medio ambiente

Pobladores y fauna nativa: los afectados por el derrame de crudo en Santander

La tragedia ambiental se agudiza. Los pobladores de diferentes corregimientos denuncian que la mancha negra se expande y muchos animales han muerto a causa del terrible suceso producto del derrame del pozo 158 de Ecopetrol.


Una mancha petróleo de 15 kilómetros de largo y 40 centímetros de espesor recorre el Río Sogamoso. Peces, aves y mamíferos han sido las principales víctimas del derrame del pozo 158 de Ecopetrol que se ubica en el corregimiento La Fortuna de Barrancabermeja, departamento de Santander.

Dicen los pobladores de la zona que la primera vez que se vio la mancha fue a 12 kilómetros de donde se registró la tragedia, en el corregimiento de El Pedregal. Bocachicos, blanquillos, doradas, bagres babillas, iguanas y tortugas por montones han muerto. El derrame de crudo completa hoy 20 días.

Las fotos son impactantes y muestran la magnitud de la catástrofe. La Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) reportó que adelantará una investigación con el fin de corroborar la responsabilidad ambiental de Ecopetrol en esta tragedia. En Puente Sogamoso y Sabana de Torres se denunció que la mancha negra de crudo y aceite ya se ve en las diferentes deltas.

Al respecto el ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo ha dicho que ha dado instrucciones para que “esta investigación se haga de la manera ms rigurosa posible”. Murillo pidió no entrar en contacto con cuerpos de agua cercanos a la tragedia.

Por su parte Ecopetrol ha dicho que realiza cada dos horas monitoreos ambientales para análisis fisicoquímicos en cuerpos de agua y sedimentos.

Sin embargo, en redes sociales el tema ha sido tendencia y las críticas hacia Ecopetrol y el ministro se ven por montones. El primero por ser el primer señalado como responsable y el segundo por no actuar de lleno en la situación.

La mancha ya contaminó tres quebradas y el río Sogamoso, muchos líderes y pobladores tienen miedo de que el crudo toque las aguas del río Magdalena, pues los daños para las especies de flora y fauna son graves.

1.900 hectáreas afectadas, 15 familias fueron reubicadas en un hotel cercano a Barrancabermeja, hay 2.000 personas sin agua, los menores de edad son los más afectados por el intenso olor, y la cruz roja hace lo posible por hacer revisiones médicas constantemente.