Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/24/2012 12:00:00 AM

La conspiración del ‘Falali’

Algo extraño está pasando en Beijing. A los incesantes rumores sobre un terremoto político que implicó la salida de varios altos dirigentes, aparentemente sometidos a una clásica ‘purga’, se sumó el domingo pasado un accidente que involucraba un Ferrari y dejó al conductor muerto y a sus dos acompañantes en el hospital, añadiendo así misterio a todo el asunto.

La conspiración del ‘Falali’ La conspiración del ‘Falali’
Algo extraño está pasando en Beijing. A los incesantes rumores sobre un terremoto político que implicó la salida de varios altos dirigentes, aparentemente sometidos a una clásica ‘purga’, se sumó el domingo pasado un accidente que involucraba un Ferrari y dejó al conductor muerto y a sus dos acompañantes en el hospital, añadiendo así misterio a todo el asunto. En vista de que el gobierno borró de la web todo rastro de información sobre el suceso y eliminó cualquier comentario que incluyera las palabras ‘Ferrari’, ‘Falali’ (como se pronuncia en mandarín) y ‘accidente automovilístico’, los internautas empezaron a especular que se trataría del hijo de Bo Xilai, jefe del Partido Comunista en Chongqing, un carismático dirigente de estilo occidental despedido la semana anterior al choque. Todo porque Bo Guagua, que estudia una maestría en la Universidad de Harvard, en diciembre asistió a un evento en un Ferrari. Aunque su padre desmintió esas aseveraciones en su momento, ello no disipó el torbellino de confusión. Pero como con muchas otras cosas, los chinos nunca sabrán lo que en realidad ocurrió.

EDICIÓN 1961

PORTADA

Partitura para un diálogo

Mientras la sinfonía de la protesta sigue en las calles, la conversación nacional en su primera semana entró en un paréntesis. ¿Cómo rectificar el rumbo?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1961

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.