Home

Cali

Artículo

Juegos pirotécnicos en Manila, la capital de las Filipina, en la noche de año nuevo, imagen de referencia (AP).

nación

Pese a prohibición y anuncio de multas millonarias, en Cali quemaron grandes cantidades de pólvora en alborada decembrina

A la medianoche se quemó pólvora indiscriminadamente en Cali para recibir el último mes del año.

Grandes cantidades de pólvora se quemaron en Cali a la medianoche de este jueves 1 de diciembre en la ya habitual alborada. Los juegos pirotécnicos aparecieron en el cielo a pesar de que horas antes las autoridades anunciaran la rotunda prohibición de su uso y multas millonarias para quienes incumplieran la medida.

“Noche llena de pólvora en Cali, la famosa alborada se realizó por toda la ciudad y la prohibición de las autoridades quedó en anuncios”, criticó el concejal Roberto Ortiz, recordando las medidas dadas a conocer este miércoles para intentar reducir la cifra de 32 personas quemadas que se registró en 2021.

En diversos videos difundidos en redes sociales quedó en evidencia la masiva quema de pólvora en toda la ciudad y, por ende, el incumplimiento de las restricciones.

El uso de pólvora no solo deriva en heridos, sino también en problemas para los animales. Y es que, según el Movimiento Animalista del Valle y Conexión Animal, al menos 3.804 animales tuvieron afectaciones en la ciudad durante los diciembres de 2018, 2019, 2020 y 2021.

La quema de pólvora para recibir el inicio del último mes del año estuvo acompañada de aglomeraciones públicas, música a altos volúmenes e ingesta de licor en vía pública en varios sectores de Cali. Por eso, la Secretaría de Seguridad y Justicia dice que alcanzó a suspender la alborada en el barrio Villa Veracruz.

Cabe recordar que la Alcaldía de Cali y su área metropolitana (los municipios de Palmira, Yumbo, Candelaria y Jamundí) informó este miércoles sobre la expedición de un decreto que prohíbe la venta y el uso de pólvora, y estipula altos castigos económicos a quienes incumplan.

Jimmy Dranguet, secretario de Seguridad y Justicia de Cali, dio a conocer los pormenores de la medida: “Suspendemos la expedición de permisos para los establecimientos que, generalmente, venden pólvora en Cali. En las tiendas de barrio y diferentes establecimientos no se podrá vender pólvora. Así mismo, queda prohibido cualquier tipo de comercialización de pólvora en el espacio público: en el centro de la ciudad, las entradas y salidas, en algunos sectores del oriente y la ladera que, tradicionalmente, han tenido venta indiscriminada de pólvora”.

“Los municipios vecinos se suman a esta restricción, por eso no habrá comercialización de pólvora ni en Cali ni en estas localidades, así se acaba la estrategia de comprar afuera y quemarla en la ciudad”, aseguró.

De acuerdo con el funcionario, solo podrán quemar pólvora, principalmente en eventos, los expertos en su uso, quienes deberán cumplir una serie de requisitos que serán “extremados”.

El funcionario también anunció que quienes sean sorprendidos vendiendo pólvora o quemándola recibirán multas de 20 salarios mínimos mensuales legales vigentes, es decir, 20 millones de pesos. “Los padres de los niños que sean sorprendidos manipulando pólvora serán sancionados drásticamente”, puntualizó.

Adicionalmente, Dranguet ofreció hasta cinco millones de pesos como recompensa por información que permita dar con la ubicación de centros de acopio clandestinos de pólvora.

El decreto que establece las restricciones estará vigente hasta el 31 de enero de 2023.