Tendencias

Home

Nación

Artículo

navaja de bolsillo
Imagen de referencia. - Foto: Getty Images/iStockphoto

bogotá

Inseguridad desbordada: delincuentes atracaron a más de 30 personas en dos restaurantes del Park Way de Bogotá

El atraco masivo ocurrió en dos establecimientos ubicados en el sector del Park Way, localidad de Teusaquillo.

Los hechos de inseguridad continúan en Bogotá. El fin de semana, más de 30 comensales que se encontraban dentro de dos restaurantes en el sector del Park Way, barrio la Soledad (localidad de Teusaquillo), fueron víctimas de un atraco masivo.

Una cámara de seguridad registró el momento en que el grupo de delincuentes ingresa a uno de los establecimientos para atracar a todos los clientes. Una vez allí, despojaron a las víctimas de todas sus pertenencias.

No obstante, sus fechorías no se detuvieron ahí. Una vez concluyeron el atraco en el primer establecimiento, se dirigieron a un restaurante vecino para repetir la acción delictiva. Posteriormente, huyeron de la zona antes de que las autoridades llegaran. El hecho es materia de investigación.

Por medio de su cuenta de Twitter, el concejal del Partido Colombia Justas Libres Emel Rojas se pronunció sobre este robo y dijo: “Más de 30 personas fueron atracadas anoche mientras comían en dos restaurantes en el Park Way. Los delincuentes de forma impune y con armas de fuego se llevaron todas las pertenencias”.

En ese sentido, el concejal de Bogotá criticó que “es evidente que la política de seguridad de la alcaldesa (Claudia López) basada en videos y likes fracasó”.

Hace unos meses, el concejal Rojas también denunció que, según las cifras oficiales de la Policía Metropolitana de Bogotá, solo en los primeros cuatro meses del presente año se presentaron 19.288 hurtos de celulares en la ciudad, lo que significa un incremento del 12,2 % frente al mismo periodo del año anterior.

Estas cifras dejan un preocupante promedio de robo de celulares en la capital del país. “Tenemos que en estos cuatro primeros meses en Bogotá se hurtaron siete celulares por hora, unos 160 diarios y 4.800 mensuales en promedio; este tipo de hurtos junto con el de vehículos y motocicletas se han disparado de forma dramática en la ciudad sin que a la fecha haya una respuesta efectiva por parte de la Alcaldía”, señaló Rojas, el pasado mes de mayo.

En su momento, el cabildante también reveló que este delito está afectando a las personas jóvenes y que se realiza mayormente en los días laborales en las horas de la mañana y la tarde. “Cuando se revisan las cifras, se evidencia que el 42 % de las víctimas son mujeres y el 54 % hombres, que son los jóvenes entre los 20 y los 29 años los más afectados y que la mayoría de hurtos de celulares se ejecutan en los días martes, miércoles y jueves en las horas de la mañana y la tarde, lo que le da a las autoridades unos datos muy importantes para focalizar su accionar en contra de este flagelo”, detalló.

Delincuentes se esconden en árboles para atracar en Bogotá

En otros hechos, ciudadanos en la localidad de Puente Aranda denunciaron que delincuentes se están trepando a los árboles en las noches y, cuando un peatón transita por la zona, saltan y con armas los intimidan para llevarse sus pertenencias.

Y es que las experiencias de inseguridad en la ciudad de Bogotá parecen no tener techo. La nueva modalidad de atraco está calcada de una historia de ficción, ladrones en la copa de los árboles como aves de presa vigilando quien puede ser su siguiente víctima.

Las denuncias que compartieron con SEMANA advierten que, en horas de la noche y en parques con escasa luz pública, los delincuentes se esconden mientras esperan, incluso por varias horas, a que transeúntes desprevenidos pasen cerca del árbol donde están escondidos y sin previo aviso saltan como cazadores.

“Y cuando está oscuro se suben a los árboles, algunos incluso llevan maletas que mantienen en las ramas y esperan a que una persona pase para saltar rápido, la amenazan, le quitan las cosas y luego huyen”, dijo un vecino del sector de Puente Aranda.

Los ciudadanos advierten que han informado de los hechos a la Policía del cuadrante para que tomen las medidas del caso y aunque hacen los patrullajes de manera permanente, los delincuentes parecen estar atentos y una vez la Policía atiende otras situaciones, se vuelven a apoderar de los árboles.

Incluso, advierten los mismos denunciantes que no solo se trata de una guarida para los ladrones, pues en la copa de los árboles también esconden estupefacientes que trafican con habitantes de calle que pasan por esos parques, lo que convierte la naturaleza en una fachada del crimen.

“A cualquier hora del día se ve cómo se suben a los árboles con unas maletas, luego bajan y aparece habitantes de calle y, a plena vista de los vecinos y el comercio, venden droga sin siquiera sonrojarse”, dijo la denunciante.

Este hecho de inseguridad, advierten los ciudadanos, se suma a una cadena de delitos que tienen atemorizada a la comunidad no solo del sector de Puente Aranda, sino del resto de localidades, que se convirtieron en testigos de la desbordada delincuencia que aqueja a la capital del país.