Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/15/2004 12:00:00 AM

Los cuentos de la mafia

Con una guerra de desinformación, la mafia pretende bajar la presión de la DEA y de la Policía.

Los cuentos de la mafia 'Don Diego' es el capo más buscado por la DEA y la Policía. Cinco operativos para capturarlo han fracasado y según un anónimo ya está muerto.
Entre el miércoles y el viernes de la semana pasada, las autoridades judiciales se pusieron en alerta cuando escucharon una serie de relatos increíbles sobre la muerte, en menos de 72 horas, de cuatro grandes capos de la mafia del norte del Valle del Cauca que se habrían matado entre sí.

Aunque la versión tenía todos los ingredientes para ser muy poco creíble, se llegó a pensar que podría ser cierta por la sangrienta guerra entre los 'barones' de la droga que tiene aterrorizada a la gente de Cali y del norte del Valle.

Primero se supo que gente del narcotraficante Diego Montoya Sánchez, alias 'Don Diego', sacó a la fuerza de una finca en Antioquia a Hernando Gómez Bustamante, conocido como 'Rasguño', a quien habrían desaparecido. 'Don Diego' y 'Rasguño' son quizá los más grandes capos que hay hoy en el país.

Luego, con lujo de detalles, llegó a la Policía un panfleto anónimo en que señalaba el día, 8 de febrero; la hora, 5 y media de la madrugada y el sitio exacto, bahía Cupica, en el Chocó, en donde había sido asesinado 'Don Diego'. Otro informante sostuvo que murió después de que un helicóptero sobrevoló la zona y lanzó una bomba que acabó con la vida del capo.

Posteriormente, la dirección de inteligencia de la Policía recibió una información en la que se aseguraba que habían matado a Julio Fabio Urdinola, el último reducto de la mafia conocida como 'el clan de los Henao'.

Después se dijo que Luis Alfonso Ocampo Fómeque, alias 'el Tocayo', hermano medio del narcotraficante Víctor Patiño Fómeque, extraditado a Estados Unidos, había desaparecido con ocho de sus escoltas luego de cumplir una cita entre capos en una finca en cercanías de Buga. Y un informante considerado clave por los investigadores sostuvo que 'el Tocayo' ya fue enterrado en una finca cerca de Jamundí, en el Valle. Ocampo Fómeque está solicitado en extradición dentro del mismo proceso que adelanta una corte federal de la Florida en contra de los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela.

Y para completar comenzó a circular en Cali un nuevo panfleto del grupo que se hace llamar 'Los Machos', un ejército privado de hombres dispuestos a servirle a Montoya Sánchez, en el que amenazan con eliminar a todos los amigos de Wilber Varela, alias 'Jabón', a jueces y fiscales y a todos los "torcidos" que le colaboran. La amenaza se extiende también contra el coronel Óscar Naranjo, director de la Dijin, que viene liderando, hombro a hombro con la DEA, la misión de acabar con el cartel del norte del Valle.

El oficial le explicó a SEMANA que estas versiones parecían inclinarse a un mundo de ficción de los poderosos jefes de la mafia que suelen inventar estas historias, con pistas falsas pero convincentes, para quitarse de encima la presión de las autoridades. "Creemos que puede tratarse de una guerra de desinformación de las mismas organizaciones criminales para desorientarnos porque los tenemos en la mira".

El hombre de las fugas

Aunque la persecución policial está orientada a eliminar a toda una organización criminal, lo cierto es que el que más está en la mira es Diego Montoya Sánchez. Por su cabeza se ofrece un millón de dólares de recompensa y ya son varios los millones que se han invertido en su persecución. Oficiales de la Policía y agentes de la DEA han recibido información hasta de las coordenadas exactas del sitio en que se encuentra escondido el capo.

Primero se le buscó en una lujosa residencia del barrio Ciudad Jardín, en el sur de Cali. En un segundo intento se escapó de una finca en el lago Calima. Luego fracasó de nuevo un operativo en el municipio Alcalá en el norte del Valle. Y por poco cae en manos de la Policía en un intenso operativo el pasado 29 de diciembre en una finca de Puerto Boyacá en el Magdalena Medio, en donde fueron capturados su hermano Juan Carlos Montoya y su sobrino Carlos Felipe Toro Sánchez.

El director de la institución, general Jorge Daniel Castro, le reconoció a SEMANA que no es una tarea fácil, pero aseguró con vehemencia que "el hombre cae porque cae". Dijo además que 'Don Diego' tiene muchos medios para esconderse y lo protege mucha gente: "La estrategia de los capos ha sido siempre la misma, internarse en las selvas, conformar grupos de pistoleros a sueldo que siembren el terror en las ciudades y desinformar. Eso mismo nos sucedió con Pablo Escobar, hasta que cayó".

Sin embargo, Montoya parece estar dispuesto a librar una batalla a muerte. La semana pasada logró escapar de nuevo y se internó en la selva del Magdalena Medio, en donde informaciones de inteligencia señalan que se desplaza de un lado a otro por trochas y que necesariamente cuenta con la protección de los paramilitares, a través de una red de correos e informantes. Los helicópteros continúan sobrevolando la zona, se han realizado 64 allanamientos a fincas y haciendas, y la DEA ha dispuesto toda su tecnología, aviones con sistemas de radar y sistemas de comunicación satelital, para encontrarlo.

Pero la batalla no es sólo de las autoridades norteamericanas y colombianas. Sus rivales han demostrado el odio por 'Don Diego' trabajando abiertamente con quienes legalmente lo persiguen.

"Hay confrontación entre ellos que está dando pie a que haya delaciones, que las estamos aprovechando al máximo para dar captura y hacerle seguimiento al mayor número de criminales", afirmó el ministro de Defensa, Jorge Alberto Uribe Echavarría.

El odio visceral

En el escenario de ese odio y lucha por el poder, dos grupos se declararon la guerra a muerte. El de Diego Montoya contra el de Wilber Varela y Hernando Gómez. Montoya no le perdona a Varela la muerte de Miguel Solano, su hombre de confianza, asesinado a comienzos de 2003 cuando salía de una discoteca en Cartagena. Y el odio por Gómez Bustamante radica en su acercamiento con agentes de la DEA para darles pistas de sus actividades.

A partir de ese enfrentamiento resurgieron poderosas bandas de pistoleros de lado y lado que pactaron alianzas con otros mafiosos, quienes prácticamente convirtieron en tierra de nadie varias zonas de Cali y del Valle del Cauca en donde intimidan, asaltan y matan a quienes se les atraviesen en sus operaciones delictivas. La cifra de la Policía de Cali y del Valle es escalofriante. El total de asesinatos registrados en enero de este año por ambas unidades es de 408. "Esa guerra de mafias debe ser combatida a como dé lugar", dijo el comandante de la Policía de Cali, general Mario Gutiérrez, que integró un equipo de miembros de la Sijin e inteligencia para contrarrestar la permanente pelea de los dos grupos.

El diario El País de Cali, en un reciente editorial, le pidió al presidente Álvaro Uribe que la política de seguridad democrática se haga sentir contra esas organizaciones. "Es hora de reaccionar con energía para impedir el reinado del terror y la impunidad que quieren imponer sus cabecillas".

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com