bogotá

¿Bogotá, la ciudad de la bicicleta? En la administración de Claudia López aumentaron sus robos

En materia de siniestralidad, la capital del país también queda mal parada. El programa de Registro Bici no ha cumplido el objetivo.


El pasado 3 de junio se celebró el Día Mundial de la Bicicleta y Bogotá no fue ajena a esta conmemoración. Ese día, la Secretaría Distrital de Movilidad adelantó diferentes actividades gratuitas en pro de los ciclistas.

La administración distrital destacó que la capital colombiana cuenta con más de 590 kilómetros de ciclorrutas permanentes y 7 kilómetros de ciclovías temporales. Así mismo, la ciudad tiene una Política Pública de la Bicicleta, la cual garantiza recursos por cerca de $ 2,2 billones para la implementación de proyectos bici hasta 2039. De igual modo, se destacó que este año Bogotá tendrá su primer Sistema de Bicicletas Compartidas.

Aunque no se pueden negar los avances de Bogotá en esta materia, las cifras en seguridad y siniestralidad no dejan muy bien parada a la capital del país.

De acuerdo con cifras de la propia Secretaría Distrital de Seguridad, en los primeros dos años de administración de la alcaldesa Claudia López, el hurto a bicicletas se disparó en la ciudad. En todo el 2020 se presentaron 10.856 hurtos a bicicletas, un aumento del 33,5 %. Ese año, se robaron en promedio 30 bicicletas al día.

En el 2021 el panorama siguió siendo desalentador. Aunque el hurto bajó 11,4 % frente al 2020, año en el que hubo confinamiento total y restricciones a la movilidad en la ciudad, en comparación con el 2019, antes del inicio del gobierno de la alcaldesa, el hurto a bicicletas subió 18,4 % a 9.623 casos. Se robaron 26 bicicletas por día.

En los primeros meses de 2022, el hurto a bicicletas empezó a reducirse frente al año anterior, pero frente al 2019 las cifras han aumentado. En el primer trimestre de este año se robaron 2.259 bicicletas, 9 % más que igual periodo de 2019.

Ahora, con corte al 31 de mayo de 2022, hubo 3.319 hurtos en Bogotá y presenta tan solo una reducción de 0,9 % frente a los primeros cinco meses de 2019.

Para tratar de disminuir los hurtos en las bicicletas, la administración de López estableció, a partir del mes de enero de este año, la obligatoriedad de los dueños de registrar sus bicicletas en la plataforma Registro bici. Sin embargo, desde el Concejo Distrital han advertido el fracaso de este registro.

“Esta administración ha gastado cerca de $ 400 millones para poner en marcha el Registro Bici Bogotá, con la disculpa de mejorar la seguridad de los ciclistas, pero únicamente se ha inscrito el 12 % de las bicicletas que hay en la ciudad. Es una muestra clara de la improvisación de esta administración, no hay planificación, no hay metas claras”, aseguró la concejal Diana Diago.

Siniestralidad

En materia de siniestralidad, Bogotá también presenta cifras bastante preocupantes. Con corte al 30 de abril, de acuerdo con el Observatorio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (Ansv), en toda Colombia se han muerto 134 ciclistas por accidentes de tránsito y Bogotá representa el 24 % del total de esas muertes con 33 fallecidos. Frente al 2021, Bogotá es la ciudad en donde más se incrementaron las víctimas fatales.

En todo el 2021, fallecieron en Bogotá 81 ciclistas, lo que representó un aumento del 21 % frente al 2020, cuando murieron 67 ciclistas, y del 31 % frente a 2019, cuando se presentaron 62 fallecidos. De hecho, desde el 2017, los ciclistas muertos en Bogotá vienen al alza.

Al analizar la matriz de coalición, los ciclistas están falleciendo más por choques contra el transporte de carga y el transporte individual, lo que permite concluir que hace falta mayor educación y cultura en el ciclista y mejor infraestructura en cuanto a huecos para evitar este tipo de siniestros.

El contraste

Un estudio de la Universidad de Los Andes y la Universidad de Exeter de Inglaterra analizó el efecto de las ciclorrutas temporales en la siniestralidad de ciclistas y su nivel de estrés en el tráfico en Bogotá.

De acuerdo con el estudio, la tasa de siniestralidad de ciclistas pasó de 1.37/1.000 al mes en 2019 a 0.97/1.000 en 2020 gracias, de acuerdo con el estudio, a la implementación de las ciclorrutas temporales. Se advierte que esta tasa pudo haber sido 56 % más alta de no haber tenido las ciclorrutas temporales funcionando durante el 2020.

Respecto al nivel de estrés (LTS) de los ciclistas expuestos al tráfico, Bogotá pasó de tener el 69 % de sus vías con una clasificación de estrés bajo, a un 73 % gracias a las ciclorrutas temporales.

De igual modo, de acuerdo con el profesor Luis Guzmán de la Universidad de Los Andes, el estudio estima que el uso de la bicicleta como modo de transporte previno aproximadamente 145 muertes prematuras en el 2020. Esto implica un beneficio económico de cerca de 164 millones de euros (gastos ahorrados al sistema de salud).