Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/1/2018 6:32:00 PM

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Informe génesis de las Farc sobre Uribe, los diputados, Timochenko y Tirofijo Tirofijo, Alfonso Cano y Raúl Yeyes en el Caguán.

El extraditado narcotraficante Daniel ‘el Loco’ Barrera les propuso a los integrantes del secretariado de las Farc participar en una millonaria colecta de narcos para asesinar al presidente Álvaro Uribe. Según el capo, necesitaban 32 millones de dólares debido al fuerte esquema de protección del mandatario colombiano. Después de analizar la propuesta los guerrilleros decidieron que ellos solo aportarían 3 millones. Unos días más tarde, otra comunicación expone un plan para envenenar la comida de los congresistas del Centro Democrático en el Capitolio, el cual costaría 200 millones de pesos.

Las dos comunicaciones de octubre de 2009 entre miembros de la cúpula de las Farc tuvieron lugar en uno de los momentos más álgidos de la guerra entre el Estado y esa organización. Hacen parte de otros millones de documentos internos de esa guerrilla, hoy desmovilizada, que revelan no solo planes de asesinato contra Uribe, sino que contienen prácticamente todas sus acciones políticas y militares, así como los crímenes que cometieron desde su fundación en 1964.

Le sugerimos: La ‘vaca‘ para matar a Uribe

Todo eso, y mucho más, conforma el gigantesco informe del que el país supo el pasado 21 de agosto a raíz de una inusual pero trascendental reunión en el norte de Bogotá. Ese día una nutrida delegación de militares encabezada por su comandante general, general Alberto José Mejía, y el comandante del Ejército, general Ricardo Gómez, llegaron hasta la sede donde funciona la Comisión de la Verdad. Tenían una cita con los integrantes de esa entidad, presidida por el padre Francisco de Roux.

Los militares llegaron cargados con 50 gruesos tomos que entregaron en un discreto acto. Con más de 18.000 páginas se trataba de un informe bautizado con el nombre de Génesis, nada menos que la recopilación más completa de documentos de la propia guerrilla desde su fundación en 1964 hasta 2015. "Es un trabajo hecho con inmensa seriedad. Este esfuerzo de las Fuerzas Militares tiene un significado inmenso. Es una muestra de lo que significa el proceso de paz para el país. Muchos no han comprendido la gravedad de este conflicto, la dureza del mismo y cómo transcurrió en esos 50 años”, dijo a SEMANA el padre De Roux. “Es una contribución muy seria para aclarar la historia de las Farc y para nosotros para conocer la victimización que produjo su presencia en el país. Es un primer paso de la contribución de las Fuerzas Armadas a la verdad”, afirmó.

El mayor retirado del Ejército Carlos Guillermo Ospina, quien hace parte de la comisión, afirmó que “esta es una muestra del ánimo y voluntad de cooperación de las Fuerzas Militares con la Comisión de la Verdad. Es un mandato de la comisión prever el análisis de la complejidad del conflicto desde los múltiples sectores que interfirieron en él”. Agregó que se trata de “una recopilación construida desde las mismas Farc porque son documentos de tipo electrónico que las Fuerzas Militares les han venido incautando con el apoyo de la Fiscalía o que ellos mismos entregaron cuando se reinsertaron”, explicó Ospina.

El informe Génesis constituye la primera parte de un proyecto que comenzó en 2013, desarrollado por la Fiscalía General de la Nación y el Ejército. Los grupos interdisciplinarios empezaron una minuciosa labor de recolectar toda la información existente sobre las Farc en las unidades militares y las fiscalías del país. Efectuaron cruces de datos y para que el informe fuera lo más transparente y fáctico solo utilizaron información de procesos debidamente judicializados en la Fiscalía. De ese modo, anexaron sin modificación alguna el contenido de decenas de computadores y memorias USB incautadas en operativos, entre ellos, los que terminaron con la muerte de jefes guerrilleros como Raúl Reyes y Alfonso Cano, entre muchos otros.

También hay copia de centenares de cuadernos, cartillas y documentos escritos a mano o en máquinas de escribir por los propios guerrilleros. Y más de 54.000 entrevistas rendidas durante las últimas décadas por desmovilizados y reinsertados que aportaron documentos y testimonios también aparecen en estos 50 tomos. En total comprenden más de 50 teras de información, más del doble del tamaño de los datos de la biblioteca del Congreso.

“Se trata de miles de discos duros de computadores, miles de memorias USB y, al mismo tiempo, miles de ‘terabytes’ de las Farc. Es momento de que esté en el lugar preciso, y es ni más ni menos que la Comisión de la Verdad. Cada uno de los 50 tomos es diferente y este trabajo no es una construcción maquiavélica de la inteligencia militar, pues cada página está judicializada con la Fiscalía General de la Nación”, dijo el general Mejía. “Es una historia terrible de documentación escrita por las Farc, en la que se muestra cómo se planeaba la doctrina para hacer daño e infligir dolor al pueblo colombiano”, afirmó.

(De izquierda a derecha) El general del Ejército, Javier Ayala, el General Ricardo Gómez Nieto y el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco de Roux. 

“Génesis es una expresión del compromiso manifiesto del Ejército Nacional y contribución al proceso de consolidación de una paz estable y duradera. Así mismo, representa un instrumento testimonial para reconstruir la memoria del conflicto armado en Colombia y un medio para garantizar a las víctimas su derecho a la justicia, verdad, reparación y no repetición de los daños sufridos a causa de graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario”, dijo el comandante del Ejército, el general Gómez.

Le recomendamos: ¿Dónde está Romaña? El tercer alfil de las Farc en regresar el esquema de seguridad

SEMANA tuvo acceso a los 50 tomos de Génesis y allí las propias Farc cuentan los detalles de delitos como homicidios en persona protegida, desapariciones forzadas, violencia sexual, secuestros, reclutamiento de menores de edad, así como el uso de métodos y medios ilícitos de guerra. Gracias al proceso de paz, las Farc se desmovilizaron, conformaron un movimiento político y la mayor parte de sus integrantes se reintegraron a la vida civil. Sin duda se trata de uno de los hechos más trascendentales en más de medio siglo. Sin embargo, justamente por la importancia del proceso, documentos como Génesis aportan para que los colombianos conozcan realmente una parte de una historia que nunca debe repetirse. Estos son algunos de los episodios que hacen parte de ese informe.

La culpa de Raúl Reyes

Un informe interno de las Farc revela los detalles del ataque en el que murió el segundo de esa organización.

El bombardeo al campamento de Raúl Reyes estremeció a las Farc. Ese jefe guerrillero murió junto a otros 25 combatientes en un campamento en Ecuador. Un mes después, el 3 de abril de 2008, desde el bloque Sur salió una comunicación dirigida al secretariado, en el que las Farc explicaban su versión de lo ocurrido. El informe fue elaborado por 20 guerrilleros, varios de ellos sobrevivientes del operativo.

En el análisis sugieren la displicencia y el exceso de confianza del comandante en el manejo de su seguridad. Explican que Reyes permanecía hasta un año en el mismo campamento, y que en el lugar donde estaba llevaba un mes y 20 días. Nunca cavaba trincheras y encendía los fogones que desplegaban humaredas en plenos operativos en el lado colombiano.

Libro: El día en que Uribe se levantó de la mesa de negociación de la paz

El paso de extranjeros por el campamento era constante. De hecho, solo en los últimos días habían estado allí 45 extranjeros más, muchos llegaban equipados con aparatos electrónicos que los guerrilleros no revisaban. Además, Reyes se había rodeado de antenas que podían delatarlo. Puso una de internet a 30 metros de su escondite, otra de televisión satelital a 20 metros y mantenía su radio de comunicaciones a 5 metros. En los días previos se la había pasado pegado al radio y a internet. Uno de los guerrilleros, preocupado, le propuso sacar esos aparatos del campamento, pero Gloria, la esposa de Reyes e hija de Manuel Marulanda, se opuso. Ella también murió en el bombardeo. Antes se había negado a recoger las remesas de víveres que les enviaban en la noche, como indicaba el protocolo de seguridad. “La recogían siempre de día. 12 o 14 camaradas atravesando potrero a pleno día para recogerla”. El informe reporta exceso de fiestas para recibir y despedir a sus visitantes. En las semanas previas, los guerrilleros dicen haber detectado varios indicios de una operación, pero Reyes les bajaba la caña.

“A los 15 días de haber llegado a ese sitio el camarada Raúl, comenzó un operativo grande, al frente de él, pero en el lado colombiano. Se movían pirañas, cañoneras, helicópteros, aviones, de todo, y el camarada nunca se dio por aludido, teniendo al enemigo a dos kilómetros de distancia”.Los hombres de seguridad habían tenido una alerta mayor. En un enfrentamiento con un comando del Ejército murió el capitán de la unidad. Al revisar sus pertenencias le encontraron una foto de Reyes junto a una periodista que había estado en sus campamentos. Joaquín, quien lo reemplazó tras su muerte en el comando del bloque Sur, le advirtió que tuviera cuidado porque ella trabajaba para inteligencia del Ejército. La respuesta del segundo de las Farc fue invitarla a su cumpleaños.Reyes, dice el documento, se negaba a aceptar que los operativos iban en su contra. “Las tres veces que el Ejército trató de asaltarlo no quiso reconocer que el operativo era contra él, decía que era contra Edgar”. El siguiente ataque llegó con la Operación Fénix y sobre la medianoche lo mató la primera bomba soltada por el avión militar. Entonces se consolidó la debacle militar de las Farc. Y, a la luz de ese informe, ocurrió por la imprudencia del propio Reyes.

La gente de Macaco

Los vínculos entre jefes guerrilleros y capos de la droga quedan al descubierto.

“Los contactos o razones con la gente de Macaco se han mantenido por el Bajo Cauca y sur de Bolívar. Fuera del impuesto han traído alguna munición”, dice el mensaje de Timochenko al secretariado, en el que les cuenta de su encuentro con emisarios del capo Carlos Mario Jiménez, alias Macaco, quien hizo parte del cartel del Norte del Valle y posteriormente compró un bloque paramilitar para entrar a formar parte de las Autodefensas Unidas de Colombia.

El mensaje está fechado el 25 de enero de 2008, cuatro meses antes de que Macaco salió extraditado a Estados Unidos. Para entonces, este se encontraba preso en la cárcel de Itagüí. “Los de Macaco tienen una guerra con los de Aguachica que se denominan Águilas Negras, que en el Vichada tenían una guerra con un tal Cuchillo que unido con el Ejército los aniquiló. En el área de Simití y en el casco urbano de San Pablo y Santa Rosa el Ejército les ha hecho unas bajas, pero mantienen relación con la Policía y algunos mandos del Ejército”.

Los miembros de la bacrim, incluso, habrían ofrecido sus servicios a la guerrilla. “Los escoltas de los tipos, paramilitares, se ofrecen por plata a desarrollar actividades militares y logísticas, completos mercenarios. Echan el cuento que la orientación que tienen a nivel nacional es negociar con Farc todo lo que tiene que ver con el narcótico”, escribió Timochenko a sus camaradas.“Ahora aparecen por el Catatumbo planteando una reunión oficial con Farc. Que ya la hicieron por Arauca con Arcecio y Misael, a quienes además les regalaron un computador, unos carros y unas motos. Hasta el momento no he dado ninguna orientación oficial al respecto. Quien llegue a la zona a comprar a los precios y condiciones establecidas no tiene problema”.

La muerte de Tirofijo

Los mensajes internos cuentan qué pasó en la guerrilla después del fallecimiento del fundador de las Farc.

Las comunicaciones que le envió Joaquín Gómez a Sandra Ramírez, la esposa de Manuel Marulanda Vélez, testimonian lo que pasó tras la muerte de su fundador. Apenas se enteró, casi un mes después, su primera reacción fue escribirle a Sandra, quien había estado junto a Tirofijo desde 1984. “Históricamente será imposible, y quien lo haga, pecará de falta de objetividad, hablar de la vida del Camarada, sin hablar de ti, o lo contrario, hablar de ti, sin mencionar al Camarada”, le escribió.

Al día siguiente se dirigió al secretariado. “El vacío dejado por el Camarada es inimaginable y el desafío que tenemos como dirección es enorme (...) porque el enemigo apenas conozca de la desaparición física del camarada, seguramente va a hacer cuentas alegres y a desempolvar propuestas políticas que por inviables ya fueron rechazadas por las Farc, convencido equivocadamente que la ausencia del camarada nos dejó acéfalo, confundidos, y sin brújula política”. De los lamentos, los mensajes pasan al tema político. Los hombres del bloque Sur se muestran de acuerdo con ungir a Alfonso Cano como nuevo comandante. “Estoy de acuerdo que el Camarada Alfonso este a la cabeza del Secretariado; Catatumbo de principal; Bertulfo y Pastor de suplentes. Joaco”.

De la tristeza, pasa a la revancha. Joaquín Gómez le escribe al Mono Jojoy: “Sugerimos que en el campamento que ocupaba el compadre, cuando haya tiempo, metan un mueble parecido al de él, con una bomba dentro, por si un desertor de los que conocen el primer apartamento se entrega y vayan con bombas y platillos a realizar la extinción de dominio, apenas saquen el mueble a la calle y lo vayan a mirar, les explote”.Dos meses después se dirige a alias el Paisa, quien acompañó a Marulanda en sus últimos días, y a Sandra, pues el Secretariado los había designado a los tres para organizar los archivos y pertenencias de Marulanda. “Les sugiero conseguir naftalina para que le echen a la ropa y demás cositas del Camarada, porque esta evita la polilla. (...) Ustedes dos deben guardar: las toallas amarilla, rosadita y una azulita, que él siempre usó, y si ya no la tenía, toca conseguir una; sus prendas de vestir, la peineta que tenía, el resaltador que nunca le faltaba en el bolsillo de la camisa, gafas, reloj, botas, gorra, reata ,la pistola 25, la prieto que tenía. Les propongo recoger una pistola 9 mm con la que el camarada echó candela hasta que le supo a cacho”.Todos esos objetos, decía Joaquín Gómez, tenían el potencial de convertirse en reliquias nacionales. “Todo lo que tenía el camarada tiene una importancia histórica invalorable (incluyendo a Sandra). El objetivo es preservar todo lo personal de él, para cuando triunfe la revolución hacerle un museo con todas las de la ley. Estamos seguros que cuando el pueblo se sacuda del embrutecimiento a que lo tienen sometido y se vuelva dueño de su propio destino, el camarada será declarado héroe nacional”.

La silla vacía

En una carta Jojoy les cuenta a sus camaradas las razones por las que Tirofijo dejó plantado a Andrés Pastrana en el Caguán.

“Nunca en una reunión del Secretariado acordamos que el camarada Manuel fuera a estar con Pastrana en la instalación de la Mesa”, le explica el Mono Jojoy a Iván Márquez en una carta en la que hablan sobre el desaire que protagonizó Tirofijo en 1999. “Eso salió en una reunión con Pastrana en Caquetania. Luego viene la captura de un militar que le tocó interrogar a Efrén 27 y todos dijimos que lo mejor era que el camarada no asistiera pero no definimos nada y se elaboró un documento que debía leer el camarada Raúl”.

Todo se definió a última hora, según esa carta de Jojoy: “Nos tocó mover al trote decenas de compañías para la seguridad. El camarada no decía si iba o no. A las 10 de la mañana del día de la instalación de los diálogos llegó Fabián con la razón de Raúl y Joaquín que estaban en el casco urbano de San Vicente con Pastrana y dijo: todo está listo, la entrada es por la iglesia y explicó lo de seguridad. El camarada Manuel respondió que él no iba, lo hizo delante de Daniel Ortega, Arbenzú de Cuba y otros”.

Guerra verde

Las Farc planearon atentar contra los esmeralderos Víctor Carranza y Pedro Orejas.

Dos zares de las esmeraldas estuvieron en la mira de la guerrilla. “El Loco por correo le dice a John 43 que me informe del plan para dar de baja a Carranza y un redomado paramilitar que le dicen Pedro Orejas en Pauna (Boyacá) a fines de este mes, realizando el trabajo los muchachos salen por una zona donde hay guerrilla del Magdalena, ya mando a comunicar a Timocheko, amanecerá y veremos porque el mes ya está terminando”, le contó el Mono Jojoy a Tirofijo en una de los cientos de cartas que se conservan del bloque Oriental.

Las conexiones de Timochenko

Los correos del exjefe de las Farc hablan de los contactos con generales venezolanos, incluso para comprar cohetes.

Como comandante del bloque Magdalena Medio, Rodrigo Londoño, Timochenko, el último jefe máximo de las Farc, controlaba la guerrilla en Norte de Santander y en parte de la frontera con Venezuela. Los correos que enviaba al secretariado dan cuenta de la cercanía que tuvo con altos mandos militares y del gobierno venezolano.

“Hay un amigo que varias veces demostró sinceridad en la relación y fue trasladado hacia el sur como jefe de la armada (...) Varias veces planteó acá que necesitaba establecer relación con el 10 Frente, al Mono se le paso el dato y la orientación fue que manejáramos eso desde acá”, escribió Timochenko en una comunicación fechada el 4 de octubre de 2004. En el mismo mensaje hay indicios de actividades conjuntas de militares venezolanos y guerrilleros.

Le puede interesar: El Nogal, un fallo con polémica

Entre los nombres mencionados en las comunicaciones de Timochenko a lo largo de 2009 hay un apellido recurrente, el ‘general Silva’, al parecer el hoy retirado Henry Rangel Silva, gobernador del estado de Trujillo y sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por su supuesta conexión con las Farc. “Estuve reunido con el general Silva (...) Expresa nuevamente la disposición de ayudarnos en lo que a él le sea posible (...) Preguntó sobre el Plan Patriota y muy interesado en conocer cómo están las relaciones con el ELN. Comentó que había habla con Antonio García pero no le dio detalles”. Además, el correo deja ver que las Farc actuarían junto a los militares vecinos en distintos frentes, incluyendo construir vías y hospitales. “La impresión que me quedó es de un tipo muy sencillo con ganas de presentarle resultados al jefe”.También hay un correo de Raúl Reyes a Timochenko en el que le informa que, por las gestiones de Simón Trinidad en Caracas, hay opciones de reunirse con un general e incluso con el ministro de Defensa venezolano en la jurisdicción del bloque Magdalena Medio. “La opción de hablar con el ministro allá donde ustedes, si este hombre lo hace tiene mayor trascendencia que la conversación con el general. Sin embargo conviene analizarlo no vaya a ser que por abarcar mucho apretemos poco”, le responde Reyes. Otras comunicaciones, fechadas en marzo de 2007, relatan las visitas de miembros del Partido Comunista venezolano a campamentos de las Farc. También, que las conexiones con Venezuela no se limitaban a la política. “Conversando sobre los cohetes con unos personajes de la inteligencia de la armada vecina, dicen que es muy complicado conseguirlos en el mercado, por los controles que existen. Están dispuestos a ayudarnos a conseguir todas las piezas para construirlos. Garantizan el viaje para que enviemos un propio al Medio Oriente a realizar un curso de manejo de cohetes”.

La infamia

Niños de hasta 7 años habrían hecho parte de los clubes infantiles bolivarianos, donde los instruían en movimientos militares y recibían duros castigos.

El reclutamiento de menores de edad fue uno de los delitos más graves cometidos por las Farc. Ese crimen alcanzó una dimensión extrema con los clubes infantiles bolivarianos. Según el Centro de Memoria, hasta 8.000 pequeños habrían estado en las filas guerrilleras. En septiembre de 2001, el Ejército llegó a un campamento en un caserío de Puerto Gaitán (Meta). Allí encontró a una mujer a la que identificaron como miliciana y a dos pequeños, de 3 y 7 años, que dijeron ser parte de la “escuela de niños de las Farc”. Al frente 39, que operaba en esa zona, se le incautó una cartilla titulada ‘Guía para el trabajo de los clubes infantiles bolivarianos’.

Ese documento se habría usado para dar la instrucción en algunas de esas ‘escuelas’, como el Club Pioneros, en El Castillo (Meta), y la ‘Escuela de Cachorros del Yarí’. El objetivo de las escuelas, dice el documento, era “ayudar a la educación, orientación y formación de la infancia comenzando por el buen comportamiento en el hogar, la escuela, en la calle y despertar su creatividad hacia el bien común para que desde temprana edad sea un luchador por los cambios sociales convirtiéndose en un revolucionario”. A ese proyecto podían ingresar niños entre 7 y 12 años, a los que llamaban “pioneros”.

La mujer capturada en Puerto Gaitán habría dado pistas de lo que ocurría en esos ‘clubes’. Contó que, cuando un niño hacía una travesura y sus compañeros se negaban a delatarlo, todos recibían latigazos. Otra forma de reprenderlos era obligarlos a hacer ejercicio a medianoche o encargarlos de guardias nocturnas. Entre la instrucción que recibían, aseguró, les enseñaban movimientos de repliegue, exploraciones, manejo de explosivos y a armar pistolas y fusiles AK-47. La mujer también dio el nombre de 17 niños, algunos ya con alias asignados, entre los 7 y los 15 años.

La versión de Jaque

La cúpula de las Farc siempre sospechó que alias César, el carcelero de Íngrid Betancourt y los demás secuestrados, era un infiltrado que los traicionó.

La exitosa Operación Jaque, que les devolvió la libertad a 15 secuestrados, marcó un revés para la guerrilla. Así lo manifestó el Mono Jojoy a los miembros del secretariado un día después de la audaz hazaña. “Hace un mes nos enteramos que un comandante de las FARC-EP en el Guaviare estaba planteando al gobierno que si no lo extraditaban se entregaría con unos prisioneros. Ordenamos por radio a César asegurar todo y reforzar esas comisiones. César respondió que todo estaba bien y bajo control. Ayer escuchamos las noticias que todos hemos oído, dando cuenta de la entrega de cesar con enrique, todos los demás comentarios que uno quiera sobran. La situación del primer frente es crítica porque Cesar mandaba 240 guerrilleros y sabe todo lo que a través de él se manejaba, tenía deficiencias como es lo normal en los seres humanos pero nunca dudé de su lealtad a las Farc. El daño es enorme, ya estamos apelando a los vecinos para poner mano a lo que queda. Otras versiones que fue infiltrado el secretariado y Cesar se dejó desinformar, eso es la máscara porque ellos se están reportando por radio, la verdad es que es el golpe más grande que hemos recibido revuelto con traición que lo dimensionan y nos afecta profundamente”.

Con los primeros cruces de mensajes entre los miembros del secretariado, las Farc comenzaron a construir su propia versión de los hechos y tomar decisiones. Alfonso Cano desde el bloque Occidental dijo: “Es necesario realizar un balance con la guardia de los fugados, ojalá con la participación de algún camarada del EMBO para conocer más sobre la organización y realización de un operativo de esas características la estrategia uribista de ganarse los comandantes de frente debemos derrotarlos cuanto antes al tiempo que debemos revisar en detalle y fortalecer las guardias que custodian al resto de prisioneros. No debemos demorar mucho en pronunciarnos al respecto y por eso va un proyecto de comunicado”.

Los diputados del Valle

Correos enviados por Alfonso Cano a la cúpula de las Farc relatan por qué ocurrió el hecho y la estrategia que usaron para tratar de encubrir un crimen que enlutó al país.

“El 18 de junio hacia el mediodía, en el puesto de guardia del campamento, hizo presencia un hombre armado que abrió fuego de fusil contra los guardias, seguidos del ataque de otras unidades que le acompañaban camufladas en la selva. La guardia de los retenidos interpretó el hecho como una acción de rescate y procedió contra ellos. Sobrevivió un diputado que estaba sancionado, en otro sitio. Al rato los agresores se retiraron en medio de la balacera”, comienza a relatarle Alfonso Cano a la cúpula de la exguerrilla ocho días después de la masacre de los 11 diputados del Valle.

Documentos que se conservan del bloque Occidental contienen detalles íntimos de uno de los capítulos más atroces de la historia reciente. “Días después se aclaró que estos hacían parte de una comisión del frente, que trochaba extraviada a punta de brújula, que creyeron haber tropezado con un campamento eleno y pensando que iban a ser agredidos abrieron fuego”, explica el comandante guerrillero. Según cuenta, para quienes están en la zona, el hecho “se atribuye a la inmensa tensión en que se debaten nuestras unidades” y recalca que “el diputado sobreviviente no vio nada, solo escuchó”.

Antes de despedirse, Alfonso Cano advierte que estos “son los elementos de juicio que se han manejado para sortear la situación”, y se pronuncia en la misma línea que días antes cuando a través de otra carta les manifestó: “Ante lo sucedido, solo nos queda buscar la mejor manera de amortiguar el costo político (…) Presentar el hecho como un lamentable desenlace en medio de una situación de guerra. Si se quiere, en medio de una tensión de guerra. Producto de la terca negativa de Uribe”.

La prueba reina

En varias cartas cruzadas entre el secretariado de las Farc quedó documentado cómo Íngrid Betancourt sobrellevó su secuestro, cómo gestionaron la prueba de supervivencia que tanto indignó al país y el pulso por su fallido canje humanitario.

El último video de Íngrid Betancourt en cautiverio comenzó su proceso el 2 de noviembre de 2007. El Mono Jojoy hizo uno de los primeros contactos: “César dice que en 4 días le llegan pruebas de vida de la candidata y otros 4, de ahí las manda al 7, eso indica que demora un mes para que lleguen a nuestras manos, estamos mirando otras posibilidad que nos permitan agilizar”. Efectivamente hay un nuevo cruce de correos 17 días después: “Tenemos prueba de vida en filmación o fotos de Ingrid y otros 4, no es fácil sacarlas, digan a quién las entregamos en Bogotá cundo tengamos las condiciones, lo primero es garantizar la vida de los prisioneros para poder hablar de canje y pruebas de existencia. Les va nuestro abrazo Jorge”.

Hubo tensión en las Farc alrededor del canje de la excandidata presidencial: “Ingrid está enferma, se niega a caminar y toca cargarla, es complicada y siempre busca irse, está en medio como los demás de operaciones enemigas, bloqueo y de remate una guardia aislada de los superiores. Si se nos muere nos toca asumir esa carga por años, peor si alguien se escapa con ella, pero no la podemos entregar por que nos pulsean los cojones que en este tiempo tienen que ser de acero”, le advierte el Mono Jojoy a Alfonso Cano en una carta del 1 de abril de 2008.

Esa tensión también se vio reflejada en una carta dirigida a Tirofijo: “Me dispensa, pero no estoy claro. Dice usted que solo quedarán en nuestro poder los militares. En mi opinión Ingrid no es de soltar hasta cuando no se resuelva lo del canje de prisioneros de ambas partes. Hay otros civiles. Lizcano en el Bloque Córdoba, un diputado del Valle y el gobernador”, le responde a Tirofijo cinco meses antes de la Operación Jaque. La discusión sobre el futuro de la candidata siempre estuvo sobre la mesa: “Chávez ha seguido solicitándonos un imposible, ni el hijo de Moncayo, los otros enfermos y menos Ingrid los podemos soltar sin el canje de prisioneros”.

El dinero de las Farc

En una sola carta que se cruzaron el Mono Jojoy y Tirofijo, hablan de más de 46.000 millones de pesos recaudados por al menos cinco frentes.

Mucho se ha especulado sobre el flujo de dinero que tuvo la guerrilla. Un corte de cuentas que el Mono Jojoy le envía a Marulanda permite dimensionar los topes que manejaban: “Llegaron ayer Gentil con 6.000 millones de negocios. John 43, con 10.000 quinientos millones de entradas del frente y 8.000 negocios. Esto, para un total de 18.500 millones de pesos. Jacinto del 39 con 200 millones de pesos del frente, Acacio tiene en el frente 18 mil millones para compra de material de guerra por la frontera con Venezuela. Albairo tiene en el frente 11 mil millones guardados.  Le va Mi abrazo”.

El niño bomba

Detalles de las macabras estrategias para atacar a la fuerza pública.

El cadáver de un niño de 14 años degollado y envuelto en papel llegó a una base militar en Vista Hermosa, Meta, el 3 de mayo de 2002. Llevaba una bomba entre su ropa y una carta en la que un jefe del frente 27 se atribuía, entre burlas, el asesinato. Esta es la carta de una aberrante práctica que por años usaron las Farc.


“De: Farc E-P
27 Frente
Alberto Pitufo
24 de abril de 2002
Señores del EJERCITO NACIONAL C.
El motivo de la presente carta es para saludarlos ya que en días anteriores no se dejaron saludar amablemente…momento que los buscamos para saludarlos y de todas maneras en cualquier momentos les mandamos saludes en una mula en un carro o en una volqueta bomba bonita, por otra parte y en realidad tanto nosotros como ustedes señores sabemos y somos conscientes que tenemos filtros de ambos bandos y contrainteligencia entrenada para morir ya no hablamos de 32. Osea inteligencia militar ahora es mas moderno ahora son super filtros… bueno ya me canse de tanta carreta vamos al grano “hay le mando el sapo o sapito pero quedan debiendo 2 (dos) para arreglar cuentas, pero se bayan a poner bravitos por lo del sapito a y ojo con las paticas y los cañitos y la bomba del Bum Bam y Bam bueno señores que dios los bendiga y que dios me bendiga
Gracias por todo (JA JA JA JA)
Att Gomelo 27 – Kener 27”.

EDICIÓN 1955

PORTADA

Prueba de fuego

Con la caída de la Ley de Financiamiento, el presidente Iván Duque se juega su capital político por sacar adelante las reformas económicas esenciales para el país. ¿Habrá crisis ministerial?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.