nación

Atención: el ex-M19 Manuel Alberto Casanova será el nuevo director nacional de Inteligencia; ya hay polémica

Casanova tiene abierta una indagación preliminar de la Procuraduría por una denuncia de acoso laboral.


El gobierno de Gustavo Petro posesionará en las próximas horas al nuevo director de la Dirección Nacional de Inteligencia. Se trata de Manuel Alberto Casanova Guzmán quien fue integrante del M-19, pero además tiene algunos procesos disciplinarios en curso. La Casa de Nariño ya tiene el decreto listo.

Casanova tiene abierta una indagación preliminar de la Procuraduría por una denuncia de acoso laboral cuando fue profesor del Sena. Es amigo cercano al presidente Gustavo Petro y también formó parte de su alcaldía en Bogotá.

El filósofo de la Universidad de los Andes reemplazará en el cargo al almirante Rodolfo Amaya que hasta el momento se desempeñaba como director de la entidad.

Será el encargado de dirigir la inteligencia y contrainteligencia del Estado tanto nacional como internacional, entre ellos civiles y ciudadanos. Su misión será velar proteger los derechos de los colombianos a través de las herramientas con las que cuenta. Su jefe directo será el presidente de la República y los miembros del alto gobierno.

El decreto número 1707 de 2022 ya está listo. Allí se detalla la renuncia de Amaya para el cargo y la entrada de Casanova a la Dirección de Inteligencia del Estado.

El nuevo funcionario del Gobierno nacional es director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo del Conocimiento Avanzar con la que ha desarrollado proyectos con distintas organizaciones sociales.

Según reposa en su hoja de vida también fue profesional en Gestión de la Inclusión Social de la Secretaría Distrital de Integración Social en la alcaldía de Gustavo Petro entre 2013 y 2015. También fue asesor de la dirección general en la Caja de Vivienda Popular de Bogotá en 2012, consultor en la Secretaría Distrital de Gobierno en 2010 y consultor de proyectos del PNUD.

Además de haber estudiado filosofía en la Universidad de los Andes, tiene una maestría en filosofía en la Universidad Nacional y una especialización en Administración Pública en la Esap.

En el M-19 fue cuando coincidió con el hoy presidente Gustavo Petro y desde entonces han tenido una relación cercana. Con su Fundación Avanzar trabajó en consultorías con el antiguo grupo armado en la ayuda a los excombatientes.

Recientemente, también ha sido director del proyecto Colombian Peace Coffe, surgido de excombatientes del Acuerdo de Paz con las Farc.

Casanova ya fue hasta la Dirección Nacional de Inteligencia y adelantó reuniones como delegado del presidente Petro. Realizó una mesa de trabajo con la cúpula de la entidad para conocer el manejo y los requisitos de la entidad.

El nuevo funcionario se suma a la lista de exintegrantes del M-19 que llegan al poder con la victoria de Petro en las urnas. En la Unidad Nacional de Planeación estará Augusto Rodríguez quien también formó parte de ese grupo guerrillero.

El nombramiento de Rodríguez generó cuestionamientos por parte de diversos sectores, entre ellos el Centro Democrático que rechazó la designación. “El nombramiento de Augusto Rodríguez, exmilitante del M-19 como director de la UNP es inconveniente. Es una grave provocación y deja una enorme incertidumbre sobre las garantías de seguridad hacia la oposición, además no cuenta con los requerimientos para ejercer el cargo”, dijo el partido de oposición.

Aunque Petro les dio juego a otras colectividades que forman parte de la coalición del Gobierno, en otras dependencias y entidades ha posesionado a personas cercanas en su trayectoria personal y política, sin importar los cuestionamientos o dudas que tengan o la falta de experiencia para el cargo.

Noticias relacionadas