Tendencias

Home

Nación

Artículo

Siguen los cierres viales en las calles de Bogotá por cuenta de la construcción de la primera línea del Metro
Desde el Concejo se pide que se aprovechen los estudios de factibilidad que ya existen del metro subterráneo en Chapinero y Santa Fe para estructurar esta extensión en tiempo récord. - Foto: Prensa del Metro de Bogotá

bogotá

Desde el Concejo lanzan propuesta para extender la segunda línea del metro en Bogotá

La propuesta de la concejal Mafe Rojas es extender la segunda línea usando los estudios que ya existen del metro subterráneo.

La concejal de la Alianza Verde, Mafe Rojas, lanzó una propuesta a la empresa Metro de Bogotá y a la Secretaría Distrital de Movilidad para extender la segunda línea del metro, usando los estudios que ya existen del metro subterráneo.

La línea 2 del Metro de Bogotá será subterránea. Inicia en Suba, pasa por Engativá y termina en la calle 72 con carrera 11. Sin embargo, de acuerdo con la cabildante, en el diseño actual hay un gran cuello de botella en la calle 72 con Caracas, en este punto, buena parte de los usuarios de la línea 2 harán transbordo a la línea uno.

Para solucionar este problema, que se agravará con la extensión de la línea uno, la concejala Mafe Rojas propone a la empresa Metro de Bogotá y a la Secretaría Distrital de Movilidad que se aprovechen los estudios de factibilidad que ya existen del metro subterráneo en Chapinero y Santa Fe para estructurar esta extensión en tiempo récord.

Propuesta de la concejal Mafe Rojas para extender la segunda línea del metro en Bogotá.
Propuesta de la concejal Mafe Rojas para extender la segunda línea del metro en Bogotá. - Foto: Concejal Mafe Rojas

El metro de Bogotá no tiene reversa

En las últimas horas, en el marco del lanzamiento de la Fundación Centro de Tratamiento e Investigación sobre Cáncer Luis Carlos Sarmiento Angulo (CTIC), la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, le salió el paso, por fin, a las dudas que hay sobre el futuro de la primera línea del metro de Bogotá y aseguró que el megaproyecto no tiene reversa alguna.

En su intervención, la alcaldesa López afirmó que “en los próximos días firmaremos con el presidente Iván Duque el convenio de cofinanciación que le permitirá tener a Bogotá no solo su primera línea del metro, que no tiene ninguna reversa, sino empezar el año entrante la construcción de la segunda línea del metro, la primera subterránea que llegará a Suba y Engativá”.

Incluso, en su discurso, la mandataria local aprovechó para mandar un mensaje que fácilmente podría estar dirigido al presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, quien en reiteradas ocasiones ha señalado que en su gobierno se revisará a fondo cómo avanza el contrato de la primera línea del metro, pues a la fecha aún no se cuenta con los estudios y diseños de detalle.

“Nuestro país no solo quiere un cambio de rumbo, también quiere un cambio de protagonistas, y eso es legítimo, pero no será destruyendo lo poco que hemos construido de Estado, de sociedad, de mercado; como vamos a avanzar será mejorándolo, perfeccionándolo, adicionándole cosas que seguramente hacen falta, pero también invirtiendo”, advirtió López.

Las afirmaciones de la mandataria local se dan en un momento en el que el futuro del metro de Bogotá se ha tornado un poco incierto con las declaraciones que han entregado al respecto el propio presidente Petro y el coordinador del empalme entre la Nación y Bogotá en el tema metro, Daniel Rojas.

Estando en campaña y siendo candidato del Pacto Histórico, Petro alimentó las dudas frente a la continuidad de este importante proyecto de movilidad.

“Hasta ahora no hay estudios, hasta al día de hoy la empresa que contrató Peñalosa, de origen chino, no ha presentado estudios de metro elevado y, mientras no presenten estudios, no hay valores, cantidades. Ni siquiera sabemos cuál es ese 70 % (que debe financiar la Nación) y si se puede o no se puede”, afirmó Petro en su momento.

Indicó que, de llegar a la Presidencia, conformaría una comisión que estudie la viabilidad de seguir con el metro elevado.

Al ganar las elecciones presidenciales, efectivamente, el presidente electo conformó una comisión de empalme específica solo para el metro de Bogotá y Rojas ha aumentado las dudas.

En entrevista con medios nacionales, Rojas mostró la preocupación que tiene el nuevo gobierno con el metro y, aunque afirmó que el compromiso es el de entregarle a la ciudad el mejor metro posible, dejó claro que la continuidad del proyecto dependerá de lo que diga el Ministerio de Hacienda sobre la cofinanciación del 70 %.

“Si esa cofinanciación corresponde a lo que dicen los estudios de ingeniería de detalle, tendríamos el metro sobre rieles, pero si no es así, la Nación estaría comprometiendo una gran parte de sus recursos en algo que no sabe cuánto vale”, precisó.

Ante estas dudas que hay en el ambiente, SEMANA buscó en días pasados al gerente de la Empresa Metro de Bogotá, Leónidas Narváez, para conocer con exactitud cuál es el avance real de los estudios y diseños de detalle de la primera línea.

“En los frentes de obra activos, tales como el Patio Taller y el intercambiador vial de la calle 72, los diseños de detalle están al 100 %. Con base en lo anteriormente señalado, el porcentaje de avance de la ingeniería de detalle con corte a 15 de junio de 2022 es del 68,18 %”, dijo el funcionario.

Narváez precisó que el concesionario tiene unas fechas de entrega programadas que se están cumpliendo de acuerdo con el cronograma y se contará con el 100 % de los diseños que se requieren para diciembre 2022, lo que permitiría iniciar obras, tal y como está contemplado en el contrato, en enero de 2023.