Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/5/2009 12:00:00 AM

El aspirante a capo

Un hombre que hace 20 años era el niño sicario favorito de 'Don Berna' intenta a sangre y fuego convertirse en el nuevo jefe del narcotráfico en Antioquia y la Costa.

El aspirante a capo Maximiliano Bonilla, alias ‘Valenciano’ , es el principal responsable de la oleada de asesinatos que afectan por lo menos a cinco departamentos
Maximiliano Bonilla tenía escasos 13 años cuando su padre fue asesinado en una balacera en Medellín, y quedó sólo en la vida. Era el año 1985. El jefe de su papá lo adoptó como si fuera su propio hijo y lo llevó a trabajar con él. Pero lo que hace diferente esta historia es que el hombre que lo apadrinó era nada más y nada menos que Diego Murillo, alias 'Don Berna' quien para la época era el jefe de la temida banda de sicarios conocida como La Terraza.

El adolescente empezó a trabajar en el 'negocio' de su padrino y antes de cumplir los 15 años se había convertido en uno de los más efectivos, letales y consentidos sicarios de 'Don Berna'.

Esa historia ocurrió hace mas de 20 años. Pero a diferencia de la mayoría de quienes estuvieron al lado de 'Don Berna' en las guerras mafiosas de las últimas dos décadas, Bonilla es uno de los pocos que aún está vivo. En la actualidad es el hombre que está detrás de una de las más sangrientas oleadas de violencia en el mundo del crimen organizado que ha dejado centenares de muertos en el último año. Bonilla, conocido como 'Valenciano', es el principal responsable de la vendetta que tiene azotada a Medellín y que en los últimos seis meses se ha extendido a zonas del bajo Cauca antioqueño, Barranquilla, Santa Marta, Cartagena y Montería.

La estrategia que ha desplegado 'Valenciano' es tan simple como macabra: a sangre y fuego busca consolidarse como el nuevo capo del narcotráfico en Colombia. Para lograrlo ha acudido a la táctica sencilla pero efectiva de apoderarse de los territorios, las rutas y los negocios de muchos de los narcos y paramilitares extraditados o presos. Para lograrlo está dispuesto, y así lo ha hecho, a hacer la guerra contra quien sea necesario, lo que hoy tiene disparados los índices de asesinatos en varias regiones del país.

Aunque es un completo desconocido para la opinión pública, el alias de 'Valenciano' es muy popular entre los criminales y los organismos de seguridad. Como jefe de seguridad de 'Don Berna' 'Valenciano' siempre estuvo en la línea de sucesión del ahora extraditado jefe de la 'oficina' de Envigado. Cuando 'Don Berna' se desmovilizó y posteriormente fue enviado a Estados Unidos, personajes como los alias 'Danielito', 'Rogelio' y 'Yiyo', entre otros, asumieron el control de esa estructura criminal, y 'Valenciano' permaneció al lado de ellos. Pero en los últimos tres años algunos fueron asesinados, otros se entregaron a la justicia norteamericana y algunos fueron capturados y extraditados, todo lo cual le despejó el camino a 'Valenciano' para apoderarse de la 'oficina'.

Junto con viejos socios como alias 'Nito' y 'Sebastián' comenzó una impresionante y rápida estrategia expansionista a punta de bala. Luego de que 'Jorge 40' y Hernán Giraldo se desmovilizaron, 'Valenciano' se apoderó de los territorios de esos jefes paramilitares en La Guajira, Magdalena, Bolívar y Atlántico. Se quedó con tierras y rutas de 'Los Mellizos' en Córdoba, y parte del Urabá antioqueño quedó bajo su control tras la captura de 'Don Mario'.

En poco tiempo, menos de dos años, 'Valenciano' concentró mucho poder, pero también muchos enemigos y cada vez se hizo más visible e importante para las autoridades colombianas y extranjeras. Siguiendo las recomendaciones de antiguos jefes de la 'oficina' que se han entregado a la justicia estadounidense, como 'Rogelio', algunos socios de 'Valenciano' empezaron acercamientos con agencias de Estados Unidos para negociar y someterse. Pero 'Valenciano', que nunca ha considerado esa posibilidad, decidió no correr el riesgo de ser delatado y desde comienzos de este año empezó a asesinar a sus socios.

Eso desató la guerra interna que ha dejado decenas de muertos en el Valle de Aburrá. El más reciente de esos asesinatos ocurrió el miércoles de la semana pasada cuando fue acribillado 'Nito', el antiguo aliado de 'Valenciano'. El viernes la Policía dio un duro golpe que sin duda alguna será de gran ayuda para tratar de controlar la ola de crímenes en Antioquia. Más de 30 personas de la estructura de 'Valenciano', 'Sebastián' y 'Nito' fueron arrestadas en varias operaciones simultáneas que afectaron a las estructuras involucradas en esta guerra. Ahora la cacería se concentra en 'Valenciano', el aspirante a capo que se refugia en la costa del Caribe.

EDICIÓN 1911

PORTADA

La mala hora del Grupo Aval

El grupo económico más grande del país enfrenta uno de sus momentos más difíciles por cuenta de actuaciones de la justicia colombiana y de Estados Unidos. Las consecuencias pueden ir más allá de los intereses del banquero.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1911

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.