nación

Exclusivo: La ponencia del Senado que declara “indigno” políticamente al exmagistrado Leonidas Bustos por el cartel de la toga

SEMANA tuvo acceso en exclusiva al documento en el que además piden a la Corte Suprema juzgarlo.


SEMANA tuvo acceso a la ponencia completa de la Comisión de Instrucción del Senado de la República acusando al exmagistrado de la Sala Penal, Leonidas Bustos. En el documento de 39 páginas, en poder de SEMANA, se declara a Bustos con indignidad política y pide a la Corte juzgarlo.

En la primera parte del documento, se lee que se propone en ese escrito de proyecto de resolución admitiendo la acusación formulada por la Cámara de Representantes, ante el Senado de la República, de la investigación adelantada contra el exmagistrado José Leonidas Bustos investigado por el denominado escándalo del cartel de la toga.

En este documento, conocido en exclusiva por SEMANA, se menciona a varios de los protagonistas del escándalo. Uno de sus apartes señala que la acusación que se sigue en contra del exmagistrado de la Corte Suprema, José Leonidas Bustos “es sin duda competencia del Congreso de la República. Y agrega que la acusación que envió la Cámara de Representantes al Senado, es por la comisión de delitos comunes como concierto para delinquir, tráfico de influencias de servidor público y cohecho propio” tipificados en la ley, puntualmente el Código Penal.

Entre las pruebas que tienen en cuenta el documento está una interceptación telefónica en la que Leonardo Pinilla -abogado socio del condenado exfiscal anticorrupción Gustavo Moreno- le cuenta a Alejandro Lyons Muskus que en algunos procesos que adelanta la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema contra los congresistas Musa Abraham Besaile Fayad, Luis Alfredo Ramos y Hernán Francisco Andrade, “se cometieron actos de corrupción para lograr decisiones favorables a esos congresistas. De acuerdo con el sentido de esas conversaciones, los exmagistrados José Leonidas Bustos, Francisco Ricaurte y Gustavo Malo habrían estado involucrados en esos actos de corrupción”.

Los señalamientos en su contra son varios. Por ejemplo, en el juicio que se adelantó, precisamente, contra el exmagistrado y expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Francisco Ricaurte, fue citado como testigo, el también expresidente de la Corte, Leonidas Bustos.

En el escrito del Senado se habla del testimonio del exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno, quien al ser capturado destapó el escándalo del cartel de la toga, y en 2018 señaló: “...que los dineros producto de los actos de corrupción no siempre eran entregados en efectivo, sino que en algunas ocasiones se realizaban compras a fin de distribuir las utilidades. Por ello, en una ocasión el exmagistrado Bustos Martínez, le pidió un reloj de marca Rolex que no le compró, persuadiéndolo que este reloj no le quedaba bien como magistrado. Motivo por el cual acudió con él a la tienda Cartier en el Centro Comercial Andino, para adquirir un reloj que pagó en efectivo y para la factura suministró el nombre de un familiar suyo de nombre-Ricardo Beltrán Rivera y con un número de cédula inventado”.

En alguna ocasión, la defensa del exmagistrado Ricaurte hizo varias preguntas sobre los procesos que se adelantaban en la Corte Suprema y la relación que tendría Bustos con otros magistrados del alto tribunal, haciendo un énfasis especial en la relación de cercanía que supuestamente sostuvo con el exfiscal anticorrupción Moreno.

Allí, Leonidas Bustos contó cómo fue que conoció a Gustavo Moreno (exfiscal anticorrupción) mientras dictaba clases en una universidad del centro de Bogotá. Aseguró que, aunque no era su estudiante, acudía a él (Bustos) para hablar sobre algunas decisiones y otras materias de la Universidad.

“No era mi estudiante pero sí llegaba a mí para hacerme algunas preguntas y dialogar sobre lo que decían otros docentes de la Universidad y sentencias que se conocían en las Cortes, era una relación de profesor-estudiante”, señaló el exmagistrado Bustos al recordar cómo fueron las primeras conversaciones con Luis Gustavo Moreno.

Cabe recordar que, en algún momento, un abogado le preguntó al exmagistrado si Gustavo Moreno le hizo algún tipo de ofrecimiento o le pidió ayuda para intervenir en alguno de los procesos donde él (Moreno) era abogado, como en el caso del exgobernador Juan Carlos Abadía.

El exmagistrado no dudó en rechazar y negar algún tipo de relación profesional con el extraditado exjefe anticorrupción de la Fiscalía, insistió que nunca recomendó, ni patrocinó a Moreno para ningún cargo público o privado.