El ataque ocurrió en la comuna cinco de Barrancabermeja.
El ataque ocurrió en la comuna cinco de Barrancabermeja. - Foto: Suministrada.

nación

Murió escolta de la UNP que fue baleado en medio de un robo, en Santander

Uno de los delincuentes también resultó herido en medio del intercambio de disparos.

La delincuencia e inseguridad que azota al departamento de Santander cobró una nueva vida. En esta ocasión un escolta de la Unidad Nacional de Protección (UNP) fue atacado con arma de fuego por tres ladrones, en el municipio de Barrancabermeja. Los agresores están siendo buscados por las autoridades.

El hecho se registró en inmediaciones del barrio Chapinero, comuna cinco, cuando Óscar Samir López Gómez se dirigía hacia una sede de Efecty del sector a realizar la consignación de un dinero. De acuerdo con el reporte de las autoridades, tres sujetos que se movilizaban en dos motocicletas lo interceptaron e intentaron despojarlo del dinero.

Ante dicha situación, López Gómez de inmediato reaccionó y desenfundó su arma de dotación, desatándose una balacera. El escolta, al parecer, impactó a uno de los delincuentes y justo en ese momento otro cómplice le disparó en la cabeza.

“Él salió de su casa después de que su vehículo de protección asignado estuviera varado, decidieron montarlo en una grúa, salió de allí, va a un Efecty y empiezan dos hombres a dispararle con arma de fuego, el compañero se alcanza a defender y logra impactar a uno de los atacantes, al compañero le dispararon en la cabeza”, detalló Gabriel Ochoa, presidente del sindicato de la UNP en Barrancabermeja.

Mientras que Óscar Samir quedó tendido en el piso, gravemente herido, los tres delincuentes huyeron del lugar en una sola motocicleta, dejando la otra abandonada en vía pública. Minutos después, el escolta fue trasladado hacia la Clínica Magdalena.

Allí los médicos hicieron lo posible por salvarle la vida, durante seis horas Óscar López luchó por sobrevivir, pero hacia las 3:00 p. m. su corazón dejó de latir y, pese a que fue sometido a maniobras de reanimación, no respondió.

Entre tanto, las autoridades de Barrancabermeja iniciaron las respectivas investigaciones y la recopilación de pruebas para establecer la identidad y ubicación de los responsables de este crimen, así como las causas reales del mismo. Toda vez, que no se descarta que el ataque corresponda a un atentado sicarial.

A este hecho violento se suma una balacera registrada en el municipio de Oiba, también en Santander, en donde presuntos ladrones se enfrentaron a tiros con policías que estaban en un puesto de control. Los uniformados, según la institución, les hicieron la señal de pare, la cual fue omitida por los delincuentes, quienes respondieron disparándoles a los policías.

“En las últimas horas, unidades adscritas a la Seccional de Tránsito y Transporte e integrantes del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por cuadrantes, lograron la captura en flagrancia de dos sujetos de 26 y 34 años, por el delito de fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones. Uno de los capturados es de nacionalidad venezolana”, indicó la Policía.

Agregó la autoridad que “los hechos sucedieron cuando los uniformados de la Seccional de Tránsito y Transporte, realizaban actividades preventivas y de control en la vereda La Fortuna. En ese momento, dos motocicletas en las que se trasladaban tres hombres, trataron de evadir los controles policiales, presentándose un intercambio de disparos”.

“El resultado fue la captura de dos de los presuntos delincuentes, uno de ellos resultó herido y fue trasladado al Hospital Regional Manuela Beltrán y después de una persecución por zona boscosa, el otro fue capturado”, señaló la Policía.

Sobre la presencia de estos hombres en la región, la Policía indicó que “las primeras hipótesis señalan que los presuntos delincuentes habrían ingresado a un predio ubicado en la vía, que de Oiba conduce al municipio de Guadalupe, utilizando armas de fuego en donde habrían hurtado joyas y dinero en efectivo, razón por la cual al encontrarse con el área de prevención reaccionaron en contra de los uniformados disparándoles con armas de fuego”.

Luego de la detención de los sujetos, la Policía incautó cuatro armas de fuego (tres revólveres y una escopeta), munición para las mismas, 50 gramos de marihuana y 13.800.000 pesos (dinero en efectivo), siete celulares de alta gama, joyas y una motocicleta fue inmovilizada.

Noticias relacionadas