Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/23/1996 12:00:00 AM

MAUSS Y LOS 13,5 MILLONES DE DOLARES

MAUSS Y LOS 13,5 MILLONES DE DOLARES MAUSS Y LOS 13,5 MILLONES DE DOLARES
Para completar la novela de Werner Mauss, lo único que faltaba era que hubiera estado vinculado al robo más grande de la historia de Colombia, el de los 13,5 millones de dólares en 1983. El nexo es más bien indirecto, pero no por ello deja de ser delicado. Cuando Mauss apareció en el país hacia ese año, con el propósito de negociar una gigantesca extorsión pagada por la compañía alemana Mannesmann al ELN para que le permitiera construir el oleoducto Caño Limón-Coveñas, trabó amistad con Jaime Hernández Salazar, quien se desempeñaba entonces como procurador delegado para la Policía Judicial. Hernández tuvo a su cargo la investigación del robo de 13,5 millones de dólares de una cuenta del Estado colombiano en el Chase Manhattan Bank de Londres.Según una investigación adelantada en contra de Hernández por la Corte Suprema de Justicia para determinar los posibles alcances penales de sus nexos con el enigmático alemán, entre el 83 y el 86 Mauss solía hospedarse en el país en casa del procurador delegado, quien además le habría facilitado a dos agentes de la Procuraduría para que le ayudaran en gestiones de importación del equipo de la Mannesmann.Hernández, quien falleció hace algunos años, fue señalado en vida como la persona por culpa de la cual Roberto Soto Prieto no pudo ser extraditado de Austria a Colombia. El entonces procurador delegado habría cometido varios errores en la tramitación de la solicitud, que llevaron al fracaso de la diligencia, lo que en su momento despertó numerosas sospechas que, sin embargo, nunca llevaron a conclusiones definitivas. Todo esto sucedió en los años en que Mauss se alojaba con frecuencia en la casa de Hernández.Pero aparte del alojamiento en casa del controvertido investigador del caso, ¿qué más podría conectar a Mauss con el robo? Jorge Serpa Erazo, uno de los personajes cuyos teléfonos tenía Mauss en su agenda electrónica y que aparece mencionado en una carta de Eduardo Mestre al alemán en la que se estarían refiriendo a la posible adjudicación a la Siemens de un contrato de la Registraduría en un proceso que Serpa gerenciaba, era en 1983, cuando se descubrió el robo de los 13,5 millones, el director de crédito público del Ministerio de Hacienda. El telex enviado al Chase de Londres para ordenar el traslado del dinero y perfeccionar el robo, llevaba como firma su nombre. Serpa tiene dos argumentos para defenderse: el primero, que nunca hubo indicios de que él hubiera enviado el telex, pues éste tenía su nombre más no su firma _los telex no llevan firma manuscrita_, y que fue precisamente él quien denunció el robo. Y aunque de hecho las investigaciones de la época nunca apuntaron hacia él, la verdad es que ahora que aparece mencionado en el caso de Mauss y que se recuerdan los vínculos de éste con el fallido investigador del robo, muchos sienten la tentación de atar cabos.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com