judicial

Timochenko dice que asesinato de Álvaro Gómez Hurtado fue para “cuadrar cuentas”

La declaración se dio ante la JEP. Rodrigo Londoño explicó, además, que hubo un plan para atentar contra Juan Manuel Santos, y pidió perdón al exvicepresidente Germán Vargas Lleras por el atentado en su contra.


Ante los magistrados de la Sala de Reconocimiento de la JEP, Rodrigo Londoño, el máximo jefe de las Farc, hoy partido Comunes, conocido con el alias de Timochenko, declaró este miércoles por el asesinato de Álvaro Gómez Hurtado y otros cinco casos más. El hecho sobre el que había más expectativa era justamente el del dirigente conservador, sobre el cual advirtió que se debió a un ajuste de cuentas.

Timochenko inició su relato, con un discurso leído, explicando: “Sería incongruente guardar silencio, hemos decidido asumir nuestra responsabilidad para reconocer nuestra responsabilidad y aportar verdad. Solo está el compromiso de cumplir lo pactado. Lo hemos expresado en otros momentos. El atentado que hicimos contra Germán Vargas, a quien reiteramos nuestra solicitud de perdón. Señores, y señoras víctimas, ustedes nos estimulan en la construcción de la paz. Su lucha por esclarecer los eventos que hoy nos convocan. Mandela dijo que después de escalar una montaña descubrimos que detrás hay más montañas. Confío plenamente en que con el Esfuerzo de los intervinientes en esta audiencia, escalaremos esta montaña para esclarecer la verdad”.

La JEP le preguntó si se discutía el asesinato de personas enemigas de la organización. Y explicó: Realmente, que yo recuerde, no. No lo recuerdo, no recuerdo que se haya planteado una reunión para ejecutar una acción de estas. Solamente recuerdo una vez. Cuando en la comisión de Alfonso Cano nos informa que un comando dijo estar listo para atentar contra Juan Manuel Santos. Pero nunca hablamos de realizar acciones de este tipo”.

La magistrada Julieta Lemaitre le preguntó por el secretariado y por el caso del dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado, sobre este asesinato explicó que se enteró después de lo ocurrido y que nunca hubo reacción a este hecho ni comentarios sobre el particular.

Londoño contó: “Yo llego al secretariado en el año 86, y ejercía como director de cursos militares. Me preocupé en ese momento porque me parecía demasiado grande. Me preguntaba qué me tocaba hacer. Le pregunté a Alfonso Cano, él estaba en La Causa, conocida como Casa Verde y me decía que la misma práctica iba delegando las tareas. Yo empiezo a participar en reuniones. La escuela quedaba a cuatro horas de camino. Me citaban a reuniones donde se tocaban varios temas. Estaban en conversaciones con Belisario Betancur y venía el gobierno, se me olvida el nombre del siguiente expresidente...”.

Sobre el asesinato de Pablo Emilio Guarín, contó: “Sabíamos que era un persona vinculada al paramilitarismo. Eran objetivos válidos. No se necesitaba de una reunión para tomar esa decisión. Recuerdo que lo conozco por un mensaje de Raúl Reyes que coordinaba los frentes en el sur, denominado bloque sur después. Él informa que un comando había hecho esa acción contra Guarín, el 15 de noviembre de 1987″.

La declaración se da dos días después de que Rodrigo Londoño, Timochenko, exjefe negociador de la guerrilla de las Farc, le enviara una dura carta al exmandatario Juan Manuel Santos en la que le pide que se reúna con el gobierno de Iván Duque para salvar el acuerdo de paz.

En el documento que el líder del partido Comunes compartió en sus redes sociales, dice que hoy, para muchos de los participantes en los acuerdos que promovió el Gobierno anterior, estos conducen “más a la muerte que a la vida”, sobre todo para aquellos exguerrilleros rasos “que jamás estarán en los titulares de los diarios, hasta el día que mueran”.

En la carta Londoño hace referencia a los asesinatos de excombatientes de la guerrilla que ya suman 254 desde la firma del acuerdo el de La Habana en septiembre de 2016.

Recientemente, desde la JEP, el director de la Unidad de Investigación y Acusación, Giovanni Álvarez Santoyo, presentó el informe “Silenciando la verdad: un diagnóstico de los patrones de violencia letal que afectan a excombatientes de las FARC-EP en Colombia”, que fue realizado por el Equipo de Identificación de y Advertencia Oportuna de Riesgos de la Unidad de Investigación y Acusación. De acuerdo con el director, este documento refleja la gravedad de la situación de seguridad que viven los excombatientes.