nación

Por dos días estará cerrada la vía San Gil - Charalá, en Santander

La emergencia es consecuencia de la ola invernal que azota el departamento desde hace varios meses.


Las fuertes lluvias que se registraron en las últimas horas en el departamento de Santander, provocaron un deslizamiento de tierra y caída de rocas en la vía que comunica al municipio de San Gil con Charalá, lo que generó el cierre total de este tramo vial.

La afectación se registra entre los kilómetros 16 y 18, donde un alud de tierra bloqueó los dos carriles en el sector conocido como Peña del Toche. Debido a la magnitud de la emergencia, la vía podría permanecer cerrada hasta dos días, por lo cual las autoridades recomiendan a los conductores utilizar vías alternas.

Tenemos dificultades de movilidad, debido a un deslizamiento de tierra que se registró en horas de la noche como consecuencia de la ola invernal que azota la región y el país completo. En este momento hay maquinaria removiendo el lodo, la tierra y las piedras”, informó Edilson Arenas Silva, alcalde de Charalá.

SEMANA consultó al Instituto Nacional de Vías (Invías) para conocer el estado actual de estos importantes ejes viales de Santander. “Está en el momento personal y maquinaria trabajando en el sitio para tratar de abrir paso en el menor tiempo posible”, indicó Invías.

Asimismo se determinó realizar un cierre preventivo desde el kilómetro 21, ya que el riesgo es alto, debido a la escorrentía de agua que ha debilitado la montaña generando el deslizamiento de tierra, caída de rocas y árboles.

Los conductores que necesiten desplazarse a alguno de estos dos municipios pueden tomar las vías: Confines - Charalá; o Valle de San José, llegar a Ocamonte, bajar a El Palenque y subir a Charalá.

Cabe recordar que este fin de semana festivo (Día de San Pedro y San Pablo) en el municipio de Charalá se realizarán las ferias y fiestas, por lo cual el derrumbe afecta la movilidad de los visitantes. Las autoridades aseguran que el material que cayó sobre la vía podría ser retirado entre hoy y mañana.

Cancelan corridas de toros en Charalá

Tras la tragedia ocurrida el pasado domingo 26 de junio en el municipio de El Espinal, Tolima, donde se desplomaron al menos ocho palcos de la plaza de toros que había sido instalada para las ferias y fiestas que se celebraron en esta población, las autoridades en Santander tomaron la determinación de cancelar las corridas de toros programadas para el próximo fin de semana.

Luego de la presión de todo lo que sucedió en El Espinal, y lo dicho también por el presidente electo, Gustavo Petro, quien se pronunció por lo sucedido y les solicitó a los mandatarios locales suspender este tipo de eventos: “Le solicito a las alcaldías no autorizar más espectáculos con la muerte de personas o animales”.

Esto, más la temporada invernal que sigue en aumento en todo el departamento de Santander, obligó a la Alcaldía de Charalá a cancelar dos de las tres corridas de toros programadas en medio de las ferias y fiestas del municipio.

Así las cosas, se tenía previsto que este evento denominado como “las tradicionales corridas de toros en Charalá”, realizado en la plaza de toros José Antonio Galán de esta población, tuvieran espectáculo los días 3, 4 y 5 de julio.

Sin embargo, tras los cambios, solo se hará una corrida de toros el domingo 3 de julio, y las ferias ya no se terminarán el martes, como se tenía estipulado, sino que ahora serán hasta el lunes festivo, 4 de julio.

En estas ferias se esperan los espectáculos de seis ‘poderosos toros casanareños’ y seis ‘terroríficos toros llaneros’, acompañados de un show que definen como ‘la parte cómica’, pero sin la muerte al toro ni la participación de espectadores.

Por su parte, Edilson Arenas, alcalde de Charalá, fue enfático al mencionar que la plaza está en perfectas condiciones y no hay riesgo de que suceda algo similar a lo ocurrido en el Tolima.

“Durante nuestras ferias y fiestas está la programación de toros. Siempre ha sido así. Entiendo que hay ciertas reservas con lo que pasó, pero nuestra plaza es en concreto y no habrá riesgos”, aseguró el mandatario.