justicia

Así negocian la Fiscalía y ‘la Patrona’ para hallar más culpables del millonario fraude a la Dian

Se espera que el testimonio de Olga Lucía Ramírez, la mujer que facilitó que empresas privadas se quedaran con más de 2 billones de pesos de recursos del IVA, desvele los peces gordos del que Iván Duque calificó como “el cartel de la evasión del IVA”.


Olga Lucía Ramírez, alias ‘la Patrona’, lideró una red que expidió facturas falsas para más de 2.000 empresas, las cuales evadieron más de 2,3 billones de pesos en impuestos.

Luego de su detención, que se produjo en agosto de 2019 en un operativo de la Fiscalía y la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), el presidente Iván Duque afirmó: “Podemos decir con toda claridad que ha caído el ‘cartel de la evasión del IVA’, uno de los carteles más grandes que tenía el país en esa materia”.

Ahora, el Gobierno espera que el testimonio de Ramírez desvele a otros culpables comprometidos en este andamiaje de desfalco al Estado.

Luego de la operación en la que fueron capturados Ramírez y siete personas más, el entonces director de la Polfa, Juan Carlos Buitrago, calificó el entramado orquestado por Ramírez durante 12 años como “un ‘Panamá Papers’ a la colombiana”. Según él, ‘la Patrona’ constituía una pieza importante de un rompecabezas al que aún le quedan muchos culpables por descubrir.

Hoy, la Fiscalía está cerca de llegar a un acuerdo con Ramírez, acusada de varios delitos, entre los que figuran enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir. La propuesta de la acusada se basaría en no tomar acciones penales por los delitos de enriquecimiento ilícito y falsedad ideológica en documento privado, así como la firma de un preacuerdo por concierto para delinquir.

La disminución en la pena de Ramírez, entonces, sería muy provechosa. No obstante, la Fiscalía confía en que sea igual de beneficiosa para hallar a más culpables. Ramírez es determinante en su búsqueda y la lista sería numerosa, pues se calcula que a esta red se habrían vinculado cerca de 2.000 empresas del país.

Ramírez, de 53 años, realizó facturas falsas para alcaldías, abogados, cajas de compensación, almacenes de grandes superficies, entidades bancarias, entre otros. Para ejecutar su plan, constituyó más de 12 compañías fantasmas para facturar diversos bienes y servicios.

Algunas de ellas eran Comercializadora Díaz SAS, Fedeléctricos Remad, Comercializadora Mundial GD, Distribuidora de Hierros y Mallas, Comercializadora Sismmets SAS, Depósitos y Ferretería Dandy SAS. Las entidades y firmas que trabajaban con Ramírez le pagaban a alguna de las anteriores organizaciones fantasma el 21 por ciento del total facturado.

Archivo Semana - Según la DIAN, la red que manejaba Ramírez falsificaba facturas y creaban empresas de papel para luego reclamar impuestos.
Archivo Semana - Según la DIAN, la red que manejaba Ramírez falsificaba facturas y creaban empresas de papel para luego reclamar impuestos. - Foto: Archivo Semana

Ramírez se convirtió en una “empresaria” de ferreterías y asesorías contables. Entre semana era reservada y se movilizaba en carros públicos de su propiedad; los fines de semana usaba autos de lujo y compraba ropa costosa. Además, realizaba constantes viajes al exterior.

El general (r) Buitrago afirmó que era una ferviente seguidora de la santería. Tenía varios contactos con una pitonisa de Guatemala, a quien le pagaba para que su negocio prosperara.

Además de Ramírez, por este multimillonario fraude al Estado, el pasado mes de diciembre fueron condenados a 48 meses de prisión: Tránsito Gómez Chacón, John Carlos Barbosa y Abel Medina Salcedo. Todos llegaron a un preacuerdo para aceptar el delito de concierto para delinquir. Gómez y Barbosa fueron enviados a prisión, mientras que a Medina le dieron casa por cárcel por enfermedad.

Hace un año, otros dos implicados, John Jairo Salazar y Katherine Angélica Contreras Quevedo, recibieron una pena de cinco años y seis meses de cárcel.

Cuando fue detenida, Ramírez afirmó que ella era solo una ficha y que había “personas mucho más grandes” comprometidas. Ahora se espera que sus testimonios se conviertan en la clave para dar con más culpables.