Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/1999 12:00:00 AM

EL COMIENZO DEL FIN

Los cambios en las costumbres políticas mexicanas podrían llevar al PRI a perder la <BR>hegemonía que tiene hace 70 años.

EL COMIENZO DEL FIN, Sección Mundo, edición 901, Sep  6 1999 EL COMIENZO DEL FIN
Desaparecido el Partido Comunista de la Unión Soviética, el Partido
Revolucionario Institucional de México (PRI) es la organización política que más tiempo ha permanecido
en el poder en el siglo XX. Pero si las cosas siguen como van el presidente Ernesto Zedillo podría ser
el último de una serie de militantes priístas que ha gobernado ininterrumpidamente al país azteca desde
1929.
La hegemonía del PRI ha sido de tal naturaleza que por su culpa se dice de México que es una
democracia restringida o, lo que es lo mismo, un régimen de partido único disfrazado. Durante años el
sistema político mexicano se ha regido por unas oscuras reglas no escritas según las cuales, por
ejemplo, el presidente elegía al candidato a sucederle por el sistema del 'dedazo' y quien expresaba
previamente sus aspiraciones era condenado al olvido sin apelación.
Pero la semana pasada cuatro políticos del PRI 'protestaron' (es decir, juraron) sus precandidaturas en
un acto solemne. Se cumplía así la decisión anunciada en mayo por el presidente del partido, Antonio
González Fernández, pero seguramente tomada por el propio Zedillo. Pero a pesar de que esa medida
de emergencia mejoró la imagen del PRI en las encuestas la mayoría de los mexicanos sigue
pensando que hasta no ver, no creer. (Ver cuadro).
Porque, como dijo el escritor Carlos Monsiváis en entrevista exclusiva con SEMANA, falta todavía
mucho para convencerse de la sinceridad del PRI. Lo que sí es evidente es la razón por la cual el
partido hegemónico llegó a la conclusión de que era necesario cambiar antes de exponerse a una
derrota ignominiosa. Es que el candidato con mejor opción para las elecciones de julio del año entrante
no es del PRI sino del conservador Partido Acción Nacional, y se llama Vicente Fox.
Para empeorar el panorama del PRI, el PAN está en proceso de aliarse con el centroizquierdista
Partido de la Revolución Democrática, del alcalde de México, Cuauhtémoc Cárdenas. Las cifras
indican que si esa coalición anunciada se concretara el PRI estaría por primera vez en franca
desventaja de cara a las elecciones presidenciales.
La coalición PRD-PAN, a pesar de sus diferencias ideológicas (el tema de la privatización de la
petrolera Pemex es un ejemplo) depende solamente de que las partes de pongan de acuerdo sobre la
forma de escoger su candidato, que estaría entre Fox y Cárdenas, aunque éste tiene en el seno de
su propio partido una fuerte pugna con Porfirio Muñoz Ledo. Pero, como dijo un observador mexicano
a SEMANA, "de todas maneras es difícil que Fox no sea el candidato de oposición porque en las
encuestas él triunfa en cualquier escenario, mientras Cárdenas no lo logra en ninguna".
Por lo pronto, a tiempo que son varios los factores contra las posibilidades de triunfo del PRI (ver
recuadro), la semana pasada se inició formalmente la campaña para sus sorpresivas primarias, que
tendrán lugar el 7 de noviembre. Y al frente de los cuatro contendores está Francisco Labastida,
gobernador de Guanajuato, perteneciente a las corrientes renovadoras y preferido de Zedillo, seguido
de cerca por Roberto Madrazo, un hombre del ala tradicional, y por Manuel Bartlett, el menos querido
por el presidente, mientras el cuarto en discordia, Humberto Roque Villanueva, no parece tener
mayores opciones.
Sin embargo el precandidato que tiene mayor crecimiento en las encuestas es Madrazo, lo cual ha
enrarecido aún más el ambiente. Madrazo, gobernador de Tabasco en licencia, tiene la ventaja de
que lleva varios meses en campaña mientras que Labastida apenas acaba de comenzar la suya.
Madrazo ha desarrollado una campaña enormemente agresiva, en la que acusa a Labastida de ser el
escogido para un 'dedazo' secreto. Ese tono de campaña tiene de cabeza a las directivas del partido,
que ven allí un problema potencial a la hora de enfrentar a la oposición. Entienden que, ahora más que
nunca, la unidad del PRI es crucial para enfrentar una oposición que tiene conciencia de que esta es su
oportunidad histórica. Y ésta sabe que 70 años en el poder, apoyados en corrupción, fraudes y
clientelismo, no son fáciles de contrarrestar.


En contra del PRI están...
· Las acusaciones del banquero fugitivo Carlos Cabal Peniche, quien dijo que Zedillo era consciente
de sus donaciones por 25 millones de dólares en la campaña de 1994.
· La extraña visita a México que hizo recientemente el ex presidente Carlos Salinas de Gortari.
Aunque dijo que era privada en México se piensa que Salinas vino a tentar un posible regreso o a
influenciar el proceso político. Cualquiera de las dos interpretaciones es fatal para la nueva imagen del
PRI.
· El ex gobernador de Quintana Roo, el priísta Mario Villanueva, está fugitivo acusado de delitos
relacionados con el narcotráfico.
· Los rumores de que José Liebano Sáenz, secretario privado del presidente, está siendo investigado en
Estados Unidos por narcotráfico.
· La violencia en el estado de Chiapas por parte del Ejército Zapatista de Liberación Nacional
(EZLN), cuyo recrudecimiento afectaría negativamente al gobierno tanto como al PRI.

Drogas, TV y violencia
El asesinato del presentador de televisión Francisco 'Paco' Stanley, ocurrido en junio pasado, abrió la
caja de Pandora de la influencia del narcotráfico en las altas esferas de la política y la sociedad
mexicanas. Stanley tenía trazas de cocaína en su torrente sanguíneo y le fueron encontrados objetos
usuales en los adictos de esa droga, lo que sugiere que el artista era un consumidor habitual del
narcótico. Pero además pronto surgieron versiones según las cuales Stanley era el proveedor de la
droga en la farándula mexicana y había sido testaferro del fallecido capo Amado Carrillo Fuentes ('El
señor de los cielos'). A partir de ese hecho han crecido los rumores acerca de los vínculos de
numerosos personajes con el narcotráfico.
Aunque en primera instancia el asesinato de Stanley afectó más a Cuauhtémoc Cárdenas, alcalde
capitalino acusado de ineficaz contra la violencia, la implacable campaña lanzada contra él por la
prensa oficialista, que lo acusa de no haber luchado con suficiente firmeza contra el crimen de la
ciudad, podría resultar contraproducente.

De la revolución al PRI
El Partido Revolucionario Institucional (PRI) reclama ser el portaestandarte de la revolución mexicana y
el heredero de figuras como Pancho Villa y Emiliano Zapata. Sin embargo nació en 1929, dos
décadas después de la revolución, con el nombre de Partido Revolucionario Nacional, bajo el gobierno
de Plutarco Calles. En forma paradójica el partido creció bajo el gobierno del general Lázaro
Cárdenas, sucesor de Calles y padre del actual candidato opositor Cuauhtémoc Cárdenas. El
general se convirtió en el máximo exponente de la política revolucionaria con el impulso a la
reforma agraria, la nacionalización del petróleo y los ferrocarriles y la fundación de la Confederación de
Trabajadores. Pero también fue el responsable de la perpetuación de la dictadura del partido al que su
hijo quiere derrotar en nombre de los verdaderos principios revolucionarios.

Una visión independiente
SEMANA: ¿Qué opina de las novedades en la política mexicana, las anunciadas primarias en el PRI
y la posible alianza entre el centroizquierdista PRD y el conservador PAN?
Carlos Monsiváis: Yo creo que mientras no se vean cosas concretas es imposible hablar de cambios.
Aquí hemos visto muchos remedos de cambio. Lo que sí demuestran las campañas de los
precandidatos del PRI es el enorme nivel de banalidad al que ha llegado la práctica política de ese
partido. Esa es la razón por la cual está mostrando una enorme popularidad Roberto Madrazo,
quien pertenece a la más nefasta línea y es uno de los personajes más típicos del viejo PRI, con sus
intereses clientelares intactos. Madrazo gasta mucho dinero y contrata publicistas que le acuñan
frases tremolantes, como "Dale un madrazo al dedazo". Es una demostración del primitivismo político
del PRI.
SEMANA: Pero al menos hay una discusión...
C.M.: Bueno, depende del tipo de discusión del que se hable. Porque el debate se limita a los ataques
personales y no tiene nada que ver con ningún atisbo de controversia programática. Madrazo se ha
sentido tan envalentonado que ha decidido romper las reglas inmutables del PRI y atacar al
mismísimo presidente Ernesto Zedillo. Y se ha burlado de Labastida, a quien califica de fracaso cuando
era secretario de gobernación. Labastida le contesta que ha sido un pésimo gobernador de
Tabasco y, bueno, no hacen nada más.
SEMANA: ¿Por qué se nota una tendencia a rechazar por primera vez en 70 años al PRI?
C.M.: Bueno, es que la gente se cansa, aunque casi nunca recuerda que tiene ese derecho. Después
del fraude de Fobaproa, cuando se privatizaron generosamente los bancos estatales a favor de los
amigos, después de eso se ha visto un crecimiento del favor por la alternancia. Es una reacción contra
la falta de escrúpulos y el descaro con el que se han manejado las finanzas públicas a favor del PRI.
SEMANA: ¿Y de dónde sale una alianza como la que se plantea entre el derechista PAN, de Vicente
Fox, y Cuauhtémoc Cárdenas, del centroizquierdista PRD? ¿Cómo se concibe ese acercamiento
ideológico?
C.M.: Primero que todo esa alianza no se ha concretado. Y en segundo lugar no creo que esas
diferencias ideológicas influyan negativamente para el acercamiento de esos dos antagonistas
tradicionales. Y ello por el demérito de esos partidos, que pusieron en segundo lugar sus banderas
ante la necesidad de éxito en otros campos. Porque los izquierdistas del PRD han dejado sus luchas
sociales para dedicarse a la manipulación electorera. ¿Y qué puede opinar uno de un partido como
el PAN, que utiliza todas sus energías ideológicas para luchar contra la legalización del aborto?
SEMANA: ¿Pero hay de todas maneras un avance en el panorama político mexicano? ¿Hay una nueva
toma de conciencia?
C.M.: Yo todavía no lo sé porque aún falta mucho por ver. No sabemos, por ejemplo, qué tanta
intervención presidencial podrá haber. Lo que sí hay es un avance en la capacidad para decir lo que
realmente se piensa. Pero para que haya una verdadera toma de conciencia tendría que haber una
voluntad de actuar, pero eso no es seguro. Nada es seguro en este país...

Carlos Monsiváis
· Nacido en 1938
· Uno de los más críticos de los escritores y periodistas contemporáneos mexicanos. Es famoso
por su capacidad para desglosar el acontecer político y social de su país para dar la justa dimensión
a los sucesos.
· Ha escrito, entre muchos otros, los siguientes libros: Los rituales del caos, Lo fugitivo permanece y
Entrada libre, crónicas de una sociedad que se organiza.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com