Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/20/2014 12:00:00 AM

“No soy vocero, ni interprete, ni ventrílocuo del Gobierno”: Enrique Santos

El periodista reiteró que su libro ‘Así empezó todo’ no es un altavoz de las políticas de gobierno frente al proceso de Paz.

Enrique Santos habla sobre su libro 'Así empezó todo' “No soy vocero, ni interprete, ni ventrílocuo del Gobierno”: Enrique Santos Foto: Claudia Rubio / EL TIEMPO
Enrique Santos Calderón contó en Semana en Vivo detalles sobre cómo se consolidó la etapa exploratoria que dio inicio al proceso de paz hace dos años, consignadas en su libro Así empezó todo, el primer cara a cara entre el Gobierno y las FARC en La Habana.
Por ejemplo, indicó que la guerrilla perece tener un “pánico escénico” de cara a la participación política. “Hay algo que los paraliza un poco y les crea inseguridades”. Y sostuvo que la reciente suspensión de las negociaciones de paz, originada por la detención del general Rubén Darío Alzate, puede darle un “segundo oxígeno” a lo que se discute desde Cuba.
“Cuando se dio esa noticia, el primer impacto para el proceso fue negativo y creció el nivel de desconfianza, (…) pero no hay mal que por bien no venga. La opinión pública comenzará a pensar que esto va en serio”, afirmó.
El periodista y miembro del primer grupo que tuvo a cargo los primeros encuentros entre el Gobierno y la guerrilla aseguró que si bien la liberación del general Alzate está a un paso de efectuarse, “es seguro que las FARC van a cobrar esto en la mesa de negociación”. De igual manera sostuvo que espera que el próximo lunes se hayan reanudado los diálogos y consideró que un gesto de las FARC sería hacer una “tregua navideña”.
Respecto al enunciado que señala que su libro le da bombos y platillos a lo que el presidente Juan Manuel Santos (su hermano menor) ha hecho en el proceso de paz, insistió en que “no es vocero, ni intérprete, ni ventrílocuo del Gobierno”. 
Por último, recordó que lo que se acuerde en La Habana tiene que pasar por un consenso ciudadano o, de lo contrario, “por más perfecto que sea el proceso de paz, si la gente no lo siente, sólo será un papel”.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1933

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.