Tendencias

Home

Nación

Artículo

   El senador Mario Castaño se encuentra detenido por ser supuestamente la cabeza de una red corrupta que se quedaba con millonarios contratos del Estado.
El senador Mario Castaño se encuentra detenido por ser supuestamente la cabeza de una red corrupta que se quedaba con millonarios contratos del Estado. - Foto: guillermo torres-semana / valentina pérez-semana

judicial

Atención | Mario Castaño aceptó ante la Corte todos sus delitos de escandalosa corrupción y se expone a una condena de 15 años de prisión

El senador liberal se encuentra privado de su libertad en la cárcel La Picota señalado de participar en una red de corrupción.

En la mañana de este miércoles, el senador Mario Castaño reconoció su plena responsabilidad en los delitos concierto para delinquir agravado, interés indebido en celebración de contratos, peculado por apropiación, estafa agravada y concusión. Con esta acción el congresista liberal recibirá una rebaja en su sentencia que podría fijarse en 15 años de prisión.

La Sala Especial de Instrucción remitirá ahora el expediente a la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia con el fin que emita el fallo correspondiente. En la diligencia judicial, que no duró más de dos horas, al senador Castaño se le pusieron de presente los beneficios que implica la aceptación de cargos contemplados en el artículo 40 de la Ley 600 del 2000.

Castaño reconoció su participación en la estructura criminal que, con la complicidad de un grupo de alcaldes, funcionarios y particulares se apropió de multimillonarios recursos de la administración pública provenientes del patrimonio del Estado.

El dirigente político caldense, quien se encuentra actualmente privado de su libertad en la cárcel La Picota de Bogotá, tomó la decisión de someterse a una sentencia anticipada después de sostener un careo con Nova Lorena Cañón, su mano derecha en la organización criminal encargada de obtener millonarios contratos en diferentes ministerios y entidades públicas.

En esa oportunidad, Cañón -quien negociaba un acuerdo con la Fiscalía- le manifestó al senador que tenía toda la evidencia para verificar la forma irregular en que se habían exigido sobornos para negociar los contratos y la obtención de una comisión del 10 % sobre el valor total de los mismos.

Castaño llegó a convertirse en la cabeza de una compleja red dedicada al saqueo del erario; a través de la contratación en Caldas, Cauca, Chocó, Risaralda, Tolima y Valle del Cauca fue puesta al descubierto y puso en serios problemas al senador liberal Mario Castaño, considerado uno de los grandes caciques políticos del Eje Cafetero, y quien se reeligió el pasado 13 de marzo con la nada despreciable suma de 68.351 votos.

SEMANA, precisamente, reveló en su momento en exclusiva el expediente en contra de Castaño. Según la justicia y el amplio expediente en poder de la Fiscalía, y ahora en manos de la Corte Suprema, no hay duda de que se trata de una banda criminal conformada en torno al dirigente que aspira a su tercer período, y quien “en virtud de los cupos indicativos viabilizó la financiación de proyectos al interior de entidades del orden nacional y se interesó de manera indebida, junto con su grupo delincuencial, en varios proyectos y contratos”.

El pasado 15 de septiembre, el Consejo de Estado admitió para su estudio la demanda que pide la muerte política de Castaño. Esto por no posesionarse el pasado 20 de julio para el período 2022-2026.

El papel de Mario Castaño

En palabras de la propia Nova Lorena Cañón, Mario Castaño tuvo una activa participación en todos los actos de corrupción. En su hoja de colaboración, revelada por SEMANA, la relacionista pública oriunda de Villavicencio aseguró que el senador “ofreció porcentajes del valor total de los contratos que se lograran adjudicar o los recursos que se logren gestionar para proyectos como Sacúdete al Parque del Ministerio del Interior, proyectos de ambulancias y proyecto y/o convenios con el Ministerio de Cultura, para la Escuela Taller de Caldas”.

El congresista coordinó además de manera directa la entrega de dinero como “contraprestación” de las gestiones “ante las entidades del orden nacional y local”. En varios encuentros –cuyos registros fueron entregados por la misma Nova Lorena– se cuadró la manera en que se debían pagar los sobornos. “Recibió pagos autorizados por el senador por su gestión”.