Home

Nación

Artículo

Migración Colombia confirmó que Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, aterrizó en un vuelo de deportados, procedente de Estados Unidos, este lunes 28 de septiembre.
Migración Colombia confirmó que Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, aterrizó en un vuelo de deportados, procedente de Estados Unidos, este lunes 28 de septiembre. - Foto: Migración Colombia

nación

¿Qué pasará con Jorge 40 ahora que regresó a Colombia?

Migración Colombia confirmó que el exparamilitar regresa al país deportado de Estados Unidos. Esto es lo que podría venir con su llegada a Colombia.

El líder paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, más conocido como Jorge 40, volvió a pisar suelo colombiano tras cumplir doce años de condena en Estados Unidos, en la prisión de Pensilvania, por el delito de narcotráfico. De acuerdo con Migración Colombia, llegó sobre el mediodía en un vuelo de deportados al Aeropuerto Internacional El Dorado, en Bogotá.

Javier Augusto Sarmiento, ministro (e) de Justicia y el Derecho, también confirmó la noticia mediante un pronunciamiento en video. “Él quedará a disposición de la justicia penal ordinaria, como fuera que para el año 2015 fue expulsado de la Ley de Justicia y Paz. Así las cosas, tendrá que garantizar los derechos a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición de las víctimas”, dijo.

Su llegada a Colombia se da después de que el Gobierno del presidente Iván Duque solicitara la deportación oficial del paramilitar a comienzos de septiembre, esto tras el error diplomático para traer a Salvatore Mancuso.

Tovar Pupo, excomandante del Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia, se desmovilizó en 2006, pero es poco lo que desde esa fecha hasta el momento ha aceptado sobre sus actuaciones en el grupo criminal.

De las 48 versiones libres a las que lo citaron, Tovar Pupo no asistió a ninguna. Admitió algunos crímenes solo por línea de mando y negó haber ordenado reclutar menores, ejercer violencia sexual o secuestrar. El único relato conocido de este exjefe paramilitar aparece en un diario incautado de 111 páginas en el que cuenta cómo se volvió combatiente de tiempo completo en las autodefensas. “Mi tiempo, a partir de ese momento, fue dedicado totalmente a la causa de la resistencia civil. Empezó en esos momentos el diseño de lo que sería el Bloque Norte”, escribió.

Al conocerse la noticia de la deportación de Tovar Pupo, el Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) emitió su concepto sobre lo que espera a su regreso, además de recordar los procesos en contra del paramilitar.

“Rodrigo Tovar Pupo alias Jorge 40, exjefe paramilitar del Bloque norte de las AUC, tiene 35 órdenes de captura, 38 medidas de aseguramiento y 1.450 procesos por los que tendrá que responder a su regreso -señaló Movice, vía Twitter- esperamos que el regreso de ‘Jorge 40’ y otros exparamilitares no propicie el fortalecimiento de las estructuras vigentes del paramilitarismo en los territorios y, por el contrario, que con sus aportes a la verdad y la justicia se contribuya al desmantelamiento de las mismas".

Aunque la Jurisdicción Especial de Paz negó la entrada del deportado en 2019, el senador Roy Barreras señaló que el proyecto de ley que radicó hace unas semanas permitiría a los paramilitares como Jorge 40 acudir a la JEP en calidad de testigos comparecientes “sin dejar de ser sujetos procesales de la Ley de Justicia y Paz”.

En su momento, Barreras dijo que la idea de este proyecto es que puedan participar "siempre y cuando se trate de verdad nueva, eficaz y clarificadora, y aporten para develar la responsabilidad material e intelectual de otros actores determinadores de los hechos violentos durante los años trágicos del paramilitarismo”.

No obstante, la JEP ya profirió su negativa sobre la respuesta aludiendo a los principios de legalidad de la competencia y separación de poderes. “Si el señor Tovar Pupo tiene el sincero propósito de reparar a las víctimas, ofrecer verdad, reparación y garantías de no repetición por las conductas que realizó mientras formó parte de las AUC, como lo afirma en su recurso, podrá acudir a otros órganos del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición -SVJRNR- como la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, a la Unidad para la Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas en el contexto y en razón del conflicto armado”.

En todo caso, la defensa de Tovar Pupo apelará la decisión e interpondrá los recursos necesarios para tratar de contrarrestar los procesos penales que pesan sobre su cliente por homicidios, masacres y desapariciones ocurridas entre 1988 y 2006.