mundo

Condenados los dos estadounidenses acusados por incursión armada en Venezuela

El Gobierno de Nicolás Maduro señaló que los norteamericanos planeaban tomar el control del aeropuerto para llevar al mandatario hacia Estados Unidos y que Juan Guaidó se instalara en el poder.


Dos estadounidenses fueron condenados a 20 años de cárcel en Venezuela, acusados por terrorismo, entre otros delitos, por una fallida incursión armada al país caribeño en mayo pasado, informó el fiscal general, Tarek William Saab.

Luke Alexander Denman, de 34 años, y Airan Berry, de 41, quienes trabajaban en la empresa norteamericana de seguridad y asesoría militar, SilverCorp, "admitieron haber cometido delitos" de "conspiración, asociación (para delinquir), tráfico ilícito de armas de guerra y terrorismo", condenados a "pena de prisión de 20 años" durante una audiencia en un tribunal, publicó Saab en Twitter sobre la medianoche del viernes. 

El funcionario difundió en esa red social fotografías de vehículos, armamento y documentos de identidad.

Denman y Berry se encuentran entre decenas de detenidos por una incursión armada por las costas del norte de Venezuela, con el supuesto apoyo de Estados Unidos, que el gobierno de Nicolás Maduro dijo haber frustrado el 3 de mayo pasado, con saldo de al menos ocho muertos.

El plan, según el gobierno de Maduro, buscaba la "captura, detención y remoción" del mandatario y la "instalación" de Juan Guaidó, líder parlamentario opositor reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, entre ellos Estados Unidos.

De acuerdo con el canal de televisión del Gobierno, según las instrucciones que le dio Goudreau Jordan, dueño de SilverCorp, él y el otro exmarine capturado en Macuto debían asegurarse el control del aeropuerto para hacer “traslado seguro de Maduro al avión”, sin especificar cuál aeronave era esa ni el nombre del aeropuerto.

Pero, enseguida afirmó que las órdenes del dueño de SilverCorp eran apoderarse del aeropuerto cercano, “para asegurar los sectores, establecer nuestra propia seguridad y las comunicaciones con la torre para hacer entrar los aviones, uno de ellos para tomar a Maduro y llevarlo a EE.UU.”. Confirmó así que eran aviones militares del gobierno de Donald Trump para una invasión militar de Venezuela.

A la pregunta de ¿por qué Donald Trump quiere atacar a Venezuela?, Luke respondió que no lo sabía, pero en cuanto a su propia participación en el entrenamiento para la operación comando de invasión marítima, dijo que pensaba que eso ayudaría a una supuesta causa venezolana, no sin antes precisar que pensaba recibir un pago entre 50 mil y 100 mil dólares por la acción.

El Gobierno de Estados Unidos ha manifestado en varias ocasiones que no es partícipe de ninguna incursión armada en Venezuela o intento de ella.


*Con información de AFP