Home

Mundo

Artículo

Parapente, España
Estas vallas de hierro de varios metros de alto, equipadas con cámaras de video y torres de vigilancia, que delimitan la frontera, son escenario regularmente de intentos de salto, en ocasiones mortales. - Foto: Twitter: @wallstwolverine

mundo

Video | Hombre en parapente logró cruzar la frontera Marruecos-España

Según las autoridades españolas, esta es “la primera vez” que un migrante entra en Melilla en parapente.

Un migrante consiguió algo inusual que llamó la atención de la comunidad civil y las autoridades el jueves primero de diciembre: entrar al enclave español de Melilla en parapente desde el contiguo territorio de Marruecos, informaron las autoridades españolas.

Cerca de las 6:00 p. m., dos ciudadanos en coche han visto una persona en parapente” sobrevolando la gran valla de alta seguridad que separa el enclave de Marruecos y entrar en Melilla, le indicó a la AFP un portavoz de la delegación del Gobierno de la ciudad española.

Estas dos personas “alertaron a la Guardia Civil”, pero hasta el momento “el migrante no pudo ser localizado”, añadió.

Cuando los agentes fronterizos creían haberlo visto todo en temas de migración, llega este episodio. Según este portavoz, esta es “la primera vez” que un migrante entra en Melilla en parapente.

Situados en la costa norte de Marruecos, los pequeños enclaves de Ceuta y Melilla son las dos únicas fronteras de la Unión Europea con el continente africano.

Estas vallas de hierro de varios metros de alto, equipadas con cámaras de video y torres de vigilancia, que delimitan la frontera, son escenario regularmente de intentos de salto, en ocasiones mortales.

Cabe recordar que el pasado 24 de junio, al menos 23 migrantes murieron tratando de llegar en Melilla, la peor tragedia humana registrada en los numerosos intentos de entrada de migrantes a uno de los dos enclaves españoles.

El drama despertó indignación internacional y la ONU denunció el “uso excesivo y letal de la fuerza” por parte de las autoridades marroquíes y españolas.

Algunos migrantes intentan, en ocasiones, entrar a estos territorios a nado desde las localidades marroquíes vecinas, escenarios que también representa un peligro inminente para las personas que intentan cruzar.

Bebé fue devorado por un cocodrilo

Un pequeño de apenas un año de edad fue devorado vivo por un cocodrilo mientras sus padres remaban en un río en Malasia. El pequeño fue arrebatado de la canoa por el cocodrilo, mientras su papá y mamá estaban de pesca en la costa de Lahad Datu en Sabah, Malasia, el pasado primero de diciembre.

Su padre resultó también gravemente herido por el cocodrilo, pero no logró salvar a su hijo del ataque. El papá del bebé recibió múltiples mordeduras, incluida una gran herida en la cabeza, y cuando llegó a la orilla, ya el cocodrilo había arrastrado a su hijo a las profundidades.

Más tarde alcanzaron a ver al animal saliendo de nuevo a la superficie con el cuerpo del niño en sus fauces, para hundirse de nuevo en el agua con el cadáver, cuenta el diario británico The Mirror, que reporta todo el caso.

Hombre cocodrilo
Su padre resultó también gravemente herido por el cocodrilo, pero no logró salvar a su hijo del ataque. - Foto: Jordi Prat Puig

De acuerdo con Sumsoa Rashid, el jefe de la Agencia de Bomberos y Rescate de Lahad Datu: “El padre sufrió heridas graves en la cabeza y el cuerpo. Su hijo sigue desaparecido y las operaciones de búsqueda están en curso”. Además, declaró que el padre fue llevado al hospital local para recibir tratamiento médico.

Rashid afirmó también que la presencia del cocodrilo en la zona no deja de ser peligrosa: “Les hemos advertido de los peligros adicionales en este momento y pedido que tengan especial cuidado porque es probable que el cocodrilo todavía esté en el área”.

Existe en el área una amenaza permanente de ataque de cocodrilos. La Policía Real de Malasia y la Policía Marina se unieron al departamento de bomberos local, y se encuentran en la búsqueda del cuerpo del niño.

El control de la gente en la zona es difícil, por la dependencia de los residentes en la pesca. El jefe de la Agencia de Bomberos y Rescate dijo: “Muchos residentes allí dependen del río para su alimentación y sustento, por lo que necesitan ir al agua”.

*Con información de AFP.