política

Esta es la propuesta para reorganizar todos los días festivos en 2021 y 2022

La propuesta busca que los sectores hoteleros y turísticos puedan tener una mejor reactivación luego de la pandemia. El proyecto será discutido en el Congreso.


Desde que comenzó el aislamiento en marzo, uno de los sectores más afectados ha sido el turístico. Según cálculos de Cotelco, el sector hotelero ha dejado de percibir ingresos por 4,5 billones de pesos en el segundo trimestre del año y Anato, en el caso de los viajes, calcula que se dejarán de tener ventas por 3,5 billones en este año.

Así mismo, el 77,6 por ciento de los hoteles en Colombia tuvo que suspender sus actividades durante la pandemia y hasta el momento ninguno ha retomado operaciones. Solo el 10 por ciento de hoteles se ha mantenido de manera continua y el 2 por ciento tuvo que cerrar definitivamente para liquidar o vender. Además, se reporta que 8.984 personas han perdido su empleo en este sector.

Con este panorama, en el Congreso surgió una propuesta que busca reactivar estos sectores de la economía. Los aeropuertos se encuentran cerrados, las carreteras vacías y los hoteles no cuentan con huéspedes, pero los costos siguen presentes.

Según el proyecto, lo que se busca es que los festivos puedan ser reprogramados con el fin de “establecer incentivos que incrementen la demanda de las actividades de bienes y servicios del sector del turismo en Colombia, que se ha visto fuertemente afectado por la crisis sanitaria generada por el covid-19”.

El senador Carlos Meisel del Centro Demático, autor de la iniciativa, comenta que los festivos que pueden moverse puedan ser ajustados para 2021 y 2022 de forma que queden de la siguiente manera:

Para el 2021:

  • Los días seis de enero y diecinueve de marzo se trasladarán al lunes 15 y martes 16 de febrero.
  • Los días Ascensión del Señor y Corpus Christi se trasladarán a los días lunes treinta y uno de mayo y martes primero de junio.
  • Los días Sagrado Corazón de Jesús y veintinueve de junio se trasladarán al lunes veintiocho y martes veintinueve de junio.
  • Los días quince de agosto y doce de octubre se trasladarán al lunes veinte y martes veintiuno de septiembre.

Para el 2022:

  • Los días seis de enero y diecinueve de marzo se trasladarán al lunes catorce y martes quince de enero.
  • Los días Ascensión del Señor y Corpus Christi se trasladarán al lunes veinte y martes veintiuno de junio.
  • Los días Sagrado Corazón de Jesús y veintinueve de junio se trasladarán al lunes cuatro y martes cinco de julio.
  • El día quince de agosto quedará el mismo día quince del mes y el doce de octubre se trasladará al lunes diecinueve y martes veinte de septiembre.

Según el congresista, hay que hacer claridad que con el proyecto no se busca que haya más festivos, sino como se presenta anteriormente, que estos puedan ser reajustados con el fin de que los colombianos tengan más posibilidades de viajar dentro del país y puedan programar sus vacaciones con el fin de recuperar el sector turístico.

“Lo único que queremos es que en ciertos puentes que hoy existen en el país, puedan ser fusionados. Es decir, tener ocho puentes largos, y los ocho puentes que habitualmente se tenían en Colombia simplemente que no existan y que sean semanas común y corrientes como cualquier otro”, dice Meisel.

También aclara que esto no afectará la productividad de las empresas y del país, que en últimas son uno de los sectores que más les puede preocupar una medida de este tipo. “La presente iniciativa no representa ninguna carga adicional para el sector productivo, por cuanto no representa la creación de un nuevo día feriado, sino que reubica los ya existentes”, aclara el documento.

Además agrega que “las empresas industriales no se les van a incrementar un solo peso con este proyecto porque no se están incrementando los festivos. A ellos les da igual pagar las cargas prestacionales de un festivo hoy y en quince días que no dos seguidos”.

Los festivos en Colombia y en el mundo tienen una doble intención. La primera es que el trabajador pueda tener derecho a un descanso cada cierto tiempo en que se celebra una fecha importante para el país, pero más que eso para que pueda realizar turismo a ciudades o municipios cercanos.

Meisel dice que le apuesta a esta medida para la reactivación de los sectores porque se ha evidenciado que cuando se tienen más días para disfrutar de un destino esto incrementa la voluntad de realizar el viaje. Además, pone como ejemplo lo que ha pasado con la semana de octubre, por el receso de los colegios, que últimamente se ha convertido en una semana turística.

El turismo ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia / El Cabo de la vela

Por eso, el proyecto en últimas lo que contempla es que los festivos que se contabilizan en el año, diez en total, puedan ser acomodados para que queden festivos de cuatro días con el fin de que los colombianos puedan programar sus vacaciones para estas temporadas y los sectores turísticos y hoteleros se puedan ver beneficiados con la medida.

Los gremios hoteleros y turísticos hasta el momento no se han pronunciado sobre una medida de este tipo pero sí han pedido una pronta reapertura del sector para comenzar su recuperación ya que según sus registros presentan pérdidas históricas. Cotelco ha celebrado el avance en los protocolos para la apertura para el transporte aéreo pero a su vez ha pedido una apertura urgente del sector ante la profunda crisis.

Otro de los cuestionamientos que han surgido con el proyecto es si los colombianos viajarían sabiendo que financieramente se han visto también afectados por la crisis, pero Meisel cree que “si no hubiera dinero para viajar en los festivos de cuatro días, menos en los de tres”.

Además, dice que el proyecto no es menor para la pospandemia ya que este tipo de ideas innovadoras son las que se necesitan si se quiere reactivar la economía y comenta que se deberá conjugar con otras adicionales para los demás sectores.

Meisel tampoco descarta que la medida pueda ser permanente. Dice que será el mismo ciudadano quien evalúe y respalde el ajuste para que se quede luego de la pandemia.

Según calcula el parlamentario, alrededor del turismo viven unas 350.000 familias de todo el país.

Safari en Casanare: una fórmula para conquistar el turismo de la pospandemia | Semana Pódcast: