Home

Nación

Artículo

En esta región piden que este proceso de paz no sea igual que los anteriores. - Foto: AFP

norte de santander

Gobernador de Norte de Santander es optimista por los diálogos con ELN

La región del Catatumbo sería el principal territorio que necesita un cese al fuego.

Este lunes 21 de noviembre se reanudaron las conversaciones de paz entre el Gobierno del presidente Gustavo Petro y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), esto con el fin de acabar con las acciones violentas que tienen en jaque varias regiones del país, específicamente en Norte de Santander.

Este departamento se ha visto sumergido en la guerra desde hace muchos años y el principal deseo de Petro es llegar a un acuerdo y así lograr un cese al fuego de ambas partes. Si esto se llegase a dar, los nortesantandereanos que habitan en la región del Catatumbo vivirán en paz y sin temor como lo han hecho por décadas.

En ese sentido, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, se mostró enfático con los anuncios del presidente Petro de restablecer la paz en todo el territorio nacional, pues esto sería el inicio del cambio que ya comenzó.

Este diálogo nos llena de ilusión a un conflicto que no tiene razón de ser, para los pobladores de esta región es importante que desde el territorio se pueda lograr una atención a los problemas que por años ha generado la violencia, especialmente en la región del Catatumbo”, puntualizó el mandatario.

Después de ese anuncio que se hizo en Caracas (Venezuela), quedó claro que la mesa de diálogo no empezará desde cero, sino que se retomarán los avances que se dejaron en 2016; sin embargo, los defensores de los derechos humanos en este departamento esperan que este proceso no quede como los anteriores.

El Gobierno no puede cometer los mismos errores que se cometieron con las Farc, en el que su resultado fue una serie de violencia e incremento de cultivos ilícitos en la región. Si el ELN realmente tiene voluntad y quiere iniciar unos diálogos, deben ser ellos quienes manifiesten su voluntad en las regiones donde tienen control territorial, en términos del derecho internacional humanitario”, resaltó en SEMANA el defensor Diego Villamizar.

Así mismo, mostró su preocupación debido a que en lo corrido de este año se han presentado más de 100 acciones terroristas contra las autoridades en esta región, por lo que pide que este grupo armado debe anunciar un cese al fuego unilateral de todas sus actividades criminales y terroristas.

Es un grave error para el Catatumbo, lo que anunció el Gobierno nacional de suspender las órdenes de captura de miembros del ELN sin condicionar a esta organización, aunque con fachada de guerrilla. En la región solo son un grupo criminal que sus actividades ilegales son: el secuestro, extorsión y control de cultivos ilícitos y rutas del narcotráfico al servicio de carteles mexicanos y cartel de los soles que entre otros son manejados por generales de la guardia venezolana de la dictadura de Maduro”, expresó Villamizar en este medio.

Del mismo modo, señaló que si no se condiciona a estas organizaciones narcoterroristas, el resultado va a ser peor que la actualidad, pues aseguró que con estas acciones se limitaría el accionar de la Fuerza Pública en la región.

“El ELN, luego de las Farc, son los responsables de ciento de amenazas y asesinatos contra líderes sociales y defensores de derechos humanos (...) Acá debe existir unas mínimas garantías, la paz se logra teniendo en cuenta a las víctimas, a los territorios, que existan garantías de no repetición de las graves violaciones de derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario que han cometido el ELN en Norte de Santander”, puntualizó el defensor en SEMANA.

Los nortesantandereanos, y en especial los pobladores de la región del Catatumbo, clamaban por este reinicio de los diálogos de paz para así generar la posibilidad de un cese bilateral al fuego con los diversos grupos armados.