Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/2/2019 8:48:00 AM

La cadena de descuidos e irregularidades que permitieron la absurda escapada de Aida Merlano

La peliculesca huida de la excongresista condenada a 15 años de cárcel estuvo llena de errores y acciones deliberadas que facilitaron que Merlano saltara con una cuerda desde el tercer piso de un centro médico y con la ayuda de una persona en moto. Esta es la cadena de inconsistencias que involucran desde el Inpec hasta a los profesionales de salud.

La cadena de descuidos que permitieron la absurda escapada de Aida Merlano La cadena de descuidos e irregularidades que permitieron la absurda escapada de Aida Merlano Foto: Foto: Archivo particular

Este lunes el país fue testigo de la huída de la exparlamentaria Aida Merlano en una escena digna de una película. Merlano asistió a una cita médica en un clínica al norte de la ciudad, en compañía de una guardiana y un conductor del Inpec, pero logró burlar la seguridad que la acompañaba y se fugó del consultorio. Merlano había sido recientemente condenada a 15 años de cárcel por la Corte Suprema de Justicia como responsable del caso de corrupción electoral más grande de la costa.

Besos y abrazos: el video de lo que pasó en el consultorio antes de la fuga de Aida Merlano

Como se recuerda, su sede de campaña "La casa blanca" fue allanada y en el lugar encontraron miles de cédulas, fajos de dinero y planillas de votantes a los que la campaña habría comprado sus votos. Tras esto la parlamentaria fue capturada y el caso derivó en su condena. La política permanecía en la cárcel el Buen Pastor. Esta es la cadena de errores  y acciones deliberadas que facilitaron su esacape y las irregularidades que habrían cometido desde los uniformados del Inpec hasta los mismos profesionales médicos que la acompañaban. 

En contexto:

1. Errores procedimentales por parte de los agentes del Inpec que la acompañaban

En varias ocasiones, la integridad física de la excongresista se ha visto comprometida. Por eso, cuando trascendió la noticia de su huida, los colombianos empezaron a preguntarse cómo era posible que una persona que fue condenada a 15 años de prisión pudiera salir con un esquema de seguridad que solo incluía una guardia y un conductor. Como se sabe, los custodios estaban esperando que la cita odontólogica de Merlano terminara pero se llevaron una gran sorpresa al ver salir del consultorio al odontólogo, quien no dio mayor explicación sobre la mujer. 

Los agentes del Inpec ingresaron al consultorio, ubicado en un tercer piso y no encontraron a Merlano por ninguna parte. El director de la institución, el general William Ernesto Ruiz, reconoció esta mañana que hubo un error procedimental por parte de la dragoneante que estaba acompañando a la exparlamentaria y aseguró que esta la había perdido de vista por un instante, momento que Merlano habría aprovechado para hacer realidad su plan.

“Ellos tienen un protocolo que es revisar con anterioridad el consultorio, anticipar cualquier situación sospechosa, dejarla en manos de los profesionales de salud y no perderla de vista frente a cualquier factor externo o de participación de terceras personas”, explicó Ruiz.

Según el director, la guardia realizó cinco revisiones dentro del consultorio para inspeccionar que Merlano estuviera allí. “En un momento en el que queda en la sala de espera se presenta la salida del profesional manifestando que terminó y evidencia que estaba ocurriendo una situación. (La guardia) ingresa al consultorio y encuentra la soga y lo que ocurrió respecto a la fuga", dijo Ruiz. 

2. Una cita odontológica de más de tres horas

Otro de los descuidos más notables de la cinamatográfica huida es que la cita médica a la que la excongresista asistió duró más de tres horas. Este tiempo le alcanzó perfectamente a Merlano para fraguar o terminar de planear la forma en la que se escaparía de las autoridades y hasta para cambiarse de ropa. 

Según el registro del Inpec, Merlano ingresó al consultorio a las 11 de la mañana, pero solo hacia las tres de la tarde se conoció de su desaparición. La reconstrucción de lo que sucedió durante estas horas será clave para la investigación de las autoridades. "Está en proceso de investigación cada detalle, incluido el tiempo que se llevó la guardia sin haber informado sobre el tiempo que se estaba tomando la cita", explicó Ruiz

Por estar en prisión, Merlano debió ser trasladada con el uniforme que utilizan las internas. Sin embargo, como se puede ver en las imágenes, la mujer saltó por una soga que colgaba del tercer piso vestida con un pantalón y camisa blanca como uniforme de enfermera. Según algunos testigos, Aida habría salido incluso hasta maquillada del lugar. 

De acuerdo a lo que se ha conocido, esta sería la tercera cita odontológica de Merlano, quien al parecer se estaría sometiendo a un procedimiento estético de diseño de sonrisa. La política permanecía en la cárcel el Buen Pastor y sus salidas a chequeos médicos eran recurrentes ya que sufría cuadros depresivos agudos e incluso intentos de suicidio. Ahora las autoridades se preguntan si todo no hacía parte de un plan milimétrico que de entrada deja en ridículo al Inpec al tiempo que significa una burla a la justicia. 

El director del Inpec explicó que la razón por la que Aida Merlano recibía atención particular era porque la exparlamentaria renunció al servicio de salud que ofrecen los centros penitenciarios, un derecho que según él se debe garantizar por ley. 

El presidente del sindicato del inpec, Óscar Robayo, habló esta mañana en Blu Radio y contó más detalles de lo que sucedió durante esas horas. Dijo que la dragoneante que acompañaba a Merlano le preguntó en varias ocasiones al odontólogo si la cita se demoraba más tiempo, pero supuestamente logró ser distraída por una auxiliar de enfermería del consultorio. 

3. Hubo participación de terceras personas 

El director del Inpec reconoció que sí hubo participación de terceras personas, pero quiénes y el papel que habrían jugado en el escape es materia de investigación. Precisamente, las autoridades están indagando otros detalles con el odontólogo que estuvo con ella y quien salió del consultorio solo antes de que los agentes del Inpec se percataran de la ausencia de Merlano en el mismo.

El médico, que fue dejado a disposicón de la Sijin y que en su momento no pudo dar mayor explicación sobre el paradero de la mujer, tendrá que ofrecer todos los detalles que conoce sobre la huida de Merlano, lo mismo tendrán que hacer los dos agentes del Inpec. “Hubo participación activa de terceras personas y no se descarta que los guardias entren a la actividad de investigación”, explicó el general Ruiz

Otra irregularidad tiene que ver con el conductor del Inpec. Este funcionario, que se encontraba en el primer piso del consultorio, debía estar alerta también a la salida del consultorio y según el director, no lo hizo. Una de las personas que vio a la mujer caer desde el consultorio aseguró que no vio a nadie tratando de ayudarla desde el tercer piso pero que cuando la excongresista descendió por la soga estaba muy nerviosa y alcanzó a decierles a los que estaban en el primer piso: "no digan nada, no digan nada". 

4. La reacción del celador del edificio 

Las pesquisas indican que Merlano descendió por una cuerda y abajo contó con la asistencia de un motorizado que la sacó de la zona. Al caer desde el tercer piso varias de las personas que pasaban por el lugar, que quedaron sorprendidos por la contundencia de la caída, intentaron ayudarla. El comportamiento de los transeúntes, que solo contaron con algunos segundos para reaccionar, era esperado. 

Sin embargo, lo que más ha sorprendido de las imágenes que se han conocido es la forma como responde el vigilante del lugar a la escena. El hombre no solo se acerca para ver qué ocurría con la exparlamentaria, sino que la acompaña hasta la moto en la que luego ella huyó.

5. Aida Merlano no estaba esposada y se le había modificado su esquema de seguridad

Al no tener las manos esposadas, Merlano tuvo todas las facilidades para deslizarse por la cuerda que le permitió salir del edificio. El general Ruiz explicó que la exparlamentaria salió del centro carcelario esposada, pero cuando fue dejada a disposición de profesional médico estas le fueron retiradas. Esto ocurrió, según el director, con la obligatoriedad de la guardia de no perderla de vista. 

Sin embargo, la responsabilidad no estaría solo en manos de la guardia que la acompañaba. "A Aida la perfilan en un nivel 2 de seguridad, que es un nivel de confianza, y cuando la condenan a 15 años no modifican eso apesar de que por su perfil debía permanecer en un nivel 1. Desde mayo a ella le cambiaron su esquema de seguridad, antes la acompañaban al menos 10 unidades de guardia más el cuadrante de la Policía y ahora le ponen la responsabilidad a una sola guardiana", dijo Robayo.  

6. Dos familiares habrían ingresado al consultorio 

Según las primeras versiones, en el centro médico se encontraban dos de los familiares de Aida Merlano. El director del Inpec no confirmó el parentesco de ellos con la excongresista, pero sí aseguró que están investigando si tuvieron o no participación en la huida.

Según funcionarios del Inpec, estas personas habrían ayudado, junto con la auxiliar de enfermería del consultorio, a distraer a la guardia que monitoreaba a través de un vidrio de cristal a la excongresista. “Había dos personas escondidas en el consultorio, una mujer de 25 años y un joven de 19, al parecer, hijos de Aida. To creo que el plan de fuga se genera desde hace varios meses, hay que llamar al orden a la dirección general del Inpec. Lo que hizo fue falta de previsión de los encargados de la seguridad”: dijo Óscar Robayo. 

Le puede interesar:

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro nacional del 21 de noviembre?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.