Home

Mundo

Artículo

La ciudad de México es una de las más peligrosas de todo el país. | Foto: Agencia EFE

México

Gobierno de AMLO es el de mayor número de homicidios en la historia reciente de México, pero el mandatario culpa a sus antecesores

El pasado 25 de mayo, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador superó los 156.136 casos de asesinato, y ahora cada nueva muerte es un nuevo récord.

2 de junio de 2023

Retador, así se mostró este jueves, 1 de junio el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador al responder ante los medios de comunicación, en medio de su habitual rueda de prensa, sobre los casos de homicidios que se han presentado bajo su gobierno, luego de que la semana pasada, su administración se convierte en la tenedora de un récord nada gratificante: el del mayor número de asesinatos ocurridos durante su mandato.

El lamentable récord que ahora ostenta la administración de AMLO, se concretó luego de que el pasado 25 de mayo, se confirmara que durante la gestión de López, México ha sido escenario de al menos 156.136 casos de asesinato, desde su ascenso al poder en 2018.

Así, el dato ha señalado que cada nueva muerte ocurrida desde el 25 de mayo, se ha convertido en un lamentable nuevo récord, que ubicó al sexenio de López Obrador cómo el más violento en a historia reciente de México.

La cifra de muertes, o estadística que se ha tomado como referente, pertenece a los conteos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía Inegi, el cual a su vez se nutre, entre otros del reporte Diario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, SSPC.

La violencia en México no tiene tregua. | Foto: fotos: getty images

Lo anterior, va en la misma senda del ya advertido, por parte de diferentes sectores, fracaso de la política que instauró López Obrador a su llegada al poder, conocida como “Abrazos, no Balazos”, que ha sido criticada por al parecer, haber bajado los brazos frente a la lucha frontal a la delincuencia que caracterizó a sus antecesores.

No obstante, si bien la estrategia ha sido criticada por su falta de rigurosidad en la lucha contra la delincuencia, lo evidenciado ahora con el número de muertos, da a entender que es también un fracaso, no solo en la lucha contra el narco, sino también en cuanto a la tasa de homicidios, la cual en su mayoría también está derivada, como consecuencia conexa, de la amenaza narco.

Con las cifras reportadas el pasado 25 de mayo, AMLO, o su administración, superó la cifra mortal que latigó a la administración de Enrique Peña Nieto, mandatario en cuyo mandato se registraron 156.066 homicidios.

Estas lamentables cifras reportadas por la administración mexicana van en una senda de crecimiento que el año anterior ya le había significado a su administración el rebasar el número de homicidios registrados en la administración de Felipe Calderón, en cuyo sexenio ocurrieron 120.463 homicidios dolosos; una cifra al tiempo muy superior a los 60.280 asesinatos durante el gobierno de Vicente Fox.

Según detalla el medio mexicano el Universal, uno de los más influyentes en ese país, la situación de seguridad está compleja en México, más aún si se tiene en cuenta que ese récord recientemente superado, seguirá creciendo, pues de los seis años de gobierno de AMLO, aún restan un año y medio.

Las estadísticas del presente año habían reportado que durante el periodo de enero a mayo, el país había reportado 11.967 asesinatos, no obstante, el pasado mes de mayo a su vez se posesionó como el más letra de las últimas décadas, llegando a una cifra de 2.350 asesinatos; un promedio de 76 diarios.

Caravana de migrantes se dirige hacia el norte hacia la frontera de los Estados Unidos y México.
Las masacres también han marcado la incesante cifra de muertos durante el gobierno de AMLO Foto de AP / Marco Ugarte | Foto: AP

Así, el pasado mes, según las estadísticas de las instituciones correspondientes en México, representó un lamentable crecimiento del 9%, respecto al mes anterior; abril.

En ese mismo sentido, la preocupación en ese país se encuentra en crecimiento frente al tema de seguridad, pues si bien el promedio general de muertes fue de 76 diarias, las estadísticas de la última semana reportaron datos por arriba del promedio con jornadas de más de 90 asesinatos.

En cuanto a los territorios más afectados durante el reciente mes, y que por ende ahora revisten la lupa de las autoridades, se encuentra el estado de Guanajuato con un total de 262 asesinatos.

Sin embargo, pese al aumento de los casos de muertes violentas en los últimos días, el Gobierno de López Obrador tiene en el 1 de diciembre de 2019, el registro de la jornada histórica con mayor número de homicidios 127 asesinatos; fecha que está seguida también por otra jornada bajo el mando de AMLO; el 24 de mayo de 2022, con 118 muertes.

Esta lamentable cifra de muertes durante el sexenio de AMLO, también ha estado marcada por la ocurrencia de diversos escenarios de masacres, entre las que medios locales han destacado la ocurrida en abril de 2019 en la localidad de Minatitlán, Veracruz, fecha en la que fueron acribilladas 14 personas en una fiesta.

En ese mismo sentido, el reporte y recuento de los medios locales habla de la masacre del bar “El caballo Blanco”, en Veracruz, ocurrido en agosto de 2019, con un saldo de 29 muertos.

Escenarios a los que se suman decenas de casos ocurridos durante el último lustro.

AMLO se muestra retador y refiere la responsabilidad en sus antecesores

En medio de ese contexto y la preocupación que reviste la actual coyuntura a los mexicanos, este jueves, el presidente de México se refirió al tema, pero, en vez de asumir sus responsabilidades, el líder se mostró evasivo, y recurrió a poner retrovisor para culpar de la actual crisis a aquellos líderes que le antecedieron.

En medio de su tradicional conferencia de prensa matutina, AMLO acusó que ahora se señala a su gobierno como ‘una barbaridad’, refiriendo el número de homicidios, pero acusó que la situación es el resultado de “una mala herencia en seguridad”.

En ese sentido, AMLO señaló que la culpa es de gobiernos como el de Peña Nieto y Calderón, al referir que durante sus gestiones, los grupos narcotraficantes y violentos se afianzaron, señalando que en su administración, no ha habido tolerancia con estas organizaciones.

Enrique Peña Nieto, antecesor de AMLO. | Foto: Getty Images

Sobre la permisividad que denuncia de sus antecesores, AMLO arremetió contra los expresidentes, refiriendo la existencia en su momento de funcionarios corruptos que dejaron en evidencia la existencia de lo que llamó un “narcoestado”, recordando que algunos exfuncionarios de alto rasgo de las administraciones pasadas, ahora son juzgados por sus nexos con el narco.

Contrario a la preocupación por las cifras que logrará dejar su gobierno, en tanto aún resta un año y medio de gestión, y lo que ello puede suponer en cifras de homicidios, AMLO sentenció que no es un asunto en el que se deba reparar, acusando que lo que importa es que la tendencia se ha mostrado ‘a a la baja’, acusando con ello que la situación va mejorando.

Sobre las estadísticas, el mandatario señaló que quizá su administración es la que mayor número de homicidios reporta, es porque ahora hay más transparencia, acusando que antes de su gestión podría haber ocurrido un subregistro.

En su intervención, AMLO instó a las agrupaciones delictivas a actuar ‘sin violencia’, refiriendo que la mayoría de casos se deriva de la lucha entre carteles.