Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/15/2009 12:00:00 AM

Veinte mártires en 20 años

Después del asesinato de Luis Carlos Galán, muchos otros líderes del país le siguieron apostando a dar la batalla en defensa de la democracia.

Veinte mártires en 20 años Veinte mártires en 20 años
1. Bernardo Jaramillo Ossa
"Mariela abrázame y protégeme, porque me voy a morir. Estos h. p. me mataron", estas fueron las últimas palabras de Bernardo Jaramillo cuando un sicario lo acribilló en el aeropuerto El Dorado de Bogotá. Era el 22 de marzo de 1990. El candidato a la Presidencia por la Unión Patriótica fue asesinado por orden de Carlos Castaño, quien veía en él una amenaza que quería unir a la izquierda sin armas.

2. Carlos Pizarro Leongómez
Una ráfaga de metralleta, en un avión en pleno vuelo, acabó con la vida de Carlos Pizarro el 26 de abril de 1990. Media hora después, los Extraditables se adjudicaron el crimen del candidato presidencial. Mes y medio antes Pizarro había liderado la desmovilización del M-19. Tras 16 años como guerrillero entendió que el futuro era la democracia. "Entre todos cambiaremos la historia de Colombia, palabra que sí", repitió incansablemente.

3. Diana Turbay Quintero
La tragedia de Diana Turbay fue inmortalizada por Gabriel García Márquez en Noticia de un secuestro. El 30 de agosto de 1990 la periodista, hija de ex presidente, fundadora del noticiero Criptón y directora de la revista Hoy por Hoy, cayó en manos de Pablo Escobar, quien la usó para presionar al presidente César Gaviria para que tumbara la extradición. Al cabo de cinco meses de secuestro intentaron liberarla y en el fuego cruzado murió.

4. Enrique Low Murtra
Cuando los carteles de la droga estaban en pleno apogeo, Enrique Low Murtra (Ministro de Justicia 1987-1988) no se dejó atemorizar: advirtió que la mafia era una grave amenaza y la mantuvo a raya con la extradición. Intentaron asesinarlo en Europa, como embajador en Suiza, y finalmente lo mataron cuando iba a tomar un taxi en Bogotá, el 30 de abril de 1991. No tenía escolta ni carro blindado.

5. Mario Calderón y Elsa Alvarado
El 19 de mayo de 1997 Mario y Elsa fueron acribillados en su apartamento y delante de su pequeño hijo, Iván, de 2 años. Eran esposos y destacados investigadores del Centro de investigación y Educación Popular (Cinep). Sus proyectos en conjunto siempre se encaminaron en favor del desarrollo de las comunidades marginadas. Su asesinato fue ordenado por Carlos Castaño.

6. Andrés Escobar
En el fondo fueron la intolerancia y la cultura de la mafia las que apretaron el gatillo contra el futbolista Andrés Escobar el 2 de julio de 1994. Diez días antes, por equivocación, había anotado un autogol que dio al traste con la ilusión de Colombia en el Mundial de Estados Unidos. Eso fue el detonante para que el deportista fuera asesinado por el escolta de un poderoso hacendado de Medellín, salpicado por vínculos con la mafia, con el que tuvo un altercado.

7. Eduardo Umaña Mendoza
El 18 de abril de 1998 dos hombres que se presentaron como periodistas entraron a la oficina de Eduardo Umaña. Una vez allí, desenfundaron sus armas. Fiel a sus convicciones, denunció atropellos del Estado y asumió la defensa jurídica de sindicalistas, de marginados y de las familias de los desaparecidos del Palacio de Justicia. "Más vale morir por algo, que vivir por nada", era su lema de vida.

8. Jesús María Valle
Para asesinar al máximo defensor de derechos humanos en Antioquia, Jesús Mario Valle, el jefe paramilitar Carlos Castaño contrató a la temida banda La Terraza de Medellín. Dos sicarios de esta organización criminal lo balearon en su oficina el 27 de febrero de 1998. Valle había investigado y denunciado la alianza de militares y paras en masacres como la de El Aro y La Granja, en Ituango.

9. Jaime Garzón Forero
La mañana en que mataron a Garzón toda Colombia perdió de cuajo la risa. El agudo humorista político fue abaleado  el 13 de agosto de 1999. Garzón creó un conjunto de personajes que conquistaron al colombiano del común y con los que azotó sin descanso a toda la clase dirigente, sin importar su pelambre. Le preguntaron si temía que lo mataran y dijo: "Me da miedo es que me dejen como Navarro Wolff".

10. Jesús Antonio Bejarano
Hoy no se sabe quién mató a 'Chucho' Bejarano: si la extrema izquierda o la extrema derecha. Lo cierto es que puso su talento al servicio de desactivar la guerra: como consejero presidencial, negociador con la guerrilla y autor de libros sobre conflicto y economía agraria. El 16 de septiembre de 1999, en la Universidad Nacional, dos sicarios le pegaron un certero tiro en la frente.

11. Álvaro Gómez Hurtado
El asesinato del destacado dirigente conservador se dio cuando el país vivía la crisis del proceso 8.000. Por eso, desde narcotraficantes hasta analistas han dicho que su muerte se dio para tratar de agudizar o de acallar esa crisis. El varias veces candidato presidencial y presidente de la Asamblea Constituyente fue asesinado el 2 de noviembre de 1995 en Bogotá.

12. Yolanda Paternina
"Me dejaron sola, hoy no vino la escolta", así se quejó la fiscal Yolanda Paternina horas antes de ser asesinada en Sincelejo el 29 de agosto de 2001. Desde su oficina solicitó insistentemente protección a sus superiores en Bogotá. No era para menos. Estaba en la mira de temibles paramilitares del Bloque Norte, a quienes acusó de masacres como la de Chegue (2001), en donde asesinaron brutalmente a 28 labriegos. 

13. Kimy Pernía
La última vez que se supo algo del líder indígena Kimy Pernía Domico fue el 2 de junio de 2001, en Tierraalta, Córdoba. Esa mañana hombres armados y de civil lo obligaron a subirse en una moto. El nativo encabezó innumerables movilizaciones de resistencia en contra de megaproyectos energéticos en territorios indígenas. El jefe paramilitar Salvatore Mancuso confesó lo mandó matar y arrojar al río.

14. Consuelo Araújo
La 'Cacica', el alma del Festival Vallenato, fue asesinada por las Farc el 29 de septiembre de 2001. Los guerrilleros del frente 59, que habían secuestrado a la ex ministra de Cultura una semana antes, le dispararon cuando advirtieron la proximidad del Ejército. La masacraron y huyeron. De esta forma el folclor costeño quedó huérfano de una de sus principales matronas.

15. Orlando Sierra
Una cámara de seguridad registró el momento exacto en que el sicario Luis Fernando Soto le propinó dos tiros en la cabeza al periodista Orlando Sierra, el 30 de enero de 2002. Toda Manizales se volcó a las calles, con carteles, indignada por el asesinato del "vocero de la comunidad". Desde su columna en el diario La Patria denunció la corrupción política.

16. Guillermo Gaviria y Gilberto Echeverri
Iban por una trocha de Antioquia, liderando una singular y concurrida caminata a favor de la no-violencia, cuando descubrieron toda la maldad de las Farc. La guerrilla secuestró al gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y a su asesor de Paz y ex ministro de Defensa, Gilberto Echeverri, que sólo querían convertir a muchos al evangelio de la paz. El 21 de abril de 2003, el Ejército intentó un rescate, y las Farc los acribillaron.

17. Alfredo Correa de Andreis
Alfredo Correa era un respetado sociólogo, investigador y profesor universitario que con sus planteamientos a la comunidad se convirtió en un estorbo para las mafias para-políticas que acaparaban las riquezas de la Costa Caribe. Primero intentaron desprestigiarlo al señalarlo de guerrillero, más adelante los paramilitares acabaron con su vida, en Barranquilla, el 17 de septiembre de 2004.

18. Julián Ernesto Guevara
El mayor de la Policía Julián Ernesto Guevara cayó en poder de las Farc en noviembre de 1998, y desde entonces se fue "muriendo de a poquito", como dijo uno de sus compañeros de cautiverio. A pesar de su extrema gravedad, la guerrilla no tuvo clemencia. El 20 de enero de 2006 otros secuestrados lo encontraron muerto, aún tenía las cadenas con que la guerrilla lo sometía. Su familia todavía espera sus restos.

19. Yolanda Izquierdo
Yolanda Izquierdo acudió a cuanta autoridad pudo para pedir protección. Sabía que los paramilitares la iban a matar por ejercer el liderazgo entre un grupo de campesinos que exigían la devolución de las tierras que les arrebataron a punta de fusil. El 31 de enero de 2007, una juez de Montería le pidió volver a las 3 de la tarde "cuando hubiera luz" para atenderla. Demasiado tarde. A la salida del despacho la acribillaron.

20. Myriam Rocío Pérez
Esta juez de Medellín fue acribillada junto a sus tres escoltas el 18 de septiembre de 1992 por matones a sueldo de Pablo Escobar. La juez asumió con valentía el proceso contra el capo por el crimen del director de El Espectador Guillermo Cano. En desarrollo del proceso también fueron asesinados el abogado de la parte civil y el magistrado Carlos Valencia García.

EDICIÓN 1911

PORTADA

La mala hora del Grupo Aval

El grupo económico más grande del país enfrenta uno de sus momentos más difíciles por cuenta de actuaciones de la justicia colombiana y de Estados Unidos. Las consecuencias pueden ir más allá de los intereses del banquero.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1911

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.