política

La arremetida de Rafael Guarín contra Petro por propuesta de eliminar la Procuraduría

El exconsejero para la Seguridad Nacional cuestionó fuertemente la idea que el nuevo mandatario lanzó para quitar la entidad.


Todo un revuelo ha causado la posibilidad de que el presidente electo Gustavo Petro pretenda eliminar la Procuraduría. El principal argumento del nuevo mandatario ha sido que, debido a la corrupción que se presenta allí, se debería modificar el sistema para evitar que se sigan presentando estos casos.

El exconsejero de Seguridad Nacional, Rafael Guarín, cuestionó la propuesta diciendo que si fuera porque se presentan hechos de corrupción se deberían eliminar todas las entidades del Estado.

“Con la lógica de vender el sofá para terminar la infidelidad, se deberían eliminar todas las entidades que tienen problemas de corrupción: alcaldías, gobernaciones, ministerios, superintendencias, el Congreso, asambleas, concejos, etc. Con esa falacia no se resuelve nada”, aseguró Guarín.

El exconsejero explicó la analogía de vender el sofá con terminar el Ministerio Público. Pidió que no se acabe con la entidad, sino que se hagan ajustes. “La mejor forma de promover la corrupción es debilitar el control, dar vía libre a la discrecionalidad en la toma de decisiones, reducir la fiscalización, desmontar los mecanismos vigilancia. Los problemas que tiene la Procuraduría merecen cambios en la entidad, no vender el sofá”, comentó Guarín.

El exconsejero de Seguridad Nacional criticó que el propósito de fondo de eliminar la Procuraduría, sería reducir el contrapeso que tiene Petro como nuevo presidente.

“Mal pronóstico para la democracia. Petro compró mayorías absolutas en el Congreso, ¿con qué? Con lo de siempre: tajadas burocráticas o de presupuesto. ¿O algún ingenuo cree en la conversión espiritual de mafias políticas? Ahora quiere eliminar la Procuraduría que debe controlarlo”, señaló Guarín.

El exconsejero presidencial se sumó a las voces que han dicho que la idea de modificar el Ministerio Público sería el primer paso para buscar hacer una constituyente, una idea que genera temor alrededor de Petro.

“Para la discusión: órganos de control son un elemento esencial del estado social y democrático de derecho, consagrado en la Constitución. Eliminar Procuraduría requeriría reforma constitucional que desborda competencia del Congreso y exige una Asamblea Constituyente”, señaló Guarín.

El exconsejero de Seguridad le explicó a SEMANA que modificar a la Procuraduría afectaría en esencia a la Constitución del país. “Llevaría a que desbordara la competencia de ese mismo Congreso y sustituyera la Constitución”, comentó.

Reconoció que hay críticas contra el Ministerio Público por hechos relacionados con escándalos de corrupción, pero que lo que debería proceder es que se sancione a los funcionarios y para ello se debería fortalecer la Procuraduría y no acabarla. “Las prácticas de corrupción suceden en todos los órganos del Estado”, señaló.

Sobre la posibilidad de la constituyente, Guarín comentó que aunque Petro no se refirió al tema en campaña, sí lo ha hecho en otros escenarios y ese fantasma está “vigente”. Le pidió al nuevo mandatario definir si ese sería su propósito.

El exconsejero defendió la figura del Ministerio Público en Colombia. “Es una creación de hace 200 años. Si bien es particular del Estado social y democrático de derecho de Colombia, es una institución arraigada en nuestro ordenamiento e historia constitucional. Cumple funciones no solo en procesos judiciales, sino en el seguimiento y ejecución de políticas públicas y tiene la tarea indispensable de la defensa de los derechos fundamentales”, señaló. Guarín también considera que es arriesgado reducir el control que tiene el Ejecutivo.

Con la idea de que se abra la puerta a una constituyente se han alineado varios líderes de derecha que ven arriesgada la propuesta de Petro y que podría derivar en un proceso de ese tipo en el país. El senador Ernesto Macías también se sumó a esas críticas.

“Algunas de las reformas que pretende Petro, como eliminar la Procuraduría, no se pueden realizar mediante acto legislativo en el Congreso; solo a través de una constituyente. ¿Acaso piensa convocarla?”, preguntó el congresista del Centro Democrático.

Petro lanzó la idea en las últimas horas diciendo que esta propuesta estará dentro del paquete que presentará su bancada para aprobar en el próximo Congreso. Se basará en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) la cual falló en su favor cuando fue destituido como alcalde de Bogotá hace unos años.

Aclaró que los 4.300 funcionarios que se encuentran trabajando en la entidad pasarían a otras dependencias del Estado en donde continuarían sus labores de control, aunque todavía no hay claridad en cómo se llevaría a cabo ese proceso y si resolvería el problema de fondo que Petro busca sanear. “La procuraduría pasará al poder judicial y se volverá en la gran fiscalía anticorrupción”, aclaró el mandatario electo.

Su idea ha logrado algunas voces a favor de personas que consideran que la Procuraduría no está cumpliendo las funciones para las que fue creada, mientras que sí genera un gasto burocrático y es una posibilidad a la corrupción. Mientras tanto, otros cuestionan lo arriesgada de la propuesta, la falta de entidades de control que tendría como contrapeso el Ejecutivo y la posibilidad de que en medio de esa reforma meta otros artículos que puedan afectar la democracia del país.

Por ahora hay un gran revuelo de lo que pueda suceder con esa propuesta, porque como reconoció el mismo Petro, no será fácil sacar adelante este proyecto por el trámite que necesita en el Congreso, por tratarse de una reforma constitucional. Esto aún sabiendo que el nuevo gobierno ya cuenta con unas amplias mayorías.

Más allá del Congreso, si la lograran aprobar, la Corte Constitucional tendría la última palabra. “Confío en la independencia de la Corte Constitucional”, señaló Guarín.