Home

Cúcuta

Artículo

SEMANA conoció que los oficiales primero se emborracharon en el comando de Policía y después se fueron a pelear al concierto.
SEMANA conoció que los oficiales primero se emborracharon en el comando de Policía y después se fueron en unas camionetas institucionales a pelear por querer entrar al concierto. - Foto: Wikipedia

cúcuta

Escándalo en la Policía de Cúcuta: dos coroneles fueron retirados porque habrían intentado colarse borrachos en un concierto

Mientras que la Policía dice que los involucrados estaban de descanso, SEMANA conoció el documento donde prueba que este hecho se habría presentado en servicio de los coroneles.

Un nuevo escándalo sacude a la capital de Norte de Santander, en el que están involucrados dos coroneles de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), quienes al parecer, estaban borrachos e intentaron colarse en un concierto el pasado fin de semana.

SEMANA revela la situación que protagonizó el subcomandante (J2) y el comandante Operativo (J3) de la Mecuc en horas de la noche del viernes 25 y parte del sábado 26 de noviembre, durante un concierto de música vallenata realizado en la Plaza de Banderas.

J2 estaba de cumpleaños ese día y que con J3, dos mayores, una capitana y dos tenientes empezaron a tomar ahí adentro en el casino de oficiales de la metropolitana de Cúcuta y se prendieron, se emborracharon y salieron del Comando en unas camionetas institucionales y llegaron al concierto en el cual ellos no tenían boletas”, señaló una fuente a este medio.

Tal parece que a estos involucrados no les habría importado utilizar los vehículos de la Policía y seguir la rumba fuera de la Institución, ubicada en el barrio San Mateo.

Quisieron entrar a la fuerza con lo que llaman: usted no sabe quién soy yo. Soy el comandante y ahí se formó un tropel, tanto así que la Policía que estaba de servicio en el concierto tuvo que intervenir y controlar la situación. Ellos se agarraron, se pelearon ahí los dos borrachos”, mencionó la fuente.

Y como si fuera poco, agregó “dentro de la borrachera y el estado en el que estaban, los comandantes besándose con las tenientes, eso era Sodoma y Gomorra”.

Ante este comportamiento inapropiado, la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) emitió un comunicado donde señaló que esta situación fue puesta en conocimiento de la Inspección General de la Institución para investigar a fondo lo sucedido donde por sus actos los coroneles fueron suspendidos de sus cargos.

Los que acompañaban a los dos coroneles también están siendo investigados por esa conducta mientras que J2 y J3 si fueron apartados de sus cargos porque la queja al día siguiente le habría llegado a J1 (comandante de la Mecuc) y él citó a todos los oficiales al Comando y les reprochó sobre sus actos”, puntualizó la fuente en este medio.

La Mecuc confirmó que los dos funcionarios fueron apartados de sus cargos mientras se adelantan las correspondientes actuaciones administrativas y disciplinarias con el propósito de aclarar lo ocurrido.

Sin embargo, argumentaron que los coroneles estaban de descanso, pero SEMANA conoció el Poligrama N° 1336 donde prueba lo contrario. Es decir, dicho permiso empezaba a regir a las 6:30 de la mañana del sábado y los actos sucedieron en la madruga del mismo día de acuerdo con el comunicado de las autoridades.

SEMANA revela detalles de todo lo que pasó en la fiesta que terminó en desorden.
SEMANA revela detalles de todo lo que pasó en la fiesta que terminó en desorden. - Foto: Exclusivo de SEMANA

“Rechazamos el comportamiento inapropiado de estos oficiales de la Policía, reconocemos el actual del comandante de la policía de Cúcuta que de manera inmediata ordenó las investigaciones, pero los oficiales no se encontraban de descanso como manifestó la Policía en un comunicado, los descansos iniciaban al día siguiente, inclusive un mayor quien también está involucrado en estos hechos, era el supervisor del servicio de Policía dispuesto para el concierto, es decir todos actuaron en servicio”, expresó en SEMANA el defensor de derechos humanos, Diego Villamizar.