Home

Mundo

Artículo

Navidad en Italia.
El gobierno italiano implementó un sistema por medio del cual clasifica y diferencia a las regiones según el tipo de riesgo: alto, medio y bajo. | Foto: AP

CORONAVIRUS

Italia se podría declarar “zona de alto riesgo de coronavirus″ los fines de semana

El país ha confirmado más de tres millones de casos de coronavirus y está cerca de las 100.000 muertes por covid-19.

7 de marzo de 2021

El gobierno italiano está considerando la posibilidad de endurecer las medidas de aislamiento y restringir la movilidad durante ciertos días a la semana, con el fin de frenar el número de contagios de coronavirus.

Según medios internacionales, el primer ministro italiano, Mario Draghi, está evaluando una iniciativa por medio de la cual declararía al país entero como “zona roja de alto riesgo de coronavirus”, por lo menos, durante los fines de semana.

“La segunda ola nunca se ha detenido. Estamos viendo un repunte muy fuerte por las variantes, lo que nos está llevando a tomar medidas cada vez más restrictivas”, dijo el ministro de Salud, Roberto Speranza, al diario Corriere della Sera.

El funcionario no descartó la posibilidad de endurecer aún más las medidas, por lo menos durante los fines de semana, que suele ser el momento en el que la ciudadanía menos aplica las normas de bioseguridad.

Está claro que vamos a examinar la situación epidemiológica, adaptando las medidas, dadas las variantes”, dijo.

El gobierno italiano implementó un sistema por medio del cual clasifica y diferencia a las regiones según el tipo de riesgo: alto, medio y bajo. De acuerdo con el número diario de casos, se catalogan las zonas del país y se toman medidas de restricción o de reapertura, dado el caso.

A las zonas consideradas como de alto riesgo se les implementan varias restricciones como el cierre de bares y restaurantes, así como la limitación de la movilidad y el impedimento para desplazarse a otras regiones del país.

De hecho, distintas regiones italianas ya han implementado medidas, por cuenta propia, como el cierre de colegios, universidades y establecimientos comerciales que no sean de primera necesidad.

Y es que Italia ha sido, y es, uno de los países más golpeados tanto por la primera como por la segunda ola del coronavirus, pues ya superó los 3 millones de casos y se acerca a las 100.000 muertes.

Para evitar que el virus siga ganando terreno, mientras el país avanza en su proceso de vacunación, el Gobierno está considerando declarar como zonas rojas aquellas regiones que superen los 250 casos de coronavirus semanales por cada 100.000 habitantes.

Entre otras alternativas contempladas está el cierre por una semana de los centros comerciales, los cuales suelen ser espacios de gran concentración de público, en especial los fines de semana.

Se espera que en los próximos días el Gobierno italiano revele qué medidas piensa implementar para contener el avance del virus. Medios internacionales dijeron que las iniciativas adoptadas empezarían a regir a mediados de marzo.

La cepa británica gana terreno

Las autoridades italianas están preocupadas porque la cepa británica del coronavirus es la de dominancia ahora en su país, e incluso culpan a esta del incremento del contagio.

El sábado, Italia reportó 23.600 casos nuevos de coronavirus en el país y 310 fallecimientos en un día, cifras máximas que no se venían desde hace dos meses.

De acuerdo con cálculos de la Universidad Johns Hopkins, Italia es el octavo país del mundo con más casos de coronavirus confirmados al registrar 3,06 millones, de los cuales 99.785 han fallecido y 2,4 millones se han recuperado.

La preocupación por la cepa británica del virus es que, según estudios, esta mutación suele contagiarse de manera más fácil y puede mitigar la efectividad de las vacunas contra la covid-19.

A la fecha, Italia ha administrado 5,29 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, lo que significa que el 2,7 % de la población ya está completamente vacunada. El Gobierno espera que las farmacéuticas cumplan con sus envíos de vacunas para así avanzar en el proceso de inmunización.