Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/1/2003 12:00:00 AM

Juicio histórico

El proceso contra tres irlandeses definirá si es cierto que el IRA ha entrenado a las Farc en explosivos y guerra urbana.

A partir del miercoles de esta semana, y durante tres días, se llevará a cabo el esperado juicio contra tres ciudadanos irlandeses sindicados de pertenecer al Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés), de entrenar a miembros de las Farc en el manejo de explosivos en la desaparecida zona de distensión y de utilizar documentos públicos falsos para viajar a Colombia.

El juicio debía haberse realizado en diciembre del año pasado pero Jairo Acosta, juez primero penal del Circuito de Bogotá, lo aplazó mientras la Fiscalía encontraba la manera de que dos de sus principales testigos en este caso pudieran comparecer en la audiencia pública. En ese momento John Alexander Rodríguez Caviedes, un ex guerrillero del frente 14 de las Farc que se había acogido al programa de protección de testigos, no pudo ser localizado. Y Geovanny Escobar Polanía, también ex militante de la misma organización guerrillera, se negó a viajar por tierra desde su lugar de detención hasta la capital del país para declarar. Días después del aplazamiento, el 15 de diciembre, los tres acusados, Niall Connolly, Martin McCauley y James Monaghan, fueron trasladados de La Modelo a la cárcel de máxima seguridad de Cómbita, Boyacá.

Los abogados de los irlandeses protestaron entonces por esta medida y recientemente apelaron la decisión del juez que permitió que Rodríguez Caviedes rindiera su testimonio en Medellín, donde finalmente lo encontraron las autoridades. Los defensores insisten en que este testigo viaje a Bogotá para que se presente en el juicio. Este ex guerrillero se entregó el 28 de agosto de 2001 en Bogotá, 18 días después de que el Ejército detuviera a los tres extranjeros. El 7 de septiembre del mismo año declaró en la Fiscalía que "en el año de 1998 estuvo en el entrenamiento de pipetas explosivas y manipulación de la dinamita, sobre artefactos explosivos para tomas a pueblos y batallones del Ejército y quienes dieron el entrenamiento fueron los capturados en el aeropuerto El Dorado".

También les contó a los fiscales que había visto a estos hombres en otras tres ocasiones. En una supuestamente negociaron unos lanzamisiles con Fabián Ramírez, comandante del frente 14, y con 'Manuel Marulanda'. En las otras dos habrían llevado a cabo entrenamientos en manejo de unas armas ecuatorianas y en explosivos.

Durante el juicio los defensores de los irlandeses trataron de demostrar que este testimonio no es creíble y que la prueba técnica que realizó un perito de la embajada de Estados Unidos a las pertenencias de los irlandeses, en la que se encontraron rastros de explosivos, constituye una transgresión "a la normatividad colombiana". Su alegato girará en torno a que este es un juicio sesgado por intereses políticos y por el nuevo orden mundial que impuso la lucha global contra el terrorismo. En Irlanda el juicio es seguido muy de cerca. El fin de semana llegó a Colombia Caitriona Ruane, una activista de derechos humanos y portavoz de la campaña 'Traedlos a casa', junto con una delegación internacional que observará lo que suceda en el juzgado. El grupo está conformado por el parlamentario irlandés Sean Crowe (miembro del Sinn Fein, brazo político del IRA), la senadora Mary White, Paul Hill (colaborador de Amnistía Internacional cuya historia inspiró la película En el nombre del padre), el abogado criminalista Pat Daly, su colega Ronan Munro, el abogado laboral australiano Shaun Kerrigan, el diputado del mismo país Ian Latham y los abogados estadounidenses Steve McCabe y Natalie Kabasakalian. La presencia de este equipo, sumada al contingente de periodistas internacionales que se desplazó a Colombia para cubrir el juicio, subirán la temperatura de un caso polémico en el que aún hay mucha tela por cortar.

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.