nación

“Delincuentes, bandidos, no quedará uno solo en libertad”: la advertencia de Diego Molano a la primera línea

El ministro de Defensa compartió un balance de los resultados de la fuerza pública contra la violencia de ese grupo.


El ministro de Defensa, Diego Molano, lanzó a través de su cuenta oficial de la red social Twitter una advertencia a los integrantes de la denominada primera línea que incurran en actos de vandalismo. Además, compartió un balance de los resultados que han tenido las acciones de la fuerza pública contra quienes perteneciendo a ese grupo generan violencia.

Delincuentes, bandidos, no quedará uno solo en libertad. El vandalismo de la primera línea lo enfrentamos con la Constitución en mano y el peso de la ley”, avisó Diego Molano.

El balance del Ministerio de Defensa sobre las acciones de la fuerza pública contra la violencia de la primera línea destaca que 178 personas han sido capturadas en 18 ciudades y hay 64 procesos investigativos abiertos.

Además, entre los delitos cometidos por este grupo están el homicidio, secuestro simple, terrorismo, violencia contra servidor público, daño en bien ajeno, obstrucción a vías públicas, lanzamiento de objetos y/o sustancias peligrosas, hurto e incluso fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones.

El informe destaca algunas de las principales capturas que se han llevado a cabo contra integrantes de la primera línea. Inicialmente señala que alias Juan, Colombia y Enano fueron detenidos por el homicidio del policía Jesús Alberto Solano Beltrán en Soacha. Otras seis personas fueron arrestadas por la quema del Palacio de Justicia en Tuluá.

Cuatro personas fueron capturadas por la quema y destrucción del peaje San Miguel, en el municipio de Sibaté. Otros ocho individuos fueron detenidos por el secuestro y tortura de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) el 27 de mayo en el Valle del Cauca, entre ellos alias Mallarino, líder de la ‘Primera Línea La Y’.

Señalados de actos vandálicos en Cali, fueron capturados alias el Caleño y alias el Gomelo con otras dos personas. Finalmente, ‘19′ fue responsable de la tortura a dos hombres en Bogotá el 4 de junio y también está tras las rejas.

Diego Molano también anunció la creación de un cuerpo especial de 20 personas de inteligencia para ubicar a quienes cometieron actos de vandalismo contra el sistema de transporte público en la ciudad de Bogotá.

El alto funcionario dijo que una de las prioridades de este equipo será capturar a quienes quemaron un bus nuevo del SITP durante el lunes en la localidad de Suba.

Diego Molano señaló que no se permitirá que los delincuentes atenten contra la tranquilidad de los ciudadanos y recordó que hay una recompensa de hasta 20 millones de pesos para quienes entreguen información sobre los responsables de esta acción violenta.

El ministro de Defensa indicó que lo que se busca con el nuevo equipo de investigadores es la judicialización por tentativa de homicidio, terrorismo, hurto y además por afectación a bienes públicos y privados, de los encapuchados que han cometidos actos de destrucción contra el sistema de transporte público de Bogotá.

“Por supuesto esas investigaciones también profundizarán para saber quién los está financiando para cometer estos actos de destrucción de bienes públicos y privados de todos los colombianos, en especial teniendo en cuenta el grave acto de ayer en Bogotá, por eso presentamos hoy el plan de búsqueda, captura y judicialización de todos aquellos que afectan los sistemas de transporte público como el caso de TransMilenio”, explicó Diego Molano.

El ministro de Defensa especificó que “este plan tiene el propósito de desarrollar en la ciudad de Bogotá un grupo especial de diez miembros de policía judicial, además de diez de inteligencia del equipo especial de operaciones”.

Diego Molano agregó que las autoridades advirtieron la manera como este lunes “un grupo de vándalos destruyeron un bus nuevo que se ponía al servicio de transporte de la ciudad. Ahí están los impuestos de todos los colombianos, se ven afectados todos los bogotanos que buscan volver a sus hogares, ir a las universidades o regresan del trabajo. No se puede permitir que un grupo de vándalos permanentemente ataquen o secuestren los buses”.