Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/12/2012 12:00:00 AM

Corte Suprema acepta condena contra cirujano por lesiones personales

Al revisar un fallo de un juzgado de Cali, el máximo tribunal consideró que el médico Manuel de Jesús Caicedo aplicó un mal procedimiento posoperatorio, ya que no tuvo en cuenta las posibles consecuencias de la cirugía. La mujer quedó con lesiones permanentes.

Corte Suprema acepta condena contra cirujano por lesiones personales Frente a la decisión de la Corte Suprema no cabe otro recurso. Foto: Archivo semana
La vida para el cirujano Manuel de Jesús Caicedo cambiará a partir de este jueves, luego de que la Corte Suprema falle un recurso de casación en su contra en el cual le ordena indemnizar a una paciente a quien le practicó una cirugía estética. En el fallo también se le obliga a retirarse de la profesión por un año.
 
Y es que el caso sienta precedente, ya que en el fallo de la Corte Suprema se acusa al médico Caicedo de la autoría del delito de "lesiones personales culposas", por la omisión de los procedimientos tras la cirugía.

Mal procedimiento

La tragedia para la paciente Carmen Rojas* y el cirujano comenzó el 22 de julio del 2003, cuando la mujer se sometió a una intervención quirúrgica de implantación mamaria, inyección glútea y lipoescultura.

Tras la operación, Carmen presentó extensas zonas de enrojecimiento y úlceras de la piel del abdomen (eritema y epidermólisis), a las que sumó un intenso dolor, fiebre, vómito y malestar general. Su hermana llamó telefónicamente al cirujano, quien después de varias horas acudió al domicilio de la paciente y tras revisarla, le informó que se trataba de un proceso normal de recuperación.

Pero, según el dictamen médico -el cual tuvo en cuenta la alta corte-, el sufrimiento de la piel inició con el trauma causado por la liposucción superficial que habría ocasionado la ruptura de los vasos sanguíneos y que permitió la infección.

Los magistrados de la Corte Suprema aceptaron la tesis de otros médicos consultados en la cual se indica que "como consecuencia de las lesiones causadas, se dictaminó una incapacidad médico legal definitiva de 45 días y secuelas consistentes en deformidad física que afecta el cuerpo de carácter permanente".

En la sentencia se afirma que "la infección sí era manejable y previsible", por lo que le da total responsabilidad al médico.

El fallo

Ante estos hechos, en el fallo se mantiene la sentencia proferida por el juzgado primero penal municipal de Cali proferido el 27 en mayo del 2009. En este se ordenó al médico a no practicar procedimientos quirúrgicos por un año.

También lo sentenció al pago de una multa por 149.360.610, los que deben ser actualizados con intereses corrientes o indexados hasta que se produzca el pago y a 150 salarios mínimos legales mensuales por concepto de perjuicios materiales y morales.

El fallo se produce luego de que la defensa del médico solicitó una revisión del caso. El 18 de noviembre del 2009, el juzgado segundo penal del circuito de Cali revocó la condena, ya que consideró válidos los procedimientos. 
 
Ante eso, la defensa de la paciente pidió a la Corte Suprema una nueva revisión. Contra esta decisión no procede recurso alguno.

*Nombre cambiado.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.