nación

“Si la reforma a la justicia pierde su esencia, seré el primero que pide retirarla”: Duque

El presidente de la república dejó abierta la puerta para comenzar de nuevo el debate sobre la reforma a la Justicia si el Congreso desnaturaliza la propuesta del gobierno. Pidió enriquecerla y no perder el trabajo ya adelantado.


Iván Duque se reunió en la tarde de este viernes con toda la cúpula de la justicia. El encuentro se produjo en el marco de una cumbre organizada por la Corporación Excelencia en la Justicia a la que se dieron cita los presidentes de las altas cortes, el procurador y el fiscal general. 

En su intervención, Duque habló de un tema que ha tenido en vilo al Congreso y a la rama judicial: la reforma a la justicia. El mandatario la había propuesto como una de sus grandes apuestas en el comienzo de gobierno, pero con el paso de los días la columna vertebral de este proyecto se se ha ido desdibujando. Incluso los puntos más polémicos como la reforma a la tutela o la creación de un tribunal de aforados se han enredado en el Congreso.

Puede leer: Ni al fiscal ni a los magistrados los convence la reforma a la justicia

En ese escenario, Duque aseguró que no está pegado al texto que hoy se está tramitando. Explicó que no tiene una visión única de lo que debe ser una reforma a la arquitectura de la justicia y por eso se mostró dispuesto a volver a presentarla. “Si la reforma a la justicia pierde su esencia, si pierde coherencia, seré el primer colombiano que le pedirá al Congreso de la República que no siga con su trámite, porque eso no le sirve al país”. 

En un mensaje tácito al Congreso, donde se tramita la iniciativa, dijo qie si el deseo es la desnaturalización del proyecto, lo mejor sería que la reforma no continúe, pero pidió "sincerarse" frente al proyecto. 

Por eso pidió a las cortes, a los partidos políticos y enriquecerla en los dos debates que le restan este año, y dejar temas para la deliberación en su segunda etapa. Pero en mensaje para aprobar el proyecto pidió “no perder los debates”.

Le recomendamos: Gobierno volvería a presentar la reforma a la justicia en el 2019

“Porque yo escucho constantemente el clamor de hacer una Reforma a la Justicia. Pero si la Reforma a la Justicia se llena de controversias y de ataques, en lugar de buscar consolidación de una uniformidad en medio de la diferencias, creo que allí estamos prácticamente en una bicicleta estática”

Duque explicó que la reforma a la justicia que necesita el país no solo debe incluir la cúpula, también debe resolver las inquietudes de los ciudadanos. Anunció que trabajará en un paquete de reformas legales que presentará en 2019 y que le permitirían enfrentar los problemas del día a día, haciendo alusión a la congestión de los despachos, y a la morosidad de las decisiones.  

El presidente recordó que una de sus propuestas de campaña era llevar a los mejores a trabajar en el Estado, por lo que propuso que se incluya un elemento entre los requisitos para ser magistrado pues advirtió que “nadie debe llegar a ese cargo sin haber estado al menos cinco años en la Rama Judicial”.

Le sugerimos: Reforma a la justicia: ‘Juego limpio’ pide uribismo al Partido Liberal

Duque agregó que está convencido en que una vez construya una política de talento, es necesario fortalecer la primera y segunda instancia de la justicia. También habló del expediente electrónico y del arraigo judicial. Es decir, que los jueces que estén en los territorios no tengan que migrar a los centros de poder para poder escalar en su carrera.

El presiente también habló de la necesidad de fortalecer los mecanismos alternativos de resolución de conflictos como las conciliaciones. “Es mucho más importante este paso que dejar perdurar la vida litigiosa”, dijo. También contó que en este momento la Nación tiene fallos en su contra por 7 billones de pesos que hoy pagan intereses del 30 por ciento anual. 

El proyecto de reforma a la justicia está en jurisdicción de la Cámara de Representantes, donde tendrá que superar dos debates antes del 16 de diciembre para pasar a la segunda vuelta el año próximo. Ante ese calendario, parece imposible que alcance su trámite con éxito. 

Lea también: La reforma a la Justicia cojea y puede que no llegue en el 2018

La ministra de Justicia Gloria María Borrero ha culpado al presidente de la Cámara, Alejandro Carlos Chacón, de haber dilatado el trámite y engavetar el proyecto. Como el congresista pertenece al Partido Liberal, principal opositor de la propuesta del gobierno, la funcinaria los ha señalado de provocar el hundimiento de la iniciativa por falta de trámite. Chacón se ha defendido y aseguró que ha actuado bajo los términos legales. 

Apenas hasta este viernes Chacón envió el proyecto a la comisión primera de la Cámara. Lo hizo después de un foro en el que magistrados de las altas cortes y el fiscal general expusieron sus propuestas de lo que debería tener una reforma a la justicia integral, y de cómo se debería garantizar la autonomía de la rama judicial. La mayoría de propuestas no estan incluidas en el proyecto del gobierno. Los magistrados de las altas cortes han pedido llegar a un consenso para adelantar cualquier reforma. 

La reforma a la justicia sería debatida la próxima semana en la comisión primera de Cámara, y de no superar el tercer debate antes del 7 de diciembre el proyecto tendría que ser archivado. De ser así, el gobierno presentaría una nueva reforma en marzo del 2019, entre otras esa es la petición que ha hecho el expresidente César Gaviria.   

Puede interesarle: Una vez más, la Judicatura demuestra que es dura de acabar