judicial

Atención: los 4 asesinos del fiscal Marcelo Pecci fueron condenados a 23 años de cárcel por el macabro crimen

Recibieron una rebaja de pena de casi el 50 % por aceptar los cargos durante la audiencia de imputación de cargos.


Los cuatro sicarios que participaron en el crimen del fiscal paraguayo Marcelo Pecci fueron condenados a 23 años y seis meses de prisión, esto después que aceptaran su participación en los delitos de homicidio agravado y porte de armas agravado.

El juez de Conocimiento de Cartagena les otorgó una rebaja del 50 % de la pena por aceptar los cargos durante la imputación de cargos celebrada hace dos semanas.

En medio de la audiencia de verificación del allanamiento a cargos, Eiverson Adrián Zabaleta, Cristian Camilo Monsalve, Marisol Londoño (colombianos) y Wendel Scott Carrillo (venezolano) pidieron perdón por su participación y responsabilidad en el crimen del fiscal paraguayo, Marcelo Pecci, quien fue asesinado en la isla de Barú el pasado 5 de mayo cuando disfrutaba de su luna de miel.

En la diligencia judicial, uno a uno, los cuatro sicarios, que ya aceptaron su participación en este crimen, les ofrecieron excusas públicas a la esposa, familiares y amigos de Pecci.

“Quiero pedirles a la Nación de Colombia y a ustedes por el error que me perdonen. Igualmente a la familia de ese hombre (Pecci), a mi familia y a todo el mundo entero. No volveré a cometer un acto así, estoy arrepentida de todo corazón, primera vez que hago esto y jamás lo volveré a cometer”, señaló Marisol Londoño Bedoya.

Por su parte, Everson Zabaleta se arrepintió “de todo corazón” por lo sucedió. “Sé que con una disculpa no voy a resucitar ni arreglar lo que pasó”. Acto seguido, Christian Monsalve Londoño ofreció excusas por afectar el nombre de Colombia ante Paraguay y los otros países del continente.

“He avergonzado a mi familia, por esto estoy totalmente arrepentido. Es mi primer y último delito (...) Espero que me disculpen, no tengo palabras suficientes para referirme a mi familia, porque sé que con esta disculpa no les devolveré a su familia. Lo siento demasiado”, agrego.

Tras esto, el juez de Conocimiento de Cartagena avaló el allanamiento a cargos al evidenciar que no existe ningún vicio ni causal de nulidad. “El Estado refrenda esa confesión que hicieron los procesados ante lo contundente de las evidencias que tiene la Fiscalía para derrocar la presunción de inocencia”, manifestó.

Con este acto se emitirá prontamente una sentencia por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas agravado. Debido a la aceptación de cargos podrán recibir una rebaja en la pena.

A primera hora, los familiares de Pecci le solicitaron al juez que impusiera la mayor pena en contra de los asesinos, validando la sevicia y planeación con la que ejecutaron el crimen.

“Esperamos que a estos cuatro criminales se les aplique la máxima pena posible; a nosotros eso no nos devuelve a nuestro familiar, pero debería evitarse que esta gente siga delinquiendo”, manifestó Francisco Pecci, hermano del fiscal antimafia.

El pasado 6 de junio, cuatro de los cinco capturados aceptaron su responsabilidad en los delitos que les imputó la Fiscalía: homicidio agravado en concurso heterogéneo con fabricación, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones agravado. Por su parte, Francisco Correa Galeano, ciudadano colombiano, se declaró inocente.

La Fiscalía sindicó al ciudadano venezolano, de 31 años, como el autor material del crimen de Pecci, dado que él sería la persona que disparó en varias oportunidades el pasado 10 de mayo, en la isla de Barú, contra el fiscal que investigaba amplias denuncias de narcotráfico en Paraguay. Mientras que los colombianos realizaron el trabajo de seguimiento en el hotel y recolectaron información sobre sus movimientos.

Francisco Galeano figura en el expediente como el presunto articulador y financiador del homicidio que se ordenó desde el sur del continente. Eiverson Zabaleta, aparentemente, fue el encargado de alquilar y manejar la moto acuática.

Finalmente, Cristian Camilo Monsalve y Marisol Londoño, su madre, serían los encargados de hacer el seguimiento a Marcelo Pecci. De acuerdo con el ente acusador, estos últimos se habrían hospedado en el mismo hotel donde estaba la víctima con su pareja y el propósito era seguirles los pasos durante su luna de miel.

Al parecer, la familia Monsalve Londoño habría reservado una habitación por dos noches en el establecimiento hotelero por medio de una agencia de viajes que les cobró 2.700.000 pesos.

En la audiencia de imputación de cargos, la Fiscalía General reveló varias fotografías que permiten evidenciar la forma como se adelantó el seguimiento por las calles de Cartagena, dentro del hotel y en la playa en Barú a Pecci y su esposa que estaban en su luna de miel.