bogotá

Concejales califican decisión de Claudia López de emitir el POT por decreto como arbitraria y contraproducente

Los concejales de la Alianza Verde que desde un principio mostraron objeciones al proyecto y se negaron a una votación por bancada en el Cabildo, manifestaron que a la alcaldesa le faltó humildad para reconocer los errores y volver a presentar el POT.


Como un verdadero baldado de agua fría cayó en el Concejo de Bogotá la decisión de la Administración de Claudia López, de emitir el POT por decreto a pesar de las decenas de voces en contra que le pedían no hacerlo y, por el contrario, que lo volviera a radicar el próximo año en el Cabildo.

Varios concejales ya calificaron la medida como arbitraria, contraproducente e imponente. Incluso también tilda la decisión como una inocentada de muy mal gusto.

Se trata de cuatro concejales de la Alianza Verde, partido de la propia alcaldesa López y quienes en la discusión en el Concejo expusieron innumerables objeciones al proyecto y cuestionaron la intención del partido de hacerlos votar el POT por bancada, cuando en proyectos anteriores no se había hecho de esa manera.

En diálogo con SEMANA, el concejal Diego Cancino señaló que con esta decisión, la administración está pasando por encima del Concejo y de la ciudadanía. “Es una decisión totalmente contraproducente, porque es una decisión ilegítima, que no reconoce las voces de la gente que manifestaron una cantidad de contradicciones de conflictos y de angustias frente al POT y que pasa por encima del Concejo de Bogotá”, comentó.

Por su parte, el cabildante Martín Rivera, le dijo a SEMANA que esta decisión de emitir el POT por decreto es un error en el cual ni siquiera la alcaldesa Claudia López va a ganar. “Estoy muy sorprendido y frutado con esa decisión, eso pareciera una inocentada de muy mal gusto. Lo que debió hacerse fue presentar una versión mejorada después de todas las discusiones que hubo este semestre y volver a hacer todo el trámite, pero ya con un avance muy importante”, dijo Rivera.

El concejal agregó que esta decisión “es un error político y jurídico. La alcaldesa cree que va ganar, pero en realidad no. Saldría a decir que la administración de ella sacó el POT y que no le tembló la mano a pesar de las voces en contra, pero terminará perdiendo la ciudad con un riesgo jurídico enorme de que lo tumbe un juez”.

A esas voces en contra se sumó la del concejal Luis Carlos Leal, también de la Alianza Verde, quien aprovechó para recordarle a la alcaldesa que ella estando en campaña y siendo ya la alcaldesa electa, le pedía al entonces alcalde Enrique Peñalosa que no emitiera su POT por decreto.

“Es una decisión bastante lamentable, se contradice la alcaldesa actual con la candidata Claudia López cuando le pedía al alcalde no emitir el POT por decreto, que le daba la espalda a la ciudadanía porque no tuvo la participación necesaria”, indicó Leal.

Al igual que como lo señaló Rivera, el concejal Leal aseveró que con esta decisión pierde Bogotá, lo que deja muy mal parada a la mandataria local. “Ella tiene la oportunidad durante estos dos años que le quedan de dar una discusión mucho más amplia, escuchar mejor a los sectores que se encuentran involucrados y tienen intereses dentro de la ciudad, pero desgraciadamente hoy no lo está haciendo, es una muy mala noticia, hoy pierde Bogotá. Nuevamente la alcaldesa le queda mal a la ciudad e incumple pactos que hizo en campaña”, fueron las palabras de Leal.

Por su lado, la concejal Lucía Bastidas y quien durante varias semanas ha lanzado fuertes críticas al POT que se radicó en el Concejo, afirmó que se trata de una decisión arbitraria. “Me parece arbitrario, la alcaldesa no escuchó las distintas voces de los gremios, del Concejo de la ciudad, de los ciudadanos y asociaciones que le pedíamos no decretar el POT por decreto con fe de erratas como le he denunciado, corrigiendo los errores de la versión inicial que son de forma y de fondo. No son errores, sino horrores, donde promovemos que la ciudadanía viva a las fueras porque no habrá vivienda que se requiere para más de un millón de hogares”, comentó Bastidas.

Ahora bien, aunque todavía no se conocen muchos detalles de cómo será el actuar de la Administración Distrital frente al POT, hasta el momento se conoce que se emitiría por decreto como se radicó inicialmente y posteriormente, con decretos adicionales, se harían las modificaciones añadiendo las diferentes recomendaciones que se alcanzaron a acordar con los concejales ponentes.

Sin embargo, para los concejales, esta salida de la Administración Distrital sería una verdadera “chambonada” y lo que haría es dejar a la ciudad en una verdadera incertidumbre jurídica. Así mismo, con esto la propia alcaldesa Claudia López estaría reconociendo que el POT tiene bastantes falencias.

Es una chambonada, eso habla del reconocimiento de la propia administración de que al proyecto le faltaba cocción, discusión, estudios previos. Es un problema de ego, de poner su nombre, su título, se trata de imponer su decisión en la ciudad”, dijo el concejal Luis Carlos Leal.

Para el concejal Martín Rivera, por su lado, “lo que se terminará abriendo es un debate jurídico, varios abogados que saben de esos temas ya han dicho públicamente que la Ley es taxativa en ese sentido, únicamente se puede decretar la versión que se radicó y las demás interpretaciones lo que va hacer es enrarecer el ambiente de la perspectiva jurídica y generar daño en el desarrollo de la ciudad”.

Complementando lo dicho por Rivera, la concejal Lucía Bastidas subrayó que “si creen que con fe de erratas van a solucionar todos los errores que tenían en el POT inicial, están muy equivocados y a punta de decretos va ser peor, vamos a quedar en una incertidumbre jurídica impresionante para aquellos que quieren construir ciudad”.

Las objeciones al POT

Además de coincidir en que el POT no debe emitirse por decreto y en que la Administración Distrital estaría cometiendo un error, los cuatro concejales expusieron las objeciones que tienen frente al proyecto que la Alcaldía radicó inicialmente ante el Concejo.

“El enfoque del POT está equivocado, no creo que el enfoque central deba ser el de cuidado, sino debe ser el de las oportunidades en una ciudad como la nuestra”, dijo el concejal Rivera. Y añadió que “es un documento que tiene muchas ligerezas, hay algunas de forma, básicas, como mala paginación, mala ortografía en algunos casos, conceptualmente en algunos casos se habla de millas y en otros de kilómetros, son cosas que se pueden ajustar, pero es una muestra del afán con el cual se sacó el documento”.

De igual modo, para Rivera “este Plan de Ordenamiento genera algunas desigualdades y doy un caso muy concreto: una de las actuaciones estratégicas que plantea ese POT, es en la Sevillana, el lugar de la peor calidad de aire de Bogotá y aún así este POT plantea la construcción en desarrollo de 17.000 viviendas de interés social y prioritario, eso genera mayor desigualdad”.

Por su lado, el concejal Cancino mostró su preocupación por el futuro de la cuenca del río Tunjuelo en la ciudad. “Nos estamos preguntando si en esos decretos la cuenca del rio Tunjuelo se va a respetar o si se va a llenar de 40.000 viviendas en zonas de alto riesgo de inundación en donde se va a afectar la Van der Hammen del sur. También nos preguntamos qué va pasar con la plusvalía, porque con todos estos niveles de densificación que pone el POT, de construcción a la loca, nosotros necesitamos preguntarnos: ese valor que se gana por el suelo usado por las grandes constructoras, ¿quién se va a llegar esas ganancias, la ciudad o los grandes constructores?, es decir, ¿esa plusvalía donde va a quedar?, porque en el POT que fue radicado no está eso claro”.

De la misma manera, para el cabildante Luis Carlos Leal, “este POT va en contravía de poblaciones que históricamente han sido vulneradas, privatiza el espacio público y afecta a los vendedores ambulantes de la ciudad. Va a densificar más la ciudad, deteriorando la calidad de vida de quienes vivimos acá en Bogotá”.