Home

Medellín

Artículo

Cuatro personas fueron puestas bajo custodia policial en E..UU. por abusos contra niña.
Dos menores fueron puestos a disposición de las autoridades por presunto abuso sexual contra sus dos hermanas en Antioquia. - Foto: Getty images (imagen de referencia)

antioquia

Dos adolescentes son señalados de abusar a sus pequeñas hermanas en Antioquia

Los implicados aceptaron las responsabilidades en el caso revelado por la Fiscalía General de la Nación.

Un nuevo caso de presunto abuso sexual sacude al departamento de Antioquia. En las últimas horas, un juez avaló el aseguramiento de dos adolescentes que habrían atacado a sus hermanas menores en el municipio de Apartadó. Los hechos están siendo investigados por una unidad especializada de la Fiscalía General de la Nación en esta región del país.

El proceso daría cuenta que los hombres de 15 y 16 años sometían a dos niñas a prácticas ilegales dentro de una vivienda de esta población del Urabá durante agosto de 2020. En ese momento, ambos sujetos habrían protagonizado tocamientos de carácter sexual y accedieron carnalmente contra sus familiares, según el ente de acusación.

En el instante en el que ocurrieron los hechos, que son materia de estudio por parte de las autoridades judiciales, las menores tenían 9 y 13 años. Ellas señalaron a sus hermanos mayores del supuesto crimen que agudiza las condiciones de seguridad de las mujeres, tal como lo han alertado los organismos que defienden los derechos humanos.

Tras recibir la denuncia, la Policía Nacional los detuvo con una orden que emitió un juzgado del departamento. En el documento se justificaron cada una de las conductas delictivas que habrían protagonizado hace dos años en el municipio de Apartadó. Tras la legalización del proceso, la Fiscalía General de la Nación imputó varios cargos.

Al adolescente de 15 años le sumaron el delito de actos sexuales con menor de 14 años, mientras que su hermano de 16 años deberá responder por los supuestos hechos punibles de actos sexuales con menor de 14 años y acceso carnal abusivo con menor de 14 años, tal como lo expuso la Unidad de Infancia y Adolescencia de Antioquia.

Ahora bien, el ente de acusación reveló que las dos personas aceptaron haber cometido cada una de las faltas descritas por sus pequeñas hermanas. En consecuencia, un juez de la República tomó la decisión en las últimas horas de recluirlos en un centro especializado de menores de edad, mientras avanzan las investigaciones en su contra.

Este caso se ha repetido en el departamento. Según los cálculos publicados en el mes de octubre por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Medellín, entre el 1.° de enero y el 31 de octubre, los profesionales de esta entidad atendieron 761 denuncias por presunto abuso sexual en esta región. Las alarmas están encendidas.

Las víctimas más frecuentes son las mujeres, quienes han alertado por otra serie de violencias. Según los datos analizados por el Observatorio de Asuntos de Mujer y Género de Antioquia, durante el año de 2022, se han registrado 12.142 casos de violencia intrafamiliar, el 72 % de ellos cometidos contra mujeres.

Por ejemplo, un patrullero activo de la Policía Nacional fue enviado en las últimas horas a un centro carcelario del departamento de Antioquia en medio de las investigaciones que afronta por haber protagonizado, supuestamente, un abuso sexual contra una menor de 13 años en el municipio de Andes, ubicado en la subregión del suroeste antioqueño.

Los hechos estudiados por la Fiscalía General de la Nación dan cuenta de que los presuntos delitos se habrían cometido de manera repetitiva entre los meses de octubre de 2021 y febrero de este año. Al parecer, ocurrieron en una zona semirrural de esta población, según el testimonio que suministró a las autoridades la víctima.

El material probatorio recopilado por el ente de acusación pondría en evidencia que los supuestos vejámenes habrían sido cometidos en la residencia del uniformado de 30 años. El director de la entidad en Antioquia, Daniel Parada Bermúdez, sostuvo que los encuentros se realizaban en las horas de la madrugada para evitar quedar en evidencia.