Tendencias

Home

Mundo

Artículo

José Luis Chilavert. Foto: Getty Images/Simon Bruty
José Luis Chilavert, sentenciado a un año de cárcel por difamar a Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol (Photo by Simon Bruty/Anychance/Getty Images) - Foto: Getty Images/Simon Bruty

paraguay

Chilavert: justicia paraguaya ratificó condena contra el histórico futbolista por difamar a la Conmebol

Chilavert deberá permanecer privado de la libertad por espacio de un año, tiempo en que tampoco podrá referirse en términos despectivos o mentirosos contra del presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

En medio del proceso que se libra en los estrados judiciales del Paraguay en contra de José Luis Chilavert, histórico arquero de la Selección de fútbol guaraní, autoridades de ese país dieron a conocer su decisión frente a una solicitud de apelación que había presentado el exfutbolista, ante una condena que lo obliga a pagar un año de cárcel como sentencia en un caso que libraba por haber difamado al presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Conmebol, Alejandro Domínguez.

La decisión, conocida tres meses después de que fuera impuesta la pena inicial, fue tomada por la sala tercera del Tribunal de Apelación, la cual estimó rechazar la apelación de Chilavert, ratificando así su condena, tras las probadas injurias, calumnias y difamación en contra de Domínguez.

De acuerdo con la investigación, analizada en primera instancia por el tribunal de Sentencias, presidido por el juez Manuela Aguirre, según detallan medios locales, se pudo comprobar, al menos seis hechos punibles por parte de Chilavert, orientados a desacreditar a Domínguez, y denunciados por este mismo.

Sobre los escenarios en que versaba la difamación en contra de Domínguez, las autoridades paraguayas habían precisado que estas fueron realizadas en el marco del proceso internacional referido a casos de corrupción al interior del máximo ente del fútbol internacional, la FIFA, escándalo también reconocido como el FIFAgate, en la que Chilavert señalaba que el presidente de la Conmebol, había sido uno de los beneficiarios de la entrega de sobornos.

Pese a que inicialmente el directivo deportivo había abordado personalmente a Chilavert, recordado además por su paso por el fútbol argentino en equipos como San Lorenzo de Almagro y Vélez Sarsfield, para que se retractara de los señalamientos, el deportista se había negado, y en acción contraria había ratificado sus acusaciones.

En ese contexto, el directivo deportivo, decidió recurrir, a través de su abogado, Claudio Lovera, a interponer las correspondientes medidas frente a los tribunales judiciales, presentando una querella por Calumnia, difamación e injuria, denunciando los continuos escenarios en los que era objeto de ataques difamatorios por parte del deportista.

En ese mismo sentido, la queja ante los estrados judiciales por parte de Domínguez, también había detallado que el grueso de los ataques proferidos por Chilavert, se habían emitido a través de las redes sociales en el periodo de tiempo comprendido entre los meses de septiembre y diciembre del año 2020.

Según precisan medios internacionales y especializados en temas deportivos, al momento de la emisión de la primera condena en contra de Chilavert, el juez explicó al futbolista, que, más allá de la lucha de clases en la que también había este fundamentado sus ataques, las acusaciones emitidas por el deportista en contra del directivo, incurrían en un delito de difamación, por lo que el tribunal estaba obligado a imponer una sanción a su conducta.

Aunque Chilavert consiguió el beneficio de poder purgar su pena en establecimiento diferente a la cárcel, quedó sometido a una serie de disposiciones legales como el estar obligado a ‘portarse bien’ bajo un parámetro de reglas de conducta, además de que no tendrá permitido salir de su país (por el tiempo de la sanción), y tampoco podrá cambiar de lugar de residencia sin la previa autorización de las autoridades judiciales.

En ese mismo sentido, el polémico ex portero paraguayo también está obligado a presentarse periódicamente ante las autoridades, y efectuar la firma de un libro de control.

En concordancia con las razones por las que fue sancionado, el mítico deportista paraguayo, estrella de su país en los años 90′s, y quien participó, defendiendo el arco de su Selección en los mundiales de Francia 98 y Japón- Corea 2002, este tampoco podrá referirse, a través de “cualquier medio de comunicación” a lo ocurrido, con alusiones que puedan ser consideradas humillantes o mentirosas.

Actualmente, José Luis Chilavert es considerado como un precandidato presidencial en su país, luego de que este manifestara que estaría dispuesto a incursionar en la política para llegar a un cargo de dirección nacional. El proceso preelectoral en Paraguay también está marcado actualmente por la situación del actual vicepresidente de ese país, Hugo Velázquez, a quien Estados Unidos le retiró su visa, tras determinar que está envuelto en varios casos de corrupción sensibles.