Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/20/2019 3:43:00 PM

Prohíben por tres meses el parapentismo en Colombia

Luego de varios incidentes, algunos con víctimas fatales y heridos, Coldeportes expidió una Resolución en la que suspende el parapentismo temporalmente y como medida preventiva. ¿Qué pasó?

Coldeportes prohíbe por tres meses el parapentismo en Colombia Este año se han registrado 15 incidentes con cuatro parapentistas muertos, en el Valle del Cauca. Foto: Luis Ángel Murcia

Desde hace un par de años el parapentismo viene tomando fuerza en el país, a tal punto que hoy es visto como uno de los motores de la Economía Naranja que pretende impulsar el presidente Iván Duque. Cifras conservadoras estiman que solo el año pasado llegaron al país 10.000 parapentistas extranjeros que movieron un promedio de treinta millones de dólares en los pequeños municipios que sirven de pista.

Pero ese deporte extremo acaba de recibir un duro golpe por cuenta de una Resolución que expidió Coldeportes y en la que ordena a la Federación Colombiana de Deportes Aéreos y a sus clubes “suspender eventos deportivos y actividades de parapente como medida preventiva en procura de la garantía de la seguridad de los participantes o espectadores (…)”.

El documento aclara que la suspensión tendrá una vigencia de tres meses, “mientras se logran establecer los hechos y causas asociadas a los siniestros ocurridos en la práctica del parapente (…)”. ¿Qué sucedió?

Puede leer: La circular que restringe el parapentismo en Colombia

La realidad es que el auge de este deporte, además de atraer turistas internacionales, también trajo consigo algunos siniestros. Prueba de ello es que solo este año ya se cuentan 15 incidentes con cuatro víctimas fatales, mientras que el año anterior la cifra fue de por lo menos 25 casos con tres muertos.

Este año ya se cuentan 15 incidentes con cuatro víctimas fatales, mientras que el año anterior la cifra fue de por lo menos 25 casos con tres muertos.

Esa situación, que es considerada normal y manejable dentro de un deporte de alto riesgo, disparó las alarmas de las autoridades que ven con preocupación dichos accidentes y en especial un incidente que está siendo investigado por la Aeronáutica Civil (Aerocivil).

Ocurrió el pasado 8 de enero cuando la tripulación de una aeronave de la empresa Helistar SAS, con base de operaciones en Soracá, Boyacá, “advirtió sorpresivamente la presencia de dos parapentistas volando a 10.500 pies, a tres millas náuticas al SSW de Soracá, sin ningún tipo de comunicación, ni radial, ni previa al vuelo”, dice textualmente el informe que presentó a la Aerocivil, el capitán César Acero, director de Seguridad Operacional de Helistar.

Para tener una idea de lo sucedido, basta decir que entre una aeronave y un parapentista debe existir una distancia en vuelo de 300 metros. Mientras los aviones deben mantener una altura mínima de 2.700 metros; los parapentistas pueden volar a una máxima de 2.400 metros.

A ese detallado informe sobre un incidente que pudo causar una tragedia aérea, se suma que este año cuatro parapentistas murieron en circunstancias distintas, durante vuelos que realizaban en el Valle del Cauca. Cabe destacar que esa zona de vuelo está rodeada por dos aeropuertos, aunque con poca actividad aérea; el Farfán de Tuluá y el Santa Ana de Cartago.

Le puede interesar: A volar sobre el cielo de Barbosa

El primer siniestro ocurrió el 13 de enero en El Cerrito, Valle, durante un vuelo en el que perdió la vida el parapentista Octavio Agudelo Escobar, un reconocido empresario caleño de 54 años de edad. Las primeras versiones señalan que se deslizó de su parapente porque al parecer no aseguró bien un arnés que lo sostenía.

Pasadas unas semanas murió el estadounidense Brad Golenon, quien el 2 de enero perdió el control de su parapente y cayó en una zona boscosa del municipio de Ansermanuevo, al norte del Valle. En esa misma localidad se presentó otro siniestro el 9 de febrero pasado, cuando el parapentista belga Baurey Peter, de 53 años, también cayó desde el aire, sufriendo heridas de gravedad que le causaron la muerte. En los registros figura además la muerte del parapentista francés, Marc Caussanel, accidentado el 14 de febrero en inmediaciones del municipio de Bugalagrande, Valle.

A esa mala racha se agrega el accidente que sufrió la joven caleña Luisa María Jansasoy, quien hoy se encuentra postrada en la camilla de una clínica tras sufrir una lesión de columna luego de lanzarse en un paracaídas, pero éste se enredó y no abrió. Ese salto era un regalo de cumpleaños.

Jheison Fabián Pineda, piloto de Ala Delta que dirige el club Vuelo Libre de Roldanillo, Valle, manifestó su preocupación por el veto que les impuso Coldeportes a través de la Resolución, aunque admitió que “nuestro deporte es de alto riesgo, donde la responsabilidad total es del piloto”.

Enfatizó que en todos los accidentes y siniestros ocurridos este año las víctimas eran pilotos profesionales y experimentados que conocían las ventajas y desventajas de volar en esta zona, “todos sabemos que aquí confluyen corrientes de aire muy fuertes que provienen de la cordillera central y el Pacífico”.

Le recomendamos: ¡Qué cañonazo!

Frente a ese oscuro panorama para los parapentistas, Javier Fernando Castro, director de la Federación Colombiana de Deportes Aéreos, una entidad que agremia a 596 pilotos en 40 clubes, manifestó que están trabajando “para evaluar las fallas y tomar las acciones correctivas pertinentes; pero la gente debe entender que no somos un ente de control ni autoridad; solo somos promotores de un gremio”, precisó.

El dirigente aclaró que en Colombia existen 19 puntos autorizados por la Aerocivil para realizar vuelos en parapente y que están ubicados en Valle, Eje Cafetero, Antioquia, Cundinamarca, Boyacá, Santander y Cartagena”, precisó.

EDICIÓN 1950

PORTADA

María Paula Correa, el poder en la sombra

Su nombramiento como jefe de gabinete convierte a esta joven abogada en la segunda persona más importante del Gobierno después del presidente Duque. ¿Quién es ella?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1950

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.