada. Busqué a Marcelo Ebrard y le informé, y le dije que hablara con el embajador y que se abriera la puerta de la Embajada, con apego a nuestra tradición de asilo, pero al poco tiempo tomaron la Embajada con policías y también ciudadanos, y él creo que lo detuvieron de inmediato”, dijo López Obrador este jueves 8 de diciembre.

Incluso, el mismo Canciller, Marcelo Ebrard, afirmó el miércoles que su país estaba dispuesto a darle asilo al destituido presidente de Perú, aunque para este momento no se había ratificado la carta que hoy se publicó. “Si Pedro Castillo pide asilo a México, se lo damos, pero no lo ha solicitado”, dijo Ebrard en una entrevista para el programa Atando cabos de la emisora Radio Fórmula para ese entonces.

En la noche del miércoles 7 de diciembre se confirmó la detención del destituido presidente de Perú. Así mismo, la Fiscalía Nacional lo señaló por el presunto delito de rebelión, tras anunciar que disolvía el Congreso horas antes de que el Legislativo votara la moción de vacancia en su contra.

Inicialmente, Pedro Castillo había sido trasladado a una base policial en el este de Lima desde la Prefectura, pero luego se conoció que el exmandatario se encuentra en el penal de Barbadillo, donde también está recluido el expresidente Alberto Fujimori, quien cumple su condena de 25 años de cárcel.

*Con información de AFP.