Home

Cali

Artículo

Jorge Iván Ospina
Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

nación

Alcalde de Cali propuso una tarifa VIP para que carros particulares circulen por el carril del MIO, pero ante la polémica se retractó

Jorge Iván Ospina explicó lo que supuestamente quiso decir con la propuesta de la tarifa VIP.

Una controvertida salió de la boca del propio alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, este viernes cuando era consultado por la crisis que atraviesa el sistema Masivo Integrado de Occidente (MIO).

Y es que, según el mandatario, los carriles de uso exclusivo del MIO están siendo desaprovechados debido a una baja frecuencia de rutas. Con eso en mente, Ospina propuso abrir este espacio a los vehículos particulares bajo una condición: el pago de una tarifa especial. La controversial iniciativa del alcalde no solo buscaba captar ingresos económicos, sino también reducir la congestión vial.

“Me parece que el corredor del MIO se desperdicia, solo pasan los carros del MIO y uno mira que la frecuencia de uso es precaria, cuando tenemos el trancón en el corredor adyacente. Pienso que en ese corredor del MIO podría haber un servicio VIP para que las personas puedan llegar rápido a su trabajo con una tarifa diferencial”, puntualizó.

Inmediatamente, esta inédita idea desató un fuerte rechazo por parte de los ciudadanos en redes sociales. Estos fueron algunos comentarios de quienes calificaron de improvisada la propuesta: “En pocas palabras, que todo mundo transiten por dónde le dé la gana, se acaba el MIO, se acaban los separadores viales y listo” y “Si el tránsito no para hoy a los que cogen de recocha el carril del MIO, ¿se imagina cómo va a ser cuando esté permitido usarlo? Lo pagan 100 y los usan todos porque claramente no se van a poner a revisar carro por carro para saber si tiene pase VIP o no”.

Ante la lapidación de la revolucionaria propuesta, al alcalde no le quedó otra que echarse para atrás y retractarse. En su cuenta de Twitter acusó a la ciudadanía de haber interpretado mal sus palabras, pues supuestamente quiso decir otra cosa.

“Jamás he dicho servicio VIP para vehículos particulares que quieran transitar por los corredores del MIO, he dicho que la transformación (del MIO) podría tener buses VIP que puedan transitar por el corredor exclusivo”, dijo en un tuit donde restringió los comentarios para no ser objeto de más críticas.

Crisis en el MIO

La Unión Metropolitana de Transportadores S.A. (Unimetro), una de las cuatro empresas que movían a los pasajeros del sistema Masivo Integrado de Occidente (MIO), pidió la terminación de su contrato que la compromete a prestar sus servicios debido a las dificultades económicas que atraviesa por falta de pagos.

Por medio de un comunicado, el concesionario informó que “solicitó la terminación anticipada del contrato de concesión como operador del sistema MIO por el acaecimiento de un riesgo que condujo al desequilibrio económico del contrato relacionado con los permanentes retrasos en el pago de la remuneración al concesionario y que conllevó al déficit económico de Unimetro”.

Según señala la empresa, la situación es insostenible, pues sus pérdidas ascienden a más de 185.000 millones. En ese sentido, Unimetro indicó que prestaría sus servicios de transporte hasta las 11:59 p.m. del miércoles 30 de noviembre del presente año. Así las cosas, tras doce años de funcionamiento, la flota de este consorcio salió de circulación este 1 de diciembre.

“Reconocemos en nuestros trabajadores su voluntad, esfuerzo, entrega y dedicación con este propósito, a todos ellos muchas gracias. Por lo anterior, estamos solicitando a Metrocali los pagos pendientes para atender prioritariamente las obligaciones laborales. De igual manera, estamos haciendo acercamientos con otras empresas operadoras de Cali y Bogotá para considerar opciones de empleo en la medida de lo posible”, añadió la compañía.

Recientemente, en entrevista con SEMANA, Oscar Ortiz, presidente de Metrocali, entidad que regula la operación del MIO, afirmó que Unimetro contaba con una flota de 164 vehículos, pero que solo 41 tienen los certificados necesarios para prestar el servicio y que apenas 30 lo hacían de manera habitual.