norte de santander

Dos hermanas deportistas murieron tras ser arrastradas por una quebrada en Catatumbo

Estas jóvenes formaban parte de un campeonato que se realizaba en la región.


En las últimas horas fueron hallados los cuerpos de dos jóvenes promesas del deporte que fueron víctimas de la creciente de una quebrada ubicada en el departamento de Norte de Santander.

Los hechos se registraron el pasado fin de semana en el municipio de Hacarí, región del Catatumbo, cuando Yurley y Andrea Figueroa, intentaron cruzar una quebrada en la zona rural, la cual había incrementado su cause debido a las fuertes lluvias.

Tras esta situación, los organismos de socorro de dicho municipio iniciaron los trabajos de búsqueda desde el primer momento que se reportó la emergencia el pasado domingo 31 de julio. Sin embargo, estas labores de rescate finalizar sin éxito.

Las hermanas se encontraban en dicha población participando de un campeonato interveredal que terminó en una lamentable tragedia. Se pudo conocer que ellas formaban parte del equipo femenino de fútbol.

La noticia del fallecimiento fue confirmada por el alcalde de Hacarí, Deyvy Bayona Guerrero, quien lamentó lo sucedido y extendió sus condolencias a la familia afectada que hoy está de luto.

Jóvenes amantes del fútbol y con muchos sueños por cumplir. A su familia y amigos Dios les conceda fortaleza ante esta irreparable pérdida”, señaló el mandatario regional a través de redes sociales.

Las fuertes lluvias que se registran en este departamento desde hace tres meses han dejado deslizamientos de tierra, inundaciones y ha cobrado la vida, con esta nueva tragedia, de diez personas, entre ellas tres niños de una misma familia.

Actualmente, los 40 municipios que comprende este departamento presentan afectaciones en múltiples índoles, como lo es deslizamientos de tierra, deterioro en la malla vial, viviendas colapsadas, inundaciones, pérdidas humanas, de enseres y animales, entre otras problemáticas.

Además, esta ola invernal ha provocado que más de 50 familias hayan tenido que evacuar de sus viviendas debido al riesgo de presentarse una remoción en masa o crecientes súbitas de los ríos.

Por su parte, la consejera departamental de Gestión de Riesgos y Desastres, Adriana Milena Arias, dio a conocer en las últimas horas que estas muertes que ha dejado la ola invernal corresponden a una mujer en el municipio de Ábrego, dos más en el municipio de Tibú y tres en zona rural del municipio de Sardinata, todos pertenecientes a la zona del Catatumbo.

Debido a estas emergencias, la funcionaria indicó que Norte de Santander se ubica entre los cuatro departamentos más afectados por las condiciones climáticas. Por tal motivo, manifestó que se vienen realizando trabajos en articulación con la Cruz Roja, Defensa Civil, Bomberos, Corponor y el Instituto de Vías (Invías), con el fin de atender estas situaciones.

Por su parte, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, mediante un Puesto de Mando Unificado que se llevó a cabo en la ciudad de Bogotá con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, dejó en evidencia la grave situación que atraviesa el departamento.

El mandatario expuso que son 4.087 damnificados de las emergencias en los 40 municipios. Sin embargo, aclaró que 22 territorios se han visto fuertemente afectados por la temporada de lluvias, dañando los cultivos, carreteras y viviendas en general.

El gobernador Serrano aseguró que: “El departamento ha invertido arriba de los 6.800 millones de pesos en atención de emergencias por las fuertes lluvias”. Seguido, reveló cuáles son los municipios que presenta más daños: Bochalema, Lourdes, Durania, San Calixto, Ocaña, Salazar, Cáchira, Convención, La Playa, Hacarí, Cucutilla, Arboledas, Chitagá, Mutiscua, Pamplonita, Ábrego, Los Patios, Tibú, Chinácota, Cúcuta, Bucarasica, El Tarra y San Cayetano.