nación

Macabro crimen: militar fue asesinado a puñaladas y pedradas en Sabana de Torres

Tres hombres fueron capturados como presuntos responsables.


Víctor José Gelvez Salina, Wilson Arley Morales Rueda y Jader Alexis Martínez fueron capturados y enviados a prisión como presuntos responsables de la muerte violenta de Camilo Antonio Viviescas Neira, de 19 años, registrada en el municipio de Sabana de Torres, Santander.

El atroz crimen ocurrió en el barrio Gaitán, la madrugada del pasado lunes 9 de mayo, cuando al parecer Viviescas fue interceptado por los tres capturados, con quienes habría sostenido una discusión que terminó en un despiadado ataque con arma blanca y piedras.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía, Viviescas Neira salió de su vivienda la noche del domingo y se dirigió hacia la gallera para buscar a uno de sus hermanos y llevarlo a casa. Sin embargo, cuando iban a mitad de camino, se regresó, al parecer, a cobrar un dinero.

Una vez terminó la diligencia, Camilo Antonio, quien estaba adscrito al Batallón del municipio de San Vicente de Chucurí en Santander, sobre la medianoche emprendió nuevamente el camino de regreso a su hogar, pero la muerte se le atravesó en el camino.

Al parecer, fue interceptado por Víctor, Wilson y Jader, quienes presuntamente habrían intentado despojarlo de sus pertenencias; Camilo opuso resistencia y justo en ese momento recibió la primera puñalada.

Gravemente herido, el joven militar salió corriendo, buscando auxilio. Pero los agresores lo persiguieron y alcanzaron cerca de un parqueadero, donde lo siguieron atacando. Le causaron más heridas con arma blanca y, presuntamente, también lo golpearon en la cabeza con una piedra, hasta provocarle la muerte.

Aunque Camilo fue llevado hacia un centro asistencial, ya era demasiado tarde. Los médicos declararon el fallecimiento. Gelvez, Morales y Salinas fueron capturados por la Policía, luego de ser señalados como los responsables.

“Mi muchacho pidió permiso para venir a compartir con nosotros. Era un joven sano, dedicado a su familia, a sus hermanos. Le tenían rabia, le querían hacer daño y él no se metía con nadie. Una de las madres de los asesinos tuvo el descaro de ir al entierro y pedirme que le quitara la demanda a su hijo. Me lo mataron, no se merecen más esos miserables”, dijo Jhoana Neira, madre de Camilo, a Q’Hubo Bucaramanga.

Los tres capturados, ante la contundencia de las pruebas recolectadas por la Fiscalía, fueron imputados por el delito de homicidio agravado y un juez con función de control de garantías les dictó medida de aseguramiento en centro carcelario

El brutal crimen ha causado conmoción entre los habitantes de Sabana de Torres, quienes exigen que los agresores sean castigados con la pena máxima y que se realicen más controles en el municipio para que estos hechos no se sigan presentando.

Les debe dar pena y remordimiento por haberle quitado la vida a ese muchacho que no se metía con nadie. Ojalá se pudran en la cárcel”, “Solo espero que no los suelten, porque esta ley de Colombia es la peor, queremos que se haga justicia Camilo”, son algunos de los comentarios que se leen en redes sociales.