mundo

“Nos enviaron como carne de cañón”, soldados rusos, obligados a atacar ucranianos

Soldados rusos capturados por Ucrania dijeron llorando que no les dijeron que iban a atacar a “personas pacíficas que defienden su territorio”.


Soldados rusos, capturados por fuerzas militares ucranianas en los primeros días de combate, revelaron llorosos que fueron lanzados a la guerra como “carne de cañón” por el gobierno de Vladimir Putin y que no tenían idea de que iban a atacar a personas civiles que solo estaban defendiendo su territorio.

Estas asombrosas declaraciones fueron recogidas por el diario estadounidense Daily Mail en su versión digital este 2 de marzo. “Esta no es nuestra guerra. Madres y esposas, recojan a sus esposos, no hay necesidad de estar aquí”, dijo un soldado ruso herido sentado frente a una bandera ucraniana.

El medio americano amplió que en otras imágenes se observaba a un prisionero de guerra ruso que iba llorando y decía: “Ni siquiera recogen los cadáveres. No hay funerales”.

La fuerte resistencia de las fuerzas militares ucranianas, sumado el apoyo de los civiles, logró repeler a 5.840 soldados rusos en los primeros días de enfrentamientos, de acuerdo con Daily Mail, que acotó que los hombres de Putin sufrieron una serie de vergonzosas derrotas durante el inicio de la invasión a Ucrania que comenzó el pasado 24 de febrero.

Tanto la inteligencia estadounidense como la ucraniana consideran que la moral dentro de las filas rusas es baja. Sin embargo, Putin y sus comandantes no han mostrado señales de querer deponer las armas y abandonar la lucha por el control total del territorio ucraniano.

En este sentido, el Ministerio de la Defensa de Rusia informó este miércoles que había renovado su lucha en todos los frentes de batalla y que la ofensiva continuaba hasta completar todos los objetivos de la ocupación.

Del lado de Ucrania, el Mando de la Fuerza Aérea de Ucrania informó este miércoles que esa fuerza derribó dos aviones de combate rusos Su-35 alrededor de la medianoche hora local.

En un comunicado compartido en su página de Facebook, el Mando de la Fuerza Aérea precisó que “un feroz combate aéreo estalló en la región de Kyiv entre un par de cazas MiG-29 de la Brigada de Aviación Táctica de la Fuerza Aérea y un par de aviones rusos Su-35S”, reseñó la cadena de noticias CNN.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó este miércoles a Moscú de querer “borrar” a su país y su historia, en medio de la invasión lanzada por el presidente ruso Vladimir Putin la semana pasada.

“Tienen la orden de borrar nuestra historia, de borrar a nuestro país, de borrarnos a todos”, afirmó en un video en el que instó a todos los países del mundo a no permanecer neutrales ante el conflicto.

El mandatario también hizo un llamado a los judíos del mundo entero a “no permanecer en silencio”, tras el ataque ruso en la noche del martes contra la torre de la televisión de Kiev, construida en el lugar de una masacre del Holocausto, donde murieron cinco personas.

Volodímir Zelensky, presidente de Ucrania
Volodímir Zelensky, presidente de Ucrania - Foto: AP

Zelenski había señalado este martes que mientras sigan los ataques de Moscú contra las ciudades ucranianas, poco se podrá avanzar en las conversaciones entre ambas naciones para lograr la paz.

“Primero tienes que hablar. Todo el mundo tiene que dejar de pelear y regresar a ese punto desde donde comenzó hace cinco o seis días (...). Creo que hay cosas principales que puedes hacer... Si haces esto, y ese lado hace esto, significa que están listos para la paz. Si (no están) listos, significa que solo estás perdiendo el tiempo”, dijo el mandatario ucraniano en una entrevista con CNN y Reuters.

Al ser consultado sobre si Ucrania estaba perdiendo el tiempo al dialogar con Rusia, Volodímir Zelenski respondió: “Ya veremos”.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA. Siga el minuto a minuto de lo que está ocurriendo.