nación

Grave emergencia en Ibagué por cadáveres que generan malos olores en Medicina Legal

Debido a una falla en el cuarto frío, al menos 40 cuerpos serán trasladados al cementerio San Bonifacio.


En las últimas horas, se decretó alerta sanitaria en la sede de Ibagué del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, tras el daño del cuarto frío de cadáveres. La entidad solicitó el apoyo de la Alcaldía para inhumar los cuerpos.

En ese sentido, de acuerdo con la directora de la seccional Tolima de Medicina Legal, Aiana Lorena Roca, envió el oficio en el que se indicaba la emergencia a la Secretaría de Gobierno, el pasado 4 de julio, especificando que el daño se había ocasionado en el lugar donde se almacenan los cuerpos que no han sido reclamados por sus familiares, donde habría 40 cadáveres.

“En atención al daño del cuarto frío de cadáveres de la Sede Ibagué de la Seccional Tolima de Medicina Legal, desde el día de ayer, en donde tenemos almacenados casi cuarenta cadáveres no reclamados, muchos de ellos en estado de putrefacción, situación que nos obliga a declarar la alerta sanitaria en este momento”, señaló Medicina Legal en la comunicación enviada.

La alerta se dio debido a la propagación de malos olores en la sede, pues la entidad no cuenta con otro medio para refrigerar los cuerpos.

Como respuesta a la petición de Medicina Legal, el secretario de Gobierno de la ciudad señaló que “Tuvimos comunicación con la señora directora de Medicina Legal y hemos venido trabajando tratando de buscar una solución a la eventualidad que se nos ha presentado en los cuartos de refrigeración. Esperamos que en las próximas horas logremos superar la contingencia”.

Tras evaluar diferentes opciones, el equipo señaló que ante la urgencia se adelantará la inhumación en cementerios de la ciudad, en ese sentido, la funcionaria manifestó que ya se había definido 40 bóvedas en el Cementerio San Bonifacio, espacio que les brindó una alternativa para trasladar los cuerpos de manera inmediata, ubicarlos en cofres y enterrarlos.

“Estamos revisando, pidiendo apoyo de las diferentes funerarias y hacer un trabajo en conjunto, gracias a la solidaridad de varias de ellas se va a hacer el respectivo traslado”, concluyó Roca.

Además, también enfatizó que se van a usar los cuartos fríos de otras instituciones que cuenten con uno, pues en este momento en las instalaciones de Medicina Legal, no pueden recibir ningún cuerpo hasta que el cuarto frío esté reparado.

Alcalde de Ibagué en líos, ¿por qué?

En el último año, el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado Barrera, se ha hecho célebre por diferentes hechos, aunque no muy positivos. Uno de ellos, fue la fiesta de cumpleaños que le festejó a su hijo en el Estadio Manuel Murillo Toro.

Se conoció que en la tarde del 6 de marzo de 2021 se reunieron unas 50 personas en el recinto deportivo de Ibagué para celebrar los 13 años de edad del hijo del alcalde.

El festejo habría iniciado con un partido de fútbol en el que participó el homenajeado y al que asistieron sus amigos. Como detalle de fina coquetería, los participantes del juego llevaban en sus uniformes el nombre del cumpleañero.

La Fiscalía General de la Nación, que llamó a Hurtado a responder por este hecho, aseguró que el encuentro deportivo contó con la presencia de jueces del Colegio de Árbitros del Tolima. Asimismo, señaló que el partido de fútbol fue narrado por periodistas deportivos reconocidos en la ciudad, quienes tenían equipos electrónicos y de sonido aptos para este tipo de actividades.

Durante la audiencia de imputación de cargos por el uso del estadio, el fiscal 53 de la unidad de delitos contra la administración pública, detalló que justo cuando transcurría el minuto 13 (número de años que cumplía el hijo del alcalde) suspendieron el partido para cantarle el ‘feliz cumpleaños’ al agasajado.

Pero ahí no terminan los detalles, el fiscal sostuvo que el camerino sur del estadio también fue utilizado en la fiesta. Cabe recordar que este espacio es destinado para los jugadores del Deportes Tolima en cada partido de fútbol. A este espacio, que habría sido decorado con bombas y detalles de cumpleaños, llegaron recreacionistas para animar el festejo, se repartió la torta, gaseosa y pizza. Asimismo, los regalos para el menor.

La Fiscalía imputó a Hurtado y Ortiz el delito de peculado por la utilización indebida de ese escenario deportivo público, que tiene una pena de 16 a 72 meses de cárcel e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por el mismo tiempo. En caso de ser condenados, no tendría beneficios judiciales, esto por tratarse de un delito que atenta contra la administración pública. Finalmente, en la audiencia, los procesados no aceptaron cargos.