méxico

El ‘narcocorrido’ que rinde homenaje a mono muerto tras enfrentamiento de narcos con las autoridades

“Al chango no le tocaba”, es uno de los versos de la particular composición en la que se afirma que la mascota, que se hizo célebre tras resultar muerto en una operación policial, ahora “ya va rumbo al cielo”.


Recientemente, medios de todo el mundo reportaron el particular hallazgo, por parte de las autoridades de México, de un mono araña que murió en medio de un enfrentamiento entre grupos criminales relacionados con el narco, y agentes de la Policía en la ciudad de Texcaltitlán, en un hecho que despertó singular curiosidad, en tanto la mascota estaba vestida a la usanza de su dueño, uno de los delincuentes, portando incluso un chaleco antibalas a su medida.

Pese a que el hecho podría haber quedado como un aspecto anecdótico, las autoridades de ese país, desplegaron una completa investigación que, además de incluir una necropsia especializada para el animal, también significó la apertura de un folio encaminado a establecer si, en medio del narco negocio, también se ha desprendido una eventual práctica relacionada con las excentricidades, que pudiera significar un tráfico de especies.

Al igual que al interior de las autoridades, el inusual hecho también despertó cierta curiosidad por parte de los ciudadanos del común, llevando a que la situación no pasara inadvertida, impulsando incluso a que un grupo musical decidiera componer una canción en honor a la mascota.

Así, en la misma línea de los llamados ‘narcocorridos’; composiciones que narran, a ritmo de música regional mexicana, las historias de narcotraficantes, ahora surgió el denominado “chango corrido”, una canción en honor al mono araña dado de baja en medio de la acción policial.

“Es una vida muy corta, al chango no le tocaba, alguien le robó su historia (...) hay testigos de por medio, cómo le ejecutaron, el changuito no era bravo, pero tampoco dejado”, reza la canción, en la que también se afirma que el animal “ya va rumbo al cielo, pero nos dejó un legado”.

El particular homenaje al mono circula a través de las redes sociales, donde, mientras se escucha a un cantante no identificado entonar los sentidos versos, también se ven algunas imágenes en video del mono en vida, así como otras captadas por la policía al momento del levantamiento de los cuerpos.

Precisamente, en estas imágenes, se evidencia cómo, tras el enfrentamiento, el mono araña, quien además de lucir chaleco antibalas también vestía una saco de capota y un pañal, yace inerte, con los brazos extendidos, sobre el pecho de quien sería su dueño; un joven delincuente de aproximadamente 20 años, quien murió curiosamente con un balde en la cabeza.

Sobre el operativo

De acuerdo con la información difundida por las autoridades de México, en la operación policial, adelantada la semana pasada, fueron abatidos 11 miembros de la agrupación delictiva conocida como ‘La Familia Michoacana’, en un enfrentamiento que tuvo lugar en la localidad de Texcaltitlán, en el Estado de México.

Además de los delincuentes abatidos, las autoridades también lograron la captura de otros 10 delincuentes, quienes fueron puestos a disposición de los entes judiciales.

Como parte del operativo, y tras el enfrentamiento, tres policías resultaron heridos, y tuvieron que ser trasladados a un hospital para recibir la correspondiente atención médica.

En el operativo, las autoridades mexicanas también lograron la incautación de un importante arsenal compuesto por, al menos 20 armas largas, armas cortas, municiones, cinco carros, y equipo táctico, incluidas prendas y elementos de comunicación de uso privativo de las autoridades mexicanas.

Tras la publicación del video del ‘Chango corrido’, diversos medios mexicanos han replicado la información, indagando si se trata de una composición en burla, o si en efecto es una dedicatoria seria a la particular historia.

El escándalo del ahora conocido como “mono sicario”, y su uso, al parecer como mascota exótica de los delincuentes, revivió la polémica generada meses atrás, cuando se cuestionó al artista mexicano Cristhian Nodal de incurrir en presunto tráfico ilegal de especies en peligro, luego de que éste revelara que como mascota posee también a ‘Piaf’; un mono araña.