Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/23/1992 12:00:00 AM

ARCHIVO SECRETO

Analizados varios de los informes individuales de la Comisión Accidental del Senado sobre la fuga de Pablo Escobar, María Isabel Rueda aventura para SEMANA sus posibles conclusiones.

ARCHIVO SECRETO ARCHIVO SECRETO
CONSIDERO QUE LA EXISTENCIA DE LA COMISION Accidental del Congreso que investigó los episodios de la cárcel de Envigado constituye uno de los hechos más positivos de la democracia colombiana en los últimos años. Primero, porque la opinión necesitaba exorcisar el tema de la fuga de Pablo Escobar. Segundo, porque ante esa misma opinión pública el Congreso es, una institución desprestigiada, que no produce sino noticias que generalmente bordean la corrupción y los abusos; pero el trabajo sistemático que los colombianos pudieron palpar entre los senadores que conformaron dicha comisión le sirvió a la lastimada imagen parlamentaria. Y tercero, porque la investigación por la fuga de Escobar conduce a un diagnóstico sobre la eficacia del Estado, que el país estaba en mora de hacer; los colombianos están cansados de la falta de responsables, y eltrabajo de la Comisión fue, sin duda, un esfuerzo digno para buscarlos y señalarlos.
Sin embargo, que haya sido un éxito tanto la existencia de la Comisión como su labor no significa necesariamente que lo vayan a ser sus conclusiones; aquí hay mucha política metida, y cuando hay política metida los resultados se negocian políticamente. Mi propósito es el de resumir las conclusiones que debería producir la Comisión Accidental, si fuera objetiva, de acuerdo con los testimonios rendidos por los personajes que directa o indirectamente tuvieron que ver con los hechos del pasado 21 de julio, mejor conocidos por la opinión como la fuga de Pablo Escobar.
Una última consideración. Es probable que el antecedente más directo de una comisión accidental con objetivos políticos semejantes a la nuestra, sea la conformada por el parlamento israelí en 1983, cuando el entonces ministro de Defensa, Ariel Sharon, y otros funcionarios, fueron señalados por su responsabilidad política en las masacres de Sabra y de Chatila.
La conclusión de la comisión israelí fue la de que el ministro de Defensa había sido responsable de los hechos, a pesar de no haber ordenado la masacre, porque de acuerdo con su posición, con sus conocimientos y con su experiencia, pudo y debió haber previsto lo que sucedió y no lo hizo.
A continuación está la lista de personas que yo creo que deberían ser señaladas por la Comisión Accidental en el caso de la fuga de Escobar. Porque de acuerdo con sus posiciones, sus experiencias y sus conocimientos, pudieron haber evitado lo que sucedió, y no lo hicieron.
CESAR GAVIRIA
PRESIDENTE DE LA REPUBLICA
Se durmió sobre los laureles como resultado de los éxitos de la política de sometimiento. Una vez tuvo a Escobar y a los Ochoa en la cárcel, se despreocupó del tema, cuando en ese momento, más que nunca, debió haber estado encima.
Delegó entonces el manejo del tema en funcionarios de segunda línea, que definitivamente fueron mal escogidos. Ni el ministro Carrillo ni el viceministro Eduardo Mendoza tenían la experiencia para manejar un problema de semejante tamaño, ni los coroneles Navas y Homero contaban con la trayectoria carcelaria que se requería para mantener a raya la prisión de Envigado. En manos de estos cuatro funcionarios naufragó la política de sometimiento a la justicia, que de otra manera se habría perfilado como una exitosa y novedosa fórmula penal.
Adicionalmente, el Presidente se equivocó en el diseño de la arquitectura y del escenario del operativo militar que debía concluir con el traslado de Escobar de cárcel. También es indudable que el Presidente manejó en forma ineficiente el Consejo de Seguridad en el que se impartieron las órdenes del operativo. Su responsabilidad como máxima autoridad es inevitable.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
EXCELENTE
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
SEGUNDO GRADO.

HUMBERTO DE LA CALLE LOMBANA
MINISTRO DE GOBIERNO
Participó en el Consejo de Seguridad en el que se activó el operativo de traslado de Escobar, y por cuenta de ello es corresponsable de los errores que allí se cometieron.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
EXCELENTE
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
CUARTO GRADO

RAFAEL PARDO RUEDA
MINISTRO DE DEFENSA
Bajo su responsabilidad directa, y mucho antes del episodio de la fuga de Escobar, el cerco y control militares de la cárcel de Envigado no eran efectivos para garantizar la seguridad de la mis ma. Esta falla permitió la constante violación del código penitenciario, del régimen de visitas y de seguridad del penal.
También le cabe responsabilidad en el diseño del operativo militar. Pardo no previó las dificultades inherentes a este tipo de operativo. Tampoco logró que las órdenes impartidas por el Presidente fueran acatadas en forma rápida y efectiva, de tal manera que 16 horas después de dadas, dichas órdenes no se habían cumplido.
Su condición de civil no lo exime de responsabilidad en dos errores de estrategia militar: la subestimación del enemigo, y la sobreestimación de la capacidad de acción de la IV Brigada cuya efectividad estaba herida de muerte por tres factores que pudo haber previsto: la infiltración del narcotráfico, la pobreza de medios, como el equipo de comunicaciones, superado 10 veces por el de la cárcel y la resistencia natural, por miedo o por simpatía, a vigilar efectivamente a Escobar y a sus amigos.
Como ministro de Defensa, Pardo Rueda tenía que contar con información de inteligencia que le impidiera caer en los errores militares que se cometieron. O no la tenía, o la tenía y no la usó. Ambas cosas son delicadas.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
ACEPTABLE.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
SEGUNDO GRADO.

ANDRES GONZALEZ
MINISTRO DE JUSTICIA
No aportó al proceso ni al Consejo de Seguridad la claridad jurídica que requería tan delicado episodio. El código obliga a notificar a los reclusos previamente a cualquier cambio de cárcel. El operativo de traslado de Escobar se planeó sin el lleno de este requisito fundamental.
Impartió órdenes poco claras a su viceministro, Eduardo Mendoza. Ni siquiera atendió de manera oportuna la solicitud de aclarar esas órdenes originalmente confusas, cuando Mendoza lo llamó desde el aeropuerto de Catam para preguntarle por la verdadera naturaleza de su misión.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
DESASTROSA.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
SEGUNDO GRADO.

GENERAL MANUEL MURILLO
COMANDANTE GENERAL DE LAS FUERZAS
MILITARES
No informó oportunamente al Ministro de Defensa de los riesgos del operativo. Ni siquiera solicitó, enterado de los deseos presidenciales, un espacio de tiempo breve pero prudente para planear adecuadamente el operativo.
Impartió a renglón seguido órdenes confusas en relación con la coordinación del operativo en cabeza del viceministro de Justicia y del director General de Prisiones, lo que generó un retraso de cinco horas en su ejecución, ya que la confusión determinó que el general Pardo Ariza al frente del operativo, entendiera que no debía hacer nada hasta que no llegaran los coordinadores de Bogotá.
No logró que sus órdenes, ya corregidas y aclaradas después de la confusión inicial, fueran transmitidas y cumplidas en forma correcta, rápida y eficiente por el estamento militar.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
BUENA..
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
TERCER GRADO.

MAYOR GENERAL
GUSTAVO PARDO ARIZA
COMANDANTE DE DE LA IV BRIGADA
Bajo su responsabilidad, el cerco de control militar no fue efectivo para impedir que se cometieran los abusos internos de la cárcel, ni para garantizar su seguridad, durante todos los meses que antecedieron a la fuga de Escobar.
No cumplió con las órdenes del aIto mando, y específicamente con las del general Murillo.
Desde el punto de vista puramente militar, cometió graves fallas estratégicas en la ubicación de sus hombres, que no contó con la "profundidad de campo" requerida.
Desobedeciendo la instrucción militar expresa de "no dejar entrar a nadie a la cárcel", autorizó el fatal ingreso del viceministro de Justicia y del director de Prisiones.
Mostró en todo momento una actitud dubitativa y vacilante frente a los hechos.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
BUENA.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
PRIMER GRADO
.
GENERAL FARUK YANINE
JEFE DEL ESTADO MAYOR CONJUNTO
En su muy ingrato papel de coordinación militar, no preparó un plan de contingencia apropiado. No supo transmitir la información estratégica al frente de operaciones.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
ACEPTABLE
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
CUARTO GRADO.

MAYOR GENERAL
HERNANDO MONSALVE
COMANDANTE DE LA FUERZA AEREA
COLOMBIANA
Fue negligente en la preparación de los aviones solicitados por el Comando General de las Fuerzas Militares.
Le faltó agudeza mental y capacidad de respuesta ante las órdenes impartidas el 21 de julio.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
DESASTROSA.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
CUARTO GRADO.

CORONEL MANUEL ESPITIA
COMANDANTE DE LA POLICIA MILITAR
DE LA IV BRIGADA
Su responsabilidad fundamental se deriva de su condición como el oficial más importante al comando de la tropa que realizó el operativo. Fueron los soldados a su cargo los que se vendieron por la ensalada de papa y permitieron la fuga de Escobar.
Cometió errores estratégicos graves en la ubicación y el desplazamiento de la tropa.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
ACEPTABLE.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
PRIMER GRADO.

JAIME GIRALDO ANGEL
EX MINISTRO DE JUSTICIA
Dentro del entendimiento de que Pablo Escobar no era cualquier reo, de que no fue capturado sino que voluntariamente se rindió ante las autoridades y de que ello no hubiera sido así sin ciertas concesiones del Estado a su seguridad y a su comodidad, el entonces ministro de Justicia Giraldo firmó un contrato de arrendamiento de la cárcel de Envigado que sembró la semilla del cáncer que terminó entregándole el control del centro penitenciario a Pablo Escobar.
Las condiciones elementales para garantizarle al prisionero su seguridad y su vida, degeneraron en que era él quien escogía su propia guardia. La situación geográfica de la cárcel determinó que el municipio de Envigado fuera amo y señor de las obras que se hicieran o no en la misma. Y se estableció en el mismo contrato una talanquera inaceptable contra la presencia física de la Policía y del Ejército a la zona de reclusión.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
MALA.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
PRIMER GRADO.

FERNANDO CARRIlLO
EX VICEMINISTRO DE JUSTICIA
Es cierto que bajo su ministerio, la cárcel de Envigado se convirtió en una pensión de lujo con elementos inadmisibles en un centro de reclusión como armamento y sofisticados equipos de comunicaciones. El, quien fue enterado del estado de degeneración de la cárcel, tomó medidas que demostraron ser ineficaces. Y cuando se pensaba que Escobar era la prioridad de su ministerio, tanto desde el punto de vista de las pruebas que debía reunir en su contra como de las medidas a implementar para la seguridad de su reclusión, quedó demostrado que dicha prioridad era inexistente.
Colaboró también Carrillo en la delegación de la responsabilidad de la cárcel en los coroneles Navas y Rodríguez, con cero experiencia en este campo. Quien delega responde por la persona en quien delega, cómo delega, y qué delega. Carrillo delegó a quien no tocaba, como no tocaba, y lo que no tocaba.
También demostró negligencia en el trámite de las obras de seguridad de la cárcel. La comisión encontró prácticas laborales y de contratación en las que son evidentes las faltas de criterio y de buen juicio, que inclusive podrían generar procesos penales.
Otra falla grave de Carrillo fue la de ocultarle reiteradamente la verdad de la cárcel de Envigado a la opinión pública, conociéndola como la conocía.
Mientras al General Pardo Ariza le cabe su mayor responsabilidad militar de los hechos, al ex ministro Carrillo le cabe la mayor responsabilidad política.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
DESASTROSA.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
PRIMER GRADO.

EDUARDO MENDOZA
EX VICEMINISTRO DE JUSTICIA
Su mayor y ya conocida culpa reside en haber ingresado sin autorización, y corriendo riesgos que no podía asumir, al interior de la cárcel. Esta actitud permitió el desarrollo de una situación de rehenes que cambió la naturaleza del operativo militar, de uno de vigilancia y traslado de prisioneros a uno de rescate de rehenes.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
BUENA.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
SEGUNDO GRADO.

CORONEL HERNANDO NAVAS RUBIO
DIRECTOR NACIONAL DE PRISIONES
Fue negligente en el desarrollo de sus funciones, ante todo por no haber supervisado en forma adecuada las condiciones de la política carcelaria que estaba a su cargo.
Bajo su autorización se construyeron los "chalets" que contribuyeron aI deterioro de la política carcelaria en el entorno de la cárcel de Envigado. Y como Mendoza, ingresó a la cárcel en medio del operativo de traslado, sin la autorización respectiva y con las consecuencias ya mencionadas.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
BUENA.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
PRIMER GRADO
.
CARLOS EDUARDO MEJIA
EX DIRECTOR DE INSTRUCCION CRIMINAL
De su testimonio ante la Comisión Accidental puede deducirse que siguió en forma ciega las órdenes del entonces ministro de Justicia Giraldo en cuanto a los mecanismos de entrega de Escobar y de sus hombres.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
EXCELENTE.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
CUARTO GRADO.

MANUEL HUMBERTO CACERES
EX DIRECTOR DE PRISIONES
Durante su gestión como direetor de Prisiones, permitió que se presentaran múltiples irregularidades en la cárcel. Los comisionados encontraron que utilizó oficinas, vehículos y guardaespaldas del Ministerio de Justicia en forma irregular.
Además, en sus actuaciones se encontraron indicios de suplantación de autoridad al firmar documentos públicos y actuar como asesor del Ministerio de Justicia sin serlo.
También se investiga su doble papel como asesor jurídico de una firma contratista del Ministerio de Justicia (Proindustrial Asesorías Ldta.) y su posición en el Consejo Nacional de Política Penitenciaria, que podría configurar una violación ética, moral y legal.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
DESASTROSA
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
PRIMER GRADO

CORONEL HOMERO RODRIGUEZ
DIRECTOR DE LA CARCEL DE ENVIGADO
Fue claramente negligente en el desempeño de sus labores. No hizo respetar ni respetó el código penitenciario, ni las reglas de las visitas, ni las normas de seguridad del penal. Cohonestó la toma del control de la cárcel por parte de Escobar.
DEFENSA ANTE LA COMISION:
DESASTROSA.
GRADO DE RESPONSABILIDAD:
PRIMER GRADO.

LAS SANCIONES
No existen en el mundo muchos antecedentes que permitan decidir qué debe y qué puede hacer la Comisión Accidental ante las conclusiones que saque sobre los hechos de Envigado, ni sobre el grado de responsabilidad que le adjudique a cada cual.
Sobre las responsabilidades de tercer y cuarto grados podría elaborar unas comunicaciones cordiales pero con un firme llamado de atención, advirtiendo sobre posibles fallas en el futuro.
En cuanto a las responsabilidades de segundo grado, su amonestación podría encuadrarse dentro de las llamadas mociones de observación, comunes en la práctica parlamentaria, con observaciones críticas y públicas a las gestiones de los responsables.
Las responsabilidades de primer grado deberían sancionarse con una declaratoria de indignidad. De nada sirve una moción de censura para quien fue ministro o ya no es funcionario del Estado. Pero establecer que alguien fue indigno en el ejercicio de su cargo es suficiente señalamiento para quienes protagonizaron una de las fallas de Estado más protuberantes en la historia del país.

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.