Home

Mundo

Artículo

Travesura en vuelo
“Me desperté con un niño estaba dibujándose en mis calcetines”, escribió la mujer en el pie de foto de su publicación. - Foto: Instagram: @lifesatripwithsk

mundo

Mujer se quedó dormida en un vuelo y al despertar un niño le dejó este “recuerdito”

Aparentemente, todo sucedió porque la mujer apoyó su pie entre el asiento ubicado en frente y la pared de la cabina.

Viajar en avión puede ser una oportunidad para dormir mientras se cumple el trayecto, normalmente no tiene por qué pasar nada extraordinario debido a que se está descansando en la silla asignada. Sin embargo, una mujer fue víctima de las travesuras de su vecino de asiento.

Julie Valentine es una bloguera del Reino Unido especialista en viajes, quien se hizo viral luego de que mostrara lo que le sucedió luego de despertar en pleno vuelo. Un niño había utilizado sus medias blancas como lienzo para expresar su arte abstracto.

Me desperté con un niño que estaba dibujándose en mis calcetines”, escribió la mujer en el pie de foto de su publicación.

En el video se puede observar cómo Julie agarra su pie, sorprendida por lo que estaba viendo, una serie de manchones color violeta, como si el pequeño hubiese desarrollado su tarea de arte en el pie de la mujer.

Aparentemente, todo sucedió porque la mujer apoyó su pie entre el asiento ubicado en frente y la pared de la cabina, situación que fue aprovechada por el niño para perfeccionar sus dotes artísticos.

“¿Que harías si te despertaras con un proyecto de arte en tus pies?”, pregunta la página Lifesatripwithsk quien compartió el curioso video.

El hecho ha generado múltiples comentarios, algunos señalan que la mujer lo tiene bien merecido por haber invadido el espacio del pasajero de enfrente con su pie, situación que en ocasiones es incómoda para quien tiene de vecino un pie desconocido.

“Tus pies estaban en su espacio se convirtió en su papel 😆”; “Mantén tus calcetines dentro de tus zapatos. Este es el transporte público, no tu día de spa personal”; “Probablemente me reiría, pero tampoco habría puesto mi pie junto a ese reposabrazos”; “¿Tenían los pies arriba en el espacio del asiento de delante y un niño coloreado en ellos? Hah. Bien por ese chico”, fueron los comentarios de algunos internautas.

Llanto por tener que trabajar 8 horas diarias

A través de las redes sociales circula un video que se ha convertido en viral y ha despertado toda clase de comentarios, en el que se muestra a un joven trabajador de una popular cadena de cafeterías quejándose de su carga laboral.

El video despierta especial curiosidad porque, si bien el joven lamenta su carga laboral, posteriormente reconoce que esta es de ocho horas diarias, lo que es considerado bajo la legislación laboral colombiana normal.

No obstante, el joven del video expresa su impotencia por la carga laboral y lleva su frustración incluso hasta el llanto.

El video, inicialmente compartido por el joven para sus seguidores en redes sociales, fue retomado por uno de ellos, haciéndolo así más visible y despertando entonces la polémica en las redes sociales sobre si la queja del joven podría o no tener asidero.

El joven, quien admite que además de trabajador es estudiante, se queja de tener que trabajar semanalmente 25 horas, en turnos que también incluyen todos los sábados y domingos, advirtiendo que, además de la carga horaria, que él califica como pesada, a su insatisfacción se suma la cantidad de clientes y el reto que es lidiar con ellos.

En ese sentido, el trabajador advierte que la demanda del local es muy alta para el bajo número de trabajadores que deben atenderla, lo que deriva en traumatismos e incluso diferencias con los clientes, aumentando así su carga emocional.

Sobre el particular, el hombre se queja de la baja comprensión por parte de la gerencia del negocio, advirtiendo que, al momento en que grabó el video, tan solo llevaba tres horas y media de su turno, pero ya se encontraba abrumado por la carga, pues, pese a que el local estaba lleno, solamente contaba con cuatro empleados para satisfacer la demanda de los clientes.